Diclofenaco

0

Perteneciente al grupo de las AINE (fármacos antiinflamatorios no esteroideos), el diclofenaco es un medicamento comúnmente utilizado para calmar el dolor y reducir la inflamación.

El Voltaren (nombre de fármaco bastante conocido), es un tipo de diclofenaco.

Este analgésico y antiinflamatorio es utilizado principalmente para tratar los síntomas de la artritis así como de otras enfermedades relacionadas con las extremidades u otras afecciones musculares, los cólicos nefríticos o los dolores menstruales.

Qué es el diclofenaco

Cómo hemos mencionado anteriormente, el diclofenaco es un antiinflamatorio no esteroide perteneciente al grupo de medicamentos AINE.

Su principal aplicación consiste en calmar el dolor de moderado a leve, así como el disminuir la inflamación local. Hay que tener en cuento que el diclofenaco es un fármaco utilizado para mejorar los síntomas producidos por ciertas condiciones, pero no el de curar la enfermedad en sí.

Usos del diclofenaco

Existen dos formas en las que se suele presentar el diclofenaco y ambas se diferencian en el tiempo de respuesta o de actuación del medicamento.

Según el elemento que predomine en su composición, esta AINE es asimilada por el organismo en un intervalo de tiempo que varía. En este sentido, podemos diferenciar el diclofenaco potásico y el diclofenaco sódico, y se diferencian porque el primero se asimila en la sangre en una hora mientras que el segundo puede tardar hasta 3 horas en asimilarse.

Por este motivo, el diclofenaco potásico se usa principalmente para reducir dolores agudos y graves, dado que su actuación es más rápida, mientras que el diclogenaco sódico se utiliza para tratar enfermedades crónicas.

Los usos básicos del diclofenaco son los siguientes:

  • Reduce las inflamaciones, actuando como miorrelajante.
  • Reduce dolores leves provocados por, por ejemplo, heridas pequeñas.
  • Calma cólicos.
  • Reduce dolores menstruales.
  • Calma dolores intensos como los que provocan enfermedades tales como la artritis.
  • Actúa contra dolores leves o moderados producto de procesos postraumáticos o cirugías.
  • Es adecuado para ataques de gota, cálculos renales o vesiculares y migrañas, entre otras enfermedades.

Presente en farmacias en diversos formatos (soluciones oftálmicas, supositorios, soluciones inyectables intramusculares o intravenosas, etc), su médico o farmacéutico serán los encargados de decidir que formato le conviene más y qué dosis son las recomendadas para cada caso.

Cuando tomar diclofenaco y cuando ibuprofeno

Muchas personas suelen preguntarse que medicamento AINE le conviene más, pero la respuesta no es siempre sencilla. Muchos AINE poseen propiedades muy similares y su médico necesitará realizar un análisis profundo de su caso  e historial médico para determinar que fármaco es el óptimo para usted.

Existen multitud de factores que condicionan la elección final del medicamento que más le conviene, algunos de los más comunes son:

  • Si tiene alergias y de qué tipo
  • Qué enfermedad es la que le está produciendo los síntomas
  • Si se encuentra embarazada o en periodo de lactancia
  • Su edad y su peso
  • Si ya está tomando otros medicamentos y/o padece otras condiciones

En cualquier caso, aunque tanto el diclofenaco como el ibuprofeno son de receta libre, este segundo es mucho más utilizado al ser menos potente y contar con un riesgo de padecer efectos secundarios más leve; por ello, el ibuprofeno es más recomendado para síntomas comunes del día a día como por ejemplos dolores de cabeza.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Es imprescindible seguir las instrucciones de su médico o farmacéutico para reducir el riesgo de sufrir efectos secundarios por la toma de diclofenaco.

En caso de olvidar una dosis, tómela tan pronto como se acuerde y a partir de ahí siga con el tratamiento con normalidad. Nunca tome más dosis de las recomendadas aunque haya olvidado alguna. En caso de duda consulte con su médico.

Aspectos a tener en cuenta antes de iniciar un tratamiento de diclofenaco:

  • Su médico le preguntará si usted tiene alergia o otros medicamentos AINE como el ibuprofeno, naproxeno, o la aspirina, ya que si tiene alergia a estos medicamentos es muy probable que también pueda serlo con el diclofenaco.
  • Informar a su médico de cualquier otro medicamento que pudiese estar tomando. Algunos fármacos reaccionan mal entre sí pudiendo producir efectos secundarios indeseables.
  • Evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento.
  • Estar embarazada o en periodo de lactancia.
  • Aunque existen posibles efectos secundarios, si su médico le prescribe diclofenaco en cualquiera de sus presentaciones es porqué considera que es más beneficioso que las posibles contraindicaciones.

Los efectos secundarios que puede producir el diclofenaco se pueden clasificar entre leves y graves y se resumen de la siguiente manera:

  • Leves:
  • Graves:
    • Cansancio excesivo o fatiga
    • Falta de energía
    • Síntomas gripales
    • Picazón
    • Náuseas
    • Pérdida del apetito
    • Dificultad para respirar con normalidad
    • Dificuultad para tragar con normalidad
    • Aumento de peso sin explicación
    • Hinchazón de abdomen, pies, tobillos o piernas
    • Ampollas, sarpullidos, urticaria
    • Inflamación de los ojos, rostro, lengua, garganta, manos o brazos (como reacción alérgica)
    • Orina anormal (turbia, decolorada o con sangre)
    • Micción dolorosa
    • Dolores de espalda o estomacal

En caso de observar alguno de los síntomas anteriores después de tomar diclofenaco no dude en acudir rápidamente a su médico. Es importante que se supervisen dichos efectos que pueden afectar gravemente su salud. Recuerde que siempre debe hacer caso de las indicaciones médicas antes de tomar un fármaco y durante el curso del tratamiento. En caso de dudas, consulte a su doctor.

Dejar un comentario