Rinitis

0

Se denomina rinitis a una inflamación nasal que afecta a ambas fosas nasales a la vez y que da lugar a la rinorrea (goteo de la nariz). La rinitis es común y puede afectar a personas de cualquier edad, aunque afecta más a los adultos que a los niños.

Aunque esta condición por sí sola nunca es mortal, su impacto en la calidad de vida de algunos pacientes si puede verse bastante afectada. Otros simplemente sufren ligeros síntomas que aparecen y desaparecen sin causar grandes molestias.

Por otra parte, la rinitis si puede agravar otras enfermedades crónicas como la otitis, la sinusitis, y el asma.

Síntomas

Los síntomas comunes incluyen estornudos, congestión nasal, y una picazón en la nariz. Los síntomas menos comunes incluyen picazón en la garganta, pérdida del olfato, dolor facial, dolor de cabeza, y los ojos rojos.

Tipos de inflamaciones nasales

Rinitis alérgica

Si padece rinitis alérgica, es porqué su sistema inmunológico identifica erróneamente a una sustancia normalmente inofensiva como a un intruso. Esta sustancia se denomina un alérgeno. Cuando el sistema inmune responde ataca al alérgico liberando histamina y otras sustancias químicas causando síntomas.

» Un alérgeno es comúnmente el polvo, la caspa de los animales, o el polen de las plantas (fiebre del heno).

» La fiebre del heno (causado por una alergia al polen) es un tipo de rinitis alérgica estacional, no persistente.

» Muchas personas con este tipo de inflamación nasal son propensos a la conjuntivitis alérgica (alergia ocular). Además, la rinitis alérgica puede hacer que los síntomas del asma empeoren en aquellas personas que sufren ambas condiciones.

» Las opciones de tratamiento para este tipo de rinitis consiste en evitar la causa de las alergias, utilizar antihistamínicos si la alergia no ha podido evitarse, gotas para los ojos, y los sprays nasales con esteroides.

Rinitis no alérgica

Aproximadamente una de cada tres persona con síntomas de la rinitis no tienen alergia. La rinitis no alérgica afecta generalmente a los adultos y causa síntomas recurrentes durante todo el año.

Sus síntomas más características son la congestión nasal y la nariz que moquea, y sus causas incluyen:

  • El humo, los fuertes olores, vapores, productos químicos y los cambios de temperatura o humedad.
  • Los cambios hormonales durante el embarazo y la pubertad.
  • Glándula tiroides hiperactiva.
  • Algunos alimentos y bebidas, sobretodo las calientes y picantes.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos (como la aspirina, los bloqueadores beta, los que regulan la presión arterial, y el ibuprofeno).

» El tratamiento de la rinitis no alérgica puede ser más complicado y depende de su causa. Los aerosoles nasales con esteroides o salinos y los descongestionantes orales pueden ser útiles.

» En algunos casos, se dice que un paciente padece rinitis idiopática cuando no se ha encontrado una causa determinada.

Tratamiento

Los síntomas de la rinitis deberían controlarse después de 2 a 4 semanas de tratamiento. En caso de que no sea así, consulte con su médico ya que probablemente tendrá que cambiar el tratamiento o añadir uno nuevo.

» En raras ocasiones, cuando los síntomas son muy severos, se prescribe un breve tratamiento de comprimidos de esteroides.

» La inmunoterapia se utiliza a veces cuando los síntomas son severos y no se responde positivamente a otros tratamientos.

» La cirugía no se emplea casi nunca, a menos que el paciente presente complicaciones tales como pólipos nasales en la que puede ser necesaria.

Precauciones

Puede reducir el riesgo de padecer esta condición evitando los factores de riesgo comunes a las alergias.

Compartir.

Dejar un comentario