Dolor de muelas

0

Si hay un dolor insoportable y molesto que puede condicionar tu día a día, ese es sin duda el dolor de muelas. Una de las causas principales de este dolor son las caries, pero también puede ser provocado por infecciones, rotura de dientes o, incluso, dolor irradiado desde otra parte del cuerpo. ¿Quieres saber más acerca de esta insufrible molestia? Entonces, no dejes de leer las siguientes líneas. En tuSíntoma te lo contamos todo sobre el dolor de muelas, sus causas y cómo combatirlo de manera rápida y eficaz.

¿Qué es el dolor de muelas?

Las causas que pueden hacer aparecer el dolor de muelas, son variadas. El resultado de una infección o de una caries, entre otras, es este dolor punzante, intenso y constante que se produce debido a la estimulación o irritación de la raíz nerviosa del diente. El cerebro lo percibe como un dolor intenso que puede bloquear la capacidad de actuación de la persona que lo sufre, dado que generalmente es un dolor que va en aumento, hasta que no se le pone remedio.

Generlamente el dolor de muelas puede presentar una crisis a la persona que lo padece a medida que su intensidad va aumentando. Además, existen numerosos y variados factores que pueden agravar el dolor de muelas, como los alimentos fríos o demasiado calientes, masticar con intesidad y fuerza o los productos excesivamente dulces. Recuerda que ante cualquier tipo de dolor es fundamental acudir al médico a fin de obtener un diagnóstico concreto que permita iniciar un tratamiento específico para cada dolencia. No obstante, te recomendamos tener en cuenta los factores anteriores a fin de poder hacer más llevadero el dolor.

Causas del dolor de muelas

Si hablamos de dolor de muelas, las causas que pueden provocarlo son muy variadas. No obstante, este tipo de dolor suele ser el resultado de caries dentales, producidas por un déficit de higiene dental, o a causa de una infección bucodental. En algunas ocasiones, se relaciona el dolor de muelas con un dolor referido o irradiado, es decir, una exposición del dolor dental cuando realmente se sufre de una patología en otra parte del cuerpo. Por ejemplo, el dolor de oído puede provocar dolor de muela.

Las causas principales más habituales del dolor de muelas son:

  • Caries dental
  • Gingivitis (inflamación de los ligamentos y huesos que sostienen los dientes)
  • Hipersensibilidad dentaria (sensación de dolor en los dientes producida por el contacto directo con alimentos demasiado fríos o excesivamente calientes)
  • Absceso dental (acumulación de pus en los dientes)
  • Fractura, fisura o golpe del diente
  • Exposición, estimulación o irritación de las raíces dentales
  • Lesiones de la mucosa oral
  • Infección bucodental
  • Sinusitis
  • Patología mandibular
  • Patología ótica
  • Dolor irradiado procedente de otras partes del cuerpo (dolor de mandíbula, ataque cardíaco, dolor de oídos…)

Síntomas

El  dolor de muelas suele manifestarse como un dolor intenso, sordo, constante que puede provocar ciertas crisis en las personas que lo sufren dado que generalmente va en aumento y puede agravarse con facilidad. Generalmente, este tipo de odontalgia suele ir acompañado de otros síntomas que darán al odontólogo una pista de la causa principal del dolor. La fiebre, el dolor de oído, la mucosidad abundante y espesa o la gingivorragia, es decir, el sangrado de las encías, pueden ser alguno de ellos.

Entre los síntomas más frecuentes del dolor de muelas común se encuentra:

  • El dolor particular y específico de un diente o muela
  • Mal aliento y mal gusto en la boca
  • Hinchazón de la boca
  • Fiebre
  • Pérdida del apetito
  • Mucosidad abundante
  • Pus
  • Sangrado de encías (gingivorragia)

Tratamiento y consejos

Es importante acudir a tu médico o a un odontólogo para que pueda diagnosticar las causas del dolor de muelas. Él podrá darte un tratamiento específico para paliar este dolor y devolverle la normalidad a tus muelas otorgándoles una buena salud bucodental. No obstante, si todavía no tienes cita con tu médico y necesitas minimizar el dolor rápidamente, es aconsejable tomar analgésicos como paracetamol o antiinflamatorios como el ibuprofeno para calmar el dolor de muelas en casa. En caso de que haya sangrado de las encías, evita la ingesta de aspirinas, dado que pueden aumentar la hemorragia. ¡Cuidado! No es recomendable tomar antibióticos sin la prescripción de un médico.

Por otro lado, es importante evitar el consumo de alimentos fríos, calientes o duros y tampoco es recomendable la ingesta de dulces y azúcares, ya que suelen empeorar el dolor de muelas. Para combatir el dolor y reducirlo te aconsejamos aplicar frío local en la mejilla adyacente, próxima al diente o muela dolorido, dado que actúa como anestésico y alivia la molestia y el malestar que produce el dolor de muelas de inmediato. Eso sí, no apliques el frío desde el interior de la boca, dado que en ese caso agravarás el dolor. Por último, procura evitar la presión en la zona dolorida, por ejemplo, intentando no recostarte sobre el lado afectado.

No olvides acudir al dentista de inmediato para que pueda determinar las causas del dolor de muelas y decidir un tratamiento según si tiene un origen traumático o infeccioso.

Prevención de dolor de muelas

Ya sabes que siempre es mejor prevenir la aparición de dolores, así podremos evitar las molestias y el malestar que nos producen. Por ello, es imprescindible mantener una buena higiene bucal y una dieta sana, equilibrada y adecuada – libre de excesos de azúcares o alimentos prefabricados – para disminuir el riesgo de padecer infecciones bucales, caries, gingivitis y, por supuesto, el dolor de muelas que puede resultar de estas patologías.

Nuestro consejo: cepillarse los dientes tres veces al día, utilizar enjuagues bucales y evitar los alimentos ricos en azúcares. Cuida tu salud bucodental y evitarás los molestos dolores de muelas.

Compartir.

Dejar un comentario