Sangre en la orina

0

Aunque a veces no la veamos, porque las cantidades son pequeñas, la sangre en la orina normalmente es un síntoma de alarma. Cuando no se aprecia y la orina parece normal, hablamos de ocurrencia microscópica y solo puede ser visible una alteración en las células con la ayuda de un microscopio. Pero cuando la sangre en la orina es aparente y el pis se torna rosado, rojizo o marrón, es cuando se debe acudir al médico inmediantamente para que realice una exploración más precisa y determine las causas específicas de la hematuria. ¿Quieres saber las causas, los síntomas y el tratamiento sobre la sangre en la orina? Entonces, no dejes de leer el siguiente artículo de tuSintoma. Te explicamos todas las condiciones que pueden darse para que aparezca sangre en la orina. Descúbrelo todo, a continuación.

Causas

La hematuria, o presencia de sangre en la orina, puede tener múltiples y variadas causas: infecciones, inflamaciones o lesiones del sistema urinario son las condiciones más frecuentes que producen dicha alteración. Las causas potenciales con las que podemos detectar restos de sangre en la orina son:

Problemas en riñones u en otras partes de las vías urinarias:

  • Insuficiencia renal
  • Infección de la vejiga, riñones, uretra o próstata
  • Inflamación de la vejiga, riñones, uretra o prístata
  • Cáncer de vejiga o riñón
  • Lesión de vejiga o riñón
  • Cálculos renales o de vejiga
  • Poliquistosis renal
  • Enfermedades renales después de padecer faringitos esteptocócica, algo frecuente en la orina con sangre de los niños
  • Cateterismos, curcuncisión o cirugías de las vías urinarias, así como biopsias del riñón

En el caso de que no se padezca un problema específico en la estructura o la anatomía del sistema excretor (vías urinarias, próstata, riñones o genitales), el médico deberá determinar la causa concreta del trastorno hemorrágico, entre ellas pueden incluirse:

  • Coágulos de sangre en los riñones
  • Anemia
  • Tombocitopenia
  • Trastornos hemorrágicos diversos como la hemofilia
  • Consumo de medicinas anticoagulantes como la aspirina o la warfarina

Así mismo, será necesario comprobar si la sangre no proviene de las propias vías de la orina como en el caso de la vagina en las mujeres, por la eyaculación en los hombres cuando se tienen problemas de próstata o una deposición de heces. En ese caso, la sangre puede ser un indicador particular de otras causas.

¡Ojo! El consumo de ciertos alimentos puede provocar un enrojecimiento de la orina que puede llegar a confundirse con la presencia de sangre, aunque no lo sea, como la remolacha. También la ingestia de ciertos fármacos puede otorgarle un tono colorado.

Síntomas

La presencia de sangre en la orina es un síntoma en sí, una alarma que indica que algo no funciona con normalidad en el organismo. No obstante, no siempre se cumple esta condición y la sangre a veces puede no apreciarse a simple vista. En ese caso, pueden existir algunos síntomas que pueden ser determinantes, también, para la explicación que puedes darle al médico, a fin de que afine su diagnóstico y sea mucho más rápido y fácil de realizar el chequeo.

  • Molestias al orinar (ardor, escozor…)
  • Micción frecuente o muy urgente
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Fiebre, náuseas, vomitos o escalofríos
  • Dolor abdominal, en el costado, en la ingle o en la espalda
  • Incapacidad de orinar
  • Dolor durante el acto sexual (el problema vendría del aparato reproductor)
  • Goteo o micción noctura (problemas de próstata)

En cualquier de estos contextos, además del simple hecho de apreciar sangre o coágulos de sangre en la orina de manera extraordinaria, deberá acudir al médico para realizar una exploración precisa.

Diagnóstico y tratamiento

Independientemente de lo que se aprecie a simple vista en la orina, el médico le examinará en profundidad para descubrir qué ha provocado la aparición de sangre en su orina, conjuntamente con otros síntomas. Generalmente se suelen preguntar si ha tomado medicamentos sin receta médica, si ha padecido enfermedades, cirugías o accidentes recientes o si ha tomado substáncias ilegales, como las drogas. Los análisis de orina serán herramientas básicas que ayudarán a determinar el origen de la sangre en la orina. Dependiendo de las causas que se determinen en el diagnóstico se podrán proponer distintos tratamientos:

  • En caso de tratarse de una infección del tracto urinario, se preescribirán antibióticos para tomar entre 3 y 14 días.
  • En caso de tener cálculos renales, lo importante será beber líquidos para ayudar a eliminar las piedras y evitar su reformación.
  • Si la causa es la infección del tracto urinario, el tratamienro deberá basarse en el ataque a las bacterias que hayan provocado la infección. Lo más lógico es tomar antibióticos entre 3 y 14 días.
  • Si la presencia de sangre en orina está provocada por problemas de próstata, deberá saberse el por qué. En caso de que la ampliación de próstata sea benigna deberán eliminarse alimentos y medicamentos que provoquen su irritación.
  • En el supuesto de que sea un medicamento el que genera la hematuria, deberá interrumpirse el medicamento.
  • En caso de que sean las lesiones el motivo principal del sangrado, deberan curarse con el tiempo o, en su defecto, a base de cirugía para reparar los tejidos dañandos.

No dudes en consultar con tu médico cualquier síntoma o duda respecto a la presencia de sangre en orina. Él te ofrecerá un diagnóstico claro y un tratamiento adecuado para solventar la situación. ¡Suerte!

Compartir.

Dejar un comentario