Gripe A

0

Una de las pandemias más conocidas en la actualidad es la gripe A, conocida también como gripe porcina o norteamericana. Este tipo de gripe es uno de los más graves, dado que al ser relativamente nueva – apareció por primera vez en marzo de 2009 -, el organismo todavía no está inmunizado contra ella.

La gripe A es una enfermedad infecciosa producida por un virus y tiene carácter estacional, es decir, aparece tan solo en ciertas épocas del año, generalmente en invierno.

¿Quieres saber más sobre este virus? En tuSíntoma encontrarás toda la información acerca de la gripe A, desde sus causas y los síntomas más habituales, hasta el diagnóstico y tratamiento de la gripe del siglo XXI.

Qué es la gripe A

La gripe A se trata de una enfermedad infecciosa producida por un virus reciente, el conocido A/H1N1, que apareció por primera vez en marzo de 2009. Este tipo de patología se conoce popularmente como nueva gripe, gripe porcina o gripe norteamericana.

Actualmente, esta gripe constituye una de las enfermedades infecciosas de mayor gravedad, dado que al ser tan novedosa el cuerpo no ha tenido tiempo de inmunizarse naturalmente contra ella, por lo que el riesgo de contraerla es alto. Aunque el brote se dio por primera vez en Veracruz, México, a día de hoy ya es una pandemia reconocida por la OMS y los Centros para el control y Prevención de Enfermedades, dado que el virus se ha extendido globalmente e infecta a miles de personas al año.

Causas

El origen que ocasiona la gripe A es el virus A/H1N1, un virus estacional que se transmite de persona a persona mediante el aire, por las gotas de saliva o las secreciones nasales que se expulsan al hablar, toser o estornudar. Estas microgotas que contienen el virus y que son expulsadas pueden quedar tanto en las superficies como en el aire o en el propio cuerpo, por ejemplo en las manos, por lo que es fácil adquirir el virus a través del propio contacto con ojos, nariz o boca después de haber tocado parte de las microgotas que contienen el virus de otra persona infectada.

Si quieres evitar contraer dicha enfermedad, la higiene es fundamental. Lavarse las manos con frecuencia, taparse la boca y la nariz al estornudar o toser, evitar las aglomeraciones de gente, no utilizar los utensilios u objetos previamente usados por una persona infectada o evitar el contacto directo con otros enfermos o que presenten un cuadro gripal o catarral son algunas de las medidas que deberán tomarse para prevenir el contagio de gripe A.

Higiene contra la Gripe

Síntomas

Los síntomas de la gripe A son muy similares a los que se manifiestan en una gripe común, pero la gravedad y el riesgo de complicación es mucho mayor. El cuadro clínico se compone de:

  • Fiebres altas (más de 38ºC).
  • Dolores de cabeza.
  • Dolores de garganta.
  • Dolor en articulaciones y músculos, cuerpo cortado y malestar general con sensación de cansancio y agotamiento.
  • Dificultades respiratorias.
  • Escurrimiento y congestión nasal acompañada de estornudos.
  • Tos seca.
  • En algunas ocasiones puede ir acompañada de vómitos y diarrea.

Diagnóstico y tratamiento

Si se presentan alguno de los síntomas anteriormente comentados, es necesario acudir a un médico para que le examine en profundidad y le proporcione un diagnóstico concreto.

Te recomendamos leer este artículo:  Gastroenteritis

Generalmente, para certificar la presencia de la gripe A, los profesionales sanitarios toman muestras de secreción del aparato respiratorio, nariz o garganta, los primeros 5 días después de apreciarse los síntomas, dado que es el momento en el que el virus puede propagarse. El análisis de la muestra otorgará un diagnóstico en unas 48 horas.

En cuanto al tratamiento, debes saber que básicamente se preescriben la toma de ciertos medicamentos, que pueden variar en función de cada caso, dado que no existe un tratamiento específico para la gripe A, sino que se recomiendan los mismos fármacos que para una gripe común: los analgésicos habituales (paracetamol e ibuprofeno). Tanto el oseltamivir como el zanamivir, antivirales, tratan los síntomas y procuran tanto disminuir la duración de la gripe como evitar complicaciones. Estos dos medicamentos, siempre tomados bajo supervisión médica, son indicados para los casos en los que existe un ingreso hospitalización.

Prevención

La gripe A es un virus altamente contagioso que se traspasa de una persona a otra, en la mayoría de casos, cuando una persona infectada todavía no sabe ni que padece la enfermedad, por lo que la prevención en este sentido es algo complicada.

No obstante, existen ciertas medidas que pueden tomarte para prevenir el contagio de gripe o, por lo menos, que la patología sea más leve y con menos riesgos en el caso de que se contraiga. Estos son algunos consejos generales:

  • Higiene. Lávate las manos con frecuencia, sobre todo si están muy expuestas a zonas públicas (transportes, superficies…).
  • Casa limpia y desinfectada, sobre todo si hay algún enfermo en la familia.
  • Ventila el hogar todas las mañanas para que el aire se renueve y evitar el contagio si un miembro de la familia ya padece la enfermedad.
  • Tápate la boca al estornudar o toser, evitando que las gotas expulsadas puedan contagiar a otras personas.
  • Prótegete de los cambios de temperatura bruscos.
  • Hábitos saludables. Llevar una vida sana basada en una dieta equilibrada ayudará a reforzar tu sistema inmune.

Vacuna

Por último, no debemos olvidar uno de los métodos más efectivos de prevención contra la gripe A: la vacuna.

Vacuna Gripe A

Esta medida está dirigida a personas que forman parte de grupos de riesgo, es decir, a aquellos que son más vulnerables a padecer una enfermedad grave o es más probable que la patología se complique si se contagian.

Hablamos de mayores de 65 años, menores de 5 años y personas que sufren enfermedades crónicas, cardíacas o respiratorias, o con enfermedades inmunosupresoras (cáncer, VIH, trasplantes…). Existen campañas de vacunación de gripe A en la época en la que el virus empieza a circular, es decir, durante el otoño en el hemisferio norte y la primavera en el hemisferio sur (entre septiembre y noviembre).


En caso de dudas, consulta siempre a tu médico. Él te dará la mejor opción para prevenir el contagio de gripe A y superar la enfermedad en caso de haberla contraído.

Dejar un comentario