Dolor de cabeza (cefalea)

0

El dolor de cabeza se define como un dolor que surge de la cabeza. Este dolor se origina cuando los tejidos y estructuras que rodean el cráneo o cerebro se inflaman o irritan, resultando en un dolor de cabeza o cefalea.

Tipos y causas

Existen diferentes tipos de dolores de cabeza; de hecho, se ha establecido más de 150 diagnósticos distintos. Los tipos de cefalea más comunes incluyen:

  • Las cefaleas primarias son enfermedades independientes causadas directamente por la hiperactividad, o con problemas en algunas estructuras de la cabeza que son sensibles al dolor (vasos sanguíneos, músculos y nervios). También pueden ser el resultado de cambios en la actividad química del cerebro.
    • Cefaleas tensionales: También denominados dolores de cabeza crónicos diarios o dolores de cabeza no progresivos crónicos, este tipo de dolor de cabeza es el más frecuente entre adultos y adolescentes. Estos dolores de cabeza se originan por contracción muscular, causando un dolor leve a moderado y que aparecen y desaparecen durante períodos de tiempo prolongados.
    • Migrañas: aunque las causas exactas de las migrañas son desconocidas, la genética juega un papel importante; existen ciertos tipos de migrañas que están asociados con anomalías hereditarias en ciertas partes del cerebro. El dolor de las migrañas suele ir de moderado a severo, a menudo descrito como palpitación o dolor punzante. Las migrañas pueden durar desde pocas horas a tres días y suelen producirse cuatro veces al mes. Este tipo de dolor de cabeza se asocia con síntomas como la sensibilidad a la luz, el ruido, olores, náuseas o vómitos, pérdida de apetito y malestar estomacal o dolor abdominal.
    • Síndrome de dolor de cabeza mixto: también demonimados migrañas transformadas, son una combinación de migraña y de cefalea tensional. Tanto niños como adultos pueden experimentar este tipo de dolor de cabeza.
    • Cefaleas en racimo: el tipo menos común, pero el más grave. El dolor de una cefalea en racimos se localiza detrás de un ojo o en sus proximidades. Este tipo de dolor es muy intenso y puede ser descrito como una sensación de ardor o perforación. Las cefaleas en racimo se producen de una a tres veces al día durante un período de brotes, que puede durar de dos semanas a tres meses. Este tipo de dolor de cabeza puede desaparecer por completo durante meses o años y resurgir.
  • Los dolores de cabeza secundarios son síntomas de otra condición que estimula los nervios sensibles al dolor. Existen un gran número de diferentes condiciones que pueden causar dolores de cabeza secundarios (coágulos de sangre, congelación del cerebro, envenenamiento por monóxido de carbono, deshidratación, glaucoma, ataques de pánico, uso excesivo de determinados medicamentos, accidente cerebrovascular, etc.
    • Dolor de cabeza sinusal: se asocian con un dolor profundo y constante en los pómulos, la frente o el puente de la nariz. Este dolor se suele intensificar con el movimiento repentino de la cabeza o el esfuerzo, y por lo general se presenta con otros síntomas de la sinusitis, tales como la secreción nasal, sensación de plenitud en los oídos, fiebre, y edema facial.
    • Dolor de cabeza agudo: su causa más común suele ser la de una infección respiratoria o sinusitis. Estos dolores ocurren de repende y desaparecen después de un período de tiempo relativamente corto.
    • Dolores de cabeza hormonales: a menudo asociados con cambios en los niveles hormonales de las mujeres que ocurren durante la menstruación, el embarazo o la menopausia. Los cambios hormonales inducidos químicamente también puede provocar dolor de cabeza (píldoras anticonceptivas).
    • Dolores de cabeza crónicos y progresivos: este tipo de cefalea empeora y surge con más frecuencia con el tiempo. Son el tipo menos común. Pueden ser el resultado de una enfermedad o trastorno del cerebro.
Te recomendamos leer este artículo:  Pirosis - Acidez estomacal

Tratamiento

El tratamiento apropiado dependerá de varios factores, incluyendo el tipo y la frecuencia de los dolores de cabeza y su causa. No todos los dolores de cabeza requieren tratamiento.

Generalmente, medicamentos para combatir los síntomas (dolor de cabeza), la gestión del estrés, y el descanso, suelen ser los métodos recomendados y necesarios para el tratamiento de la cefalea.

Es importante seguir la recomendación de su médico y/o farmacéutico, ya que aunque existen varios fármacos útiles para aliviar el dolor de cabeza sin necesidad de receta médica, el abuso en las dosis puede provocar un efecto rebote.

¿Cómo reducir el riesgo de padecer dolor de cabeza?

Existen una serie de pasos que se pueden tomar con el fin de reducir el riesgo de cefalea o reducir el dolor de cabeza:

  • Descanso apropiado.
  • Mantenerse bien hidratado.
  • Reconocer y minimizar las situaciones de estrés.
  • Evitar el consumo excesivo de medicamentos. El abuso de medicamentos contra el dolor de cabeza (incluyendo los de venta libre), puede producir un efecto adverso, aumentando su gravedad y frecuencia.
  • Actividad física regular.
  • Reducir o eliminar el consumo de cafeína.
  • Mantener un peso saludable.

Dejar un comentario