Roacutan – Isotretinoína

0

¿Qué es y para qué sirve el Roacutan?

El Roacutan (isotretinoína) es un derivado de la vitamina A (ácido 13-cis-retinoico) que se administra por vía oral en forma de pastilla con una comida durante unas 15-20 semanas para combatir el acné; también puede ser prescrito en dosis menores para un tratamiento de hasta seis meses o más.

Se recomendó originalmente el Roacutan para las personas con acné severo que no responden a otros tratamientos, pero en los últimos 25 años ha ganado en popularidad y se prescribe cada vez más en casos de acné menos severos. A pesar de su efectividad para tratar el acné, es un medicamento que puede causar defectos de nacimiento graves, así como efectos secundarios potencialmente duraderas para en el paciente.

¿Cómo funciona el Roacutan?

Se desconoce cómo funciona exactamente el Roacutan a nivel celular, no obstante, sí ha demostrado combatir eficazmente los diferentes tipos de acné.

  • Disminuye el tamaño de las glándulas aceitosas de la piel y reduce aún más drásticamente la cantidad de aceite que estas glándulas producen.
  • Disminuye la rapidez con que la piel produce células de la piel dentro del poro, dificultando que los poros se obstruyan.
  • Tiene propiedades anti inflamatorias.

Efectividad del Roacutan

Aunque el acné pueda seguir empeorando durante el primer mes de uso en aproximadamente el 30% de los pacientes; el Roacutan logra una eliminación parcial o total del acné en más del 90% de las personas que completan un ciclo de tratamiento.

Las dosis de Roacutan recomendadas por su médico dependerán del peso del paciente y el grado de severidad del acné (0,5 mg – 2 mg / Kg). Aunque alrededor de uno de cada tres pacientes pueda padecer una recaída, este valor varía en función de las dosis suministradas. Las dosis bajas a largo plazo reducen los riesgos de efectos secundarios.

A utilizar con precaución en:

  • Mujeres que pueden quedar embarazadas.
  • Antecedentes de depresión.
  • Disminución de la función renal.
  • Alcoholismo.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Trastornos del metabolismo de los lípidos.

Este medicamento no se recomienda en niños menores de 12 años de edad.

No debe utilizarse durante:

  • El embarazo.
  • La lactancia materna.
  • El acné que se ha desarrollado antes de llegar a la pubertad.
  • Personas con disminución de la función hepática.
  • Personas con altos niveles de grasas (lípidos).
  • Una condición resultante del consumo excesivo de vitamina A (hipervitaminosis A).
  • Personas que toman antibióticos de tipo tetraciclina.
  • Personas con alergia al maní o soja.
  • Problemas hereditarios raros de intolerancia a la fructosa.

Este medicamento no debe utilizarse si es alérgico a cualquiera de sus ingredientes.

Efectos secundarios

El Roacutan es una medicación sistémica que afecta a todo el cuerpo. Los efectos secundarios son numerosos y afectan a más del 80% de los pacientes. Aunque estos efectos suelen ser leves o moderados y reversibles, en algunos casos pueden ser graves o de largo plazo.

Muy frecuentes (afectan a más de 1 de cada 10 personas)

  • Piel seca (inflamación, descamación, picazón, aumento de la fragilidad de la piel).
  • Labios secos, inflamados y agrietados.
  • Sequedad en los ojos.
  • Dolor en los músculos y las articulaciones. Debe evitar la actividad física intensa mientras esté tomando este medicamento.
  • Anemia.
  • Cambios en el número de plaquetas (células sanguíneas) en sangre.
  • Aumento del nivel de triglicéridos (grasas) en sangre.
  • Aumento de las enzimas hepáticas.
Te recomendamos leer este artículo:  Clonazepam

Comunes (afectan entre 1 de cada 10 y 1 de cada 100 personas)

  • Sequedad de la mucosa de la nariz.
  • Dolor de cabeza.
  • Disminución del número de leucocitos en sangre.
  • Aumento de los niveles de azúcar y colesterol en sangre.
  • Presencia de sangre o proteína en la orina.

Raros (entre 1 de cada 1.000 y 1 de cada 10.000 personas)

Muy raros (afectan a menos de 1 de cada 10.000 personas)

  • Glándulas inflamadas.
  • Diabetes.
  • Comportamiento anormal.
  • Trastornos psicóticos (delirios, alucinaciones).
  • Pensamientos o intentos suicidas.
  • Convulsiones.
  • Somnolencia.
  • Mareos.
  • Hipertensión intracraneal benigna (consulte inmediatamente a su médico si experimenta un dolor de cabeza severo acompañado de náuseas, vómitos y alteraciones visuales).
  • Alteraciones visuales (visión borrosa, cataratas, disminución de la visión nocturna, etc).
  • Queratitis (inflamación de la superficie del ojo).
  • Problemas de audición.
  • Ronquera.
  • Sequedad de garganta.
  • Dificultades para respirar debido a un estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Náuseas.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (consulte inmediatamente a su médico si tiene diarrea severa con sangre).
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis).
  • Hepatitis (Inflamación del hígado).
  • Inflamación del riñón (glomerulonefritis).
  • Reacción anormal de la piel a la luz.
  • Aumento de la pigmentación en la piel.
  • Aumento de la sudoración.
  • Brote de acné.
  • Trastornos óseos (artritis, crecimiento del hueso, osteoporosis, calcificación de tendones o ligamentos).
  • Inflamación de los tendones (tendinitis).

Reacciones graves potencialmente mortales de la piel

  • Eritema multiforme.
  • Síndrome de Stevens-Johnson.
  • Necrólisis epidérmica tóxica.
  • Degradación muscular (rabdomiolisis).

Todos estos efectos secundarios pueden no incluir todas las contraindicaciones reportados por el fabricante del medicamento. Para obtener más información, consulte con su médico o farmacéutico.

Dejar un comentario