Orquitis

0

¿Sabías que los virus o las bacterias pueden afectar a los testículos? Cuando estos se inflaman por causa viral o bacteriana, se desarrolla una enfermedad aguda o crónica llamada orquitis. Los síntomas principales son dolor y edema testicular, además de la inflamación del tésticulo en sí. La orquitis que más afecta a los hombres es la provocada por el virus parotiditis, es decir, por las paperas que pueden complicarse mediante la inflamación de los testículos. ¿Quieres saber más sobre esta patología que afecta a los varones? En tuSíntoma, te damos todas las respuestas necesarias para conocer qué es la orquitis, cuáles son sus causas y sus síntomas y cuál es el mejor tratamiento para ponerle remedio.

Qué es la orquitis

La orquitis es la definición de la inflamación localizada de los testículos. Esta enfermedad desarrollada por causas virales o bacterianas, aunque esta última opción es la menos frecuente,  o incluso puede darse debido a un traumatismo. La inflamación puede ser aguda o crónica y si persiste o se complica, puede convertirse en parotiditis, también conocidas como paperas. En este caso, la orquitis se desarrolla a los 4 o 6 días del inicio de las paperas.

Las causas y síntomas de la orquitis pueden ser variados dependiendo del origen de dicha inflamación testicular. No es nada extraño que los hombres padezcan orquitis en algún momento de sus vidas, puesto que 1/3 de hombres suele desarrollar paperas durante la pubertad o adolescencia y, por ende, experimentar la inflamación de los testículos.

Causas

Aunque la orquitis suele ser uno de los síntomas de una infección viral o bacteriana, también puede darse debido a traumatismos o enfermedades de transmisión sexual. Dependiendo de su origen, variarán sus síntomas, aunque siempre tendrán uno en común: la inflamación de los testículos.

  • Orquitis viral: es el tipo de orquitis más común. Suele producirse como consecuencia de una infección viral que en la mayoría de los casos suele ser a causa del parotidis, es decir, el virus de las paperas. En este caso, la inflamación de los testículos se produce entre 4 y 6 días después de que el hombre haya sido infectado por paperas.
  • Orquitis bacteriana: es la causa menos habitual y frecuente, pero también puede darse en alguna ocasión. Se trata de la consecuencia de una epididimitis, es decir, la inflamación localizada del epidídimo el tubo espiral que se localiza en la parte posterior del testículo. La orquitis aparece cuando esta inflamación se extiende, llegando al testículo. Generalmente se conoce como orquiepididimitis.
  • Enfermedad de transmisión sexual (ETS): la gonorrea, la clamidia o la sífilis son las enfermedades de transmisión sexual que pueden derivar en una orquitis.

Síntomas

Cuando un hombre padece orquitis, además de la hinchazón de los testículos, puede sentir otras molestias leves o graves, dependiendo del punto en el que se encuentra la inflamación. Asimismo, recuerda que la orquitis puede aparecer de manera gradual, según su origen, por lo que los síntomas variarán. Entre los más destacados se incluyen:

  • Torsión testicular
  • Dolor testicular (leve o severo, dependiendo del grado de orquitis)
  • Inflamación de uno o ambos testículos
  • Enrojecimiento de la zona testicular
  • Sensibilidad en los testículos (puede durar incluso semanas)
  • Molestias al sentarse o al moverse
  • Sangre en la orina (hematuria)
  • Sangre en el semen (hematospermia)
  • Dolor al orinar
  • Secreción del pene
  • Y otros síntomas como fiebre o náuseas.

Como hemos comentado, los síntomas de la orquitis pueden aparecer y desarrollarse gradualmente, aunque con un buen tratamiento preescrito por el médico podrá revertirlos rápida y eficazmente.

Diagnóstico y tratamiento

Es importante acudir al médico si experimenta dolor, enrojecimiento o inflamación de los testículos. Él será el encargado de realizar las pruebas básicas que determinen un diagnóstico concreto y le otorgue las pautas de un tratamiento específico para tratar la orquitis.

Generalmente, el médico analizará los síntomas para concretar el origen del dolor testicular. Desde un examen físico, hasta un análisis de orina pasando por la detección de ETS, imágenes por ultraonido o la gammagrafía de los testículos son algunas de las pruebas con las que se examinará el estado de la zona testicular. Una vez conocida la causa de su orquitis, el médico establecerá un protocolo y un tratamiento para reducir sus síntomas y calmar su malestar.

  • Orquitis viral: en el caso que la orquitis sea fruto de una infección viral, no será necesario tomar antibióticos. El tratamiento estará enfocado a aliviar los síntomas y dejar que el virus haga su curso natural. El médico le preescribirá antiinglamatorios como el ibuprofeno o el naproxeno, además de recomendarle el reposo en cama, la elevación del escroto o la aplicación de compresas frías en la zona testicular para calmar las molestias. En estos casos, empezará a sentirse mejor después de 3 o 10 días desde que empezó la orquitis. Los síntomas remitirán poco a poco.
  • Orquitis bacteriana: para tratar la orquiepididimitis será necesario el consumo de antibióticos entre 10 y 14 días, además de las recomendaciones básicas para aliviar las molestias (reposo, aplicación de frío…). Los antibióticos deberán ser preescritos por el médico y dependerán de la causa que ha originado la orquitis, así como de la edad del paciente. Los más comunes son la azitromicina, doxiciclina, ceftriaxona o ciprofloxacina. Para eliminar los síntomas de la orquitis deberá completar a raja tabla el tratamiento impuesto por el médico. En los casos más severos en los que el paciente desarrolla complicaciones (fiebre, vómitos u otras) puede requerirse su ingreso hospitalario.
  • Orquitis por ETS: en caso de que el origen sea una enfermedad de transmisión sexual el médico escogerá un tratamiento adecuado para cada una de ellas.

Para aliviar el dolor de la orquitis se pueden tomar medidas sencillas como el reposo en cama, elevar su escroto colocando una toalla doblada debajo, aplicar compresas frías en el escroto durante 30 minutos en la zona, tomar analgésicos y antiinflamatorios como el ibuprofeno o el paracetamol para reducir las molestias y, sobre todo, abstenerse de tener relaciones sexuales durante la orquitis.

Prevención y factores de riesgo

Si bien es díficil controlar una infección, debes tener en cuenta una serie de recomendaciones que pueden ayudarte, en cierta medida, a reducir el riesgo de desarrollar una orquitis. Hablamos del sexo seguro como primera medida lógica. Tener una sola pareja sexual o usar métodos anticonceptivos, como el preservativo, te protegerá contra cualquier infección de transmisión sexual. Por otro lado, existen las vacunas contra las paperas, la mejor protección contra este virus. Es recomendable que los niños mayores de un año estén vacunados de paperas, para inmunizarse.

Recuerda que existen diversos factores de riesgo que pueden aumentar la posibilidad de desarrollar una orquitis:

  • En caso de que la orquitis no se desarrolle por una transmisión sexual, los factores de riesgo serán no estar vacunado de paperas, tener infecciones constantes en el tracto urinario o tener problemas en él o haberse sometido previamente a una cirugía genital.
  • En el caso de que la orquitis se desarrolle por transmisión sexual los factores de riesgo serán practicar sexo sin protección, tener muchas parejas sexuales, mantener sexo con personas que tienen una ETS o ser tú mismo quien tiene antecedentes de ETS o tener sexo bajo los efectos de alcohol, drogas o estupefacientes.

La prevención es básica para evitar el desarrollo de una orquitis. Mantén sexo seguro y consulta a tu médico en el caso de observar una anomalía, dolor o inflamación en el área testicular.

Compartir.

Dejar un comentario