Saltar al contenido

Vivir bien, vivir sin dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los síntomas más frecuentes. Hasta el 80 % de la población lo sufriráen algún momento de forma puntual o crónica.

Estos dolores puede deberse a varias causas. Las más frecuentes son las de origen muscular (como las contracturas), de origen óseo (de columna o de la cadera (aplastamiento vertebrales, hernias discales, artrosis, dismetria de cadera)), o por compresión de estructuras nerviosas a nivel de la columna o cadera (estenosis de canal o ciática, que son las más frecuentes).

¿Por quéen vacaciones se suelen aliviar nuestro dolores de espalda?

Una posible respuesta sería el hecho de que en ese periodo disminuye el estrés y tenemos hábitos más saludables, como realizar actividades, usar ropa y calzado cómodo, dormir bien, etc. Aquí aportamos unos consejos prácticos para actuar contra un dolor de espalda:

  • Adoptar posturas correctas: en el trabajo, en casa o durmiendo. Pasamos muchas horas al día descansado por lo que es importante dormir en posición correcta así como usar un colchón y almohada apropiados. Durante la jornada, nos ayudara el usar ropa cómoda y calzado adecuado. Evite usar tacones excesivos o ropa muy ajustada.
  • No levantar peso excesivo: siempre que vayamos a realizar un ejercicio, ya sea en el trabajo o en casa (llevar un niño en brazos), debemos de hacerlo de forma correcta y moderada (siempre flexionándose las rodillas y no centrar el esfuerzo en la zona lumbar).
  • Evitar el sobrepeso. Debemos cuidar nuestra alimentación y mantener un índice de masa corporal en el rango de la normalidad (no inferior a 19 o no superior a 26).
  • Realizar ejercicios de estiramiento. Existen una serie de ejercicios posturales muy prácticos que ayudan a estirar y relajar nuestra musculatura lumbar y dorsal.
  • Practicar deporte de forma moderada. El deporte facilitará el buen control del peso y un buen control muscular. Es recomendable el ejercicio aerobico diario. Uno de los deporte mas recomendados es la natación, ya que fortalece toda la espalda sin realizar posturas dañinas, siempre y cuando se realice de forma correcta.
  • Evitar automedicarse. Se ha demostrado que la medicación como el paracetamol podría ser igual de eficaz que el placebo en algunos dolores de espalda.
  • Si el dolor no cede o empeora es recomendable acudir a un centro especializado o profesional médico acreditado para este tipo dolor o posible patología.

Estos consejos son generales. En caso de duda acuda a su médico. Un dolor de espalda puede deberse a múltiples causas, por lo que es importante individualizar cada tipo de dolor.

Fuentes

  • http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736%2814%2960805-9/abstract