Fiebre

0

La fiebre es una elevación de la temperatura corporal. Técnicamente, cualquier temperatura corporal por encima de la medición oral normal (37º), o la temperatura rectal normal (37,2º), se considera elevada. Sin embargo, estos son sólo promedios y la temperatura normal del cuerpo puede variar de unos 0,6º tanto por encima como por debajo de ese promedio.

La fiebre no se considera médicamente significativa hasta que la temperatura del cuerpo no se encuentra por encima de los 38º.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre sirve como una de las defensas naturales del cuerpo contra las bacterias y virus que no pueden vivir en temperaturas altas. Además, los mecanismos de defensa del cuerpo parecen funcionar de manera más eficiente a una temperatura más alta. Por ello, la fiebre muy leve no se suele tratar a menos que vaya acompañada de síntomas u otros signos más alarmantes.

La fiebre de más de 40º si puede ser peligrosa y requerir un tratamiento inmediato. Podría dar lugar a delirios y convulsiones, sobre todo en lactantes, niños y ancianos.

Características generales de la fiebre

  • Médicamente, no se considera que una persona tiene fiebre hasta que su temperatura corporal no supere los 38 grados.
  • La fiebre es principalmente beneficiosa, ayudando al cuerpo a combatir infecciones. El principal motivo del tratamiento de la fiebre es por cuestiones de comodidad para el paciente.
  • La fiebre es la respuesta del cuerpo a un cuerpo invasor (bacterias, virus, hongos, drogas, y otras sustancias tóxicas).
  • La fiebre en niños menores de 3 meses de edad debe considerarse peligrosa, y recibir atención médica inmediata.
  • Personas que estén tomando medicamentos inmunosupresores o tienen diagnosticado cáncer, SIDA, enfermedades del corazón, diabetes, u otras enfermedades graves, deben de solicitar atención médica si tienen fiebre.

Causas

La fiebre no es una enfermedad en sí, sino una respuesta del cuerpo por combatir una infección u otras condiciones. Existen varias condiciones, enfermedades y medicamentos que pueden causar fiebre. Éstas incluyen:

Las causas más comunes de la fiebre son:

  • Los resfriados y la gripe.
  • La gastroenteritis.
  • Infecciones del oído, pulmón, piel, garganta, vejiga, o el riñón.
  • Condiciones inflamatorias.
  • Efectos secundarios de los medicamentos.
  • Cáncer.
  • Vacunas.

Otras causas incluyen:

  • Coágulo de sangre o embolia pulmonar.
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus, la artritis reumatoide, y la enfermedad inflamatoria del intestino.
  • Trastornos hormonales como el hipertiroidismo.
  • Las drogas ilegales que aumentan la producción de calor, tales como anfetaminas y cocaína.
  • Infecciones en el extranjero, como la malaria.

Tratamientos

  • Niños de 0 a 3 meses con 38º o más (vía rectal): Llame al médico, incluso si su hijo no padece ningún otro síntoma.
  • Niños de 3 a 6 meses con hasta 38,9º (vía rectal): No necesita tomar medicamentos. Llame al médico si su hijo parece inusualmente irritable, letárgico o incómodo.
  • Niños de 3 a 6 meses con 38,9º o más (vía rectal): Llame al médico.
  • Niños de 6 a 24 meses con más de 38,9º de fiebre (vía rectal): Puede proporcionarle a su hijo ibuprofeno o relacionados (Advil, Motrin, etc), pero lea cuidadosamente la receta del fármaco o consulte con su farmacéutico para asegurarse de cuáles son las dosis apropiadas. No le proporcione aspirina a un bebé o niño pequeño. Consulte con su médico si la fiebre no responde a la medicación o dura más de un día.
  • De 2 a 17 años con hasta 38,9º: No se requieren medicamentos. Llame a su médico si su hijo parece inusualmente irritable o letárgico o se queja de malestar significativo.
  • De 2 a 17 años con más de 38,9º: Si su hijo parece estar incómodo, puede tomar acetaminofeno o ibuprofeno; pero tenga cuidado de no darle a su hijo más de un medicamento que contenga acetaminofén presentes en algunos medicamentos para el resfriado y la tos. Evite dar aspirina a niños o adolescentes. Llame a su médico si la fiebre no disminuye o dura más de tres días.
  • Adultos con hasta 38,9º (vía oral): Descanso y beber líquidos en abundancia. No se necesitan tomar medicamentos. Contacte con su médico únicamente si la fiebre leve está acompañada de un fuerte dolor de cabeza, rigidez en el cuello, dificultad para respirar u otros signos o síntomas inusuales.
  • Adultos con más de 38,9º (vía oral): Si se siente incómodo, tome acetaminofeno, ibuprofeno o aspirina. Lea la receta para las dosis apropiadas y asegurarse de no tomar más de un medicamento que contenga acetaminofén. Llame al médico si la fiebre no responde al tratamiento, si supera los 39,4º o si dura más de 3 días.

Dejar un comentario