Saltar al contenido

Tos, causas y remedios

¿Cómo surge la tos?

La tos es una acción que surge por la presencia de una molestia en la garganta, ya sea polvo o goteo retornasal. La tos también tiene efectos positivos, ayuda a limpiar los pulmones y la tráquea.

Muchos casos de tos, como los de resfriado y la gripe, se van con el tiempo. Si la suya es consecuencia de una condición médica más seria, es necesario tratar la causa. No obstante, cualquiera que sea la razón o intensidad de la tos, hay maneras de sentirse mejor.

CAUSAS

Tos del fumador

Si usted fuma, es probable que tosa, especialmente por las mañanas; pero tenga cuidado ya que esta tos puede ser un signo de algo más grave. A veces, el humo irrita las vías respiratorias y causa una inflamación que se convierte en una bronquitis crónica. También puede ser una señal de advertencia de cáncer. Si su tos parece diferente de lo habitual, o si se prolonga después de haber dejado de fumar un mes, consulte con su médico.

¿Que más causas generan tos?

Si la tos dura más de ocho semanas, existen varios problemas que podrían estar causándola. La tos crónica puede ser causada por el reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico. Esto puede ser un efecto secundario de los inhibidos de la ECA, un tipo de medicamento para la presión arterial. También pueden ser un signo de tos ferina e incluso insuficiencia cardiaca. Todos estos síntomas necesitan atención médica.


REMEDIOS

Tratar la tos en casa

Beba mucho líquido o utilice un vaporizador o un humidificador de vapor frío para aliviar una garganta irritada y aflojar el moco existente. Apoye su cabeza sobre almohadas adicionales por la noche y tome un poco de miel antes de acostarse. Los estudios demuestran que la miel puede ayudar a aliviar la tos. Atención, no le dé miel a niños menores de 12 meses.

Suavizar la tos ‘húmeda’

  • Si tienes una tos con mocos, busque un medicamento para la tos que sea expectorante. Este fármaco afloja la mucosidad para ayudar a toser hacia arriba.
  • Si tienes tos con mucha flema, consulte con su médico para ver cuál es la mejor medicina para este tipo de tos y para usted. Consulte con su médico antes de usar medicamentos para la tos destinados a enfermedades más graves como la enfisema, neumonía, bronquitis crónica o asma.
  • No le dé medicamentos de tos y resfriado a niños menores de 4 años.

Suavizar la tos ‘seca’

Puedes tener una tos seca por culpa de un resfriado, la gripe, o si respira algo irritante como polvo o humo. Pastillas para la tos, o incluso caramelos duros, pueden detener ese cosquilleo en la parte posterior de la garganta. No le dé pastillas para la tos a niños menores de 5 años.

Medicamentos para la tos y niños

Nunca proporcione fármacos para la tos a niños menores de 4 años, ya que puede tener efectos secundarios graves. Para niños de 4 a 6 años de edad, pregúntele a su médico antes de dar cualquier tipo medicamento para cualquier tipo de tos y resfriado. Estos son seguros únicamente con niños a partir de 6 años. Para niños de 1 año o más, pruebe a darle media o una cucharada de miel para ayudarles a toser con mocos.

¿Los antibióticos detienen la tos?

Por lo general, no. Eso es porque la mayoría de la tos son causados por infecciones vitales como el resfriado o la gripe y se aprecia mejoría a la semana. Los antibióticos sólo funcionan en las infecciones causadas por bacterias. Si la tos no mejora después de una semana, consulte a su médico para asegurarse de que la tos no es causada por una enfermedad bacteriana como una infección en los senos o la neumonía. Si es así, es posible que necesite un antibiótico.

La tos proveniente de alergias y asma

Las alergias pueden hacer estornudar, toser o ambos. Un antihistamínico puede ayudar. Algunos fármacos nuevos no producen somnolencia. Si también sufre sibilancias (cuando la respiración suena como un silbido), puede tener asma y necesita ir al médico.


SÍNTOMAS

¿Cuándo ir al médico por una tos?

  • Tiene una tos profunda con una gran cantidad de mucosidad o moco sanguinolento.
  • Tiene silbilancia, dificultad para respirar o siente una opresión en el pecho.
  • Tiene una fiebre que no desaparece después de 3 días.
  • Su hijo tiene escalofríos o ataques de tos durante la noche.
  • Sigue tosiendo después de 7 días sin notar mejoría.