Cólico nefrítico

0

El cólico nefrítico o renal es un tipo de dolor en la espalda (dolor de riñones) o en los costados causado por cálculos renales. Los cálculos renales (urolitiasis) son cristales que se forman a partir de productos químicos en la orina (comúnmente conocidos como piedras en los riñones).

Estos cristales se desarrollan porque existe un exceso de un cierto componente químico en la orina. Las piedras en los riñones pueden bloquear el flujo de orina y puede causar dolor si se desplaza por los tubos del tracto urinario, produciéndose el cólico nefrítico.

Piedras en los riñones

Aunque esta condición puede afectar a cualquier persona, es más común en hombres de entre 20 y 30 años. El cólico nefrítico es común y puede ser recurrente, no obstante, con el tratamiento los síntomas se suelen manejar eficazmente sin complicaciones.

Síntomas

Su síntoma más característico es el dolor de espalda intenso; que aparece de repente y puede ampliarse a la zona del abdomen, la parte superior de la ingle (fosa ilíaca) y a los genitales. No obstante, también son frecuentes:

  • Las náuseas con o sin vómitos.
  • Abdomen hinchado.
  • Resfriado.
  • Dolor y/o sangre en la orina.
  • Inflamación de la vejiga.
  • Orina turbia.
  • Bloqueo urinario.
  • Micción frecuente.
  • Reducción o pérdida de orina.
  • Hidronefrosis (inflamación del riñón).

Busque atención médica de inmediato si la fiebre se asocia con esta condición.

Causas del cólico nefrítico

El cólico nefrítico o renal es causado por un bloqueo en el tracto urinario (riñones, uréteres, vejiga y uretra). La causa más común de estos bloqueos son los cálculos renales, aunque los coágulos de sangre, los espasmos del uréter, y el tejido muerto, también pueden bloquear el tracto urinario.

La tendencia a formar cálculos renales puede surgir por:

  • Enfermedad intestinal.
  • Cirugía.
  • Factores dietéticos.
  • Factores genéticos (como los defectos renales) y enfermedades hereditarias (como la cistinuria).
  • Lesión, inflamación y/o infección de la vejiga.
  • Cistitis.
  • Retención crónica de orina.
  • Gota.
  • Trastornos de la tiroides.
  • Otras enfermedades (diabetes, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa).

Aunque no todas las personas con factores de riesgo padecerán cólicos renales, si que potencian el riesgo de padecer esta condición. Estos factores incluyen:

  • Deshidratación.
  • Dieta con mucha vitamina D.
  • Obesidad.
  • Antecedentes familiares de cálculos renales.
  • Mala absorción intestinal provocada por postoperatorios o enfermedades como la enfermedad de Crohn.
  • El embarazo.
  • Cirugía reciente.
  • Infección del tracto urinario.
  • Uso de ciertos medicamentos.
  • Uso de antiácidos basados en calcio.

Tratamiento

El tipo de tratamiento dependerá de la causa y el tipo de piedra que se forma en los riñones. Si la causa no está clara, su médico podrá optar por extraer una piedra y analizarla.

  • Beber mucha agua es crucial para aumentar el flujo de orina. En ocasiones, cuando el paciente esta deshidratado o tiene náuseas y vómitos, se pueden necesitar líquidos intravenosos.
  • El alivio de los síntomas (dolor) puede requerir el uso de medicamentos narcóticos. Otros medicamentos incluyen:
    • Antibióticos en caso de presencia de infección.
    • Alopurinal si las piedras son de ácido úrico.
    • Diuréticos.
    • Soluciones de fósforo.
    • Bicarbonato sódico o citrato sódico.
    • Litotricia.
  • Cirugía. En ocasiones, se puede realizar una pequeña incisión en la espalda para eliminar las piedras, cuando:
    • Causan obstrucción e infección o están dañando a los riñones.
    • Son muy grandes.
    • El dolor no puede ser controlado.
  • La ureteroscopia puede usarse cuando la piedra está atrapada en el uréter o la vejiga. Este procedimiento consiste en la utilización de un instrumento (ureteroscopio) que se inserta en la uretra y pasa a la vejiga para enganchar la piedra y extraerla.
Te recomendamos leer este artículo:  Cistitis

Posible complicaciones

Debido a que la mayoría de los pacientes tienen dos riñones, una obstrucción temporal de uno de ellos no suele ser una urgencia médica. No obstante, para aquellos pacientes que padezcan esta condición y tengan un sólo riñón, una piedra obstructiva si puede ser una urgencia médica. Un riñón obstruido durante un tiempo puede dejar de funcionar.

Una infección asociada al cólico nefrítico también es una situación que requiere tratamiento inmediato; ya que cuando la orina está infectada y no puede drenar correctamente, la infección podría propagarse a todo el cuerpo (sepsis).

Remedios caseros

La prevención es la mejor manera de combatir los cálculos renales. Una buena hidratación y evitar los factores de riesgo antes mencionados es la mejor manera de evitar padecer esta condición.

No obstante, la atención médica es inevitable si padece la condición.

Dejar un comentario