Lengua blanca

La lengua es uno de los órganos que más pueden ayudarnos a determinar el estado de nuestra salud, concretamente, si observamos sus cambios de color. Existe un trastorno conocido como lengua blanca que puede ser un indicador de mala higiene, problemas estomacales u otras patologías variadas que deberán tratarse con un especialista para ponerle remedio.

¿Has observado manchas blancas sobre la lengua? ¿La sensación es pastosa? ¿Tu lengua tiene una capa blanca vellosa en su superfície? Si las respuestas son afirmativas, lee con atención las siguientes líneas. En tuSíntoma te invitamos a conocerlo todo sobre la lengua blanca: causas, síntomas y tratamiento.

La lengua y su importancia

El aspecto de la lengua es importante para conocer la salud de nuestro organismo. A través de ella somos capaces de detectar múltiples enfermedades o patologías. Esta práctica, conocida científicamente como glosodiagnosis, ha sido utilizada desde la antiguedad para realizar diagnósticos, ya que consiste en la división de la lengua por zonas que representan distintas partes del cuerpo y, que si se ven afectadas, pueden indicarnos nuestro estado de salud actual.

Para poder realizar la glosodiagnosis es importante conocer la importancia del tono de la lengua. Cuando este órgano gustativo tiene un color rosado o rojo claro, es una evidencia de que la lengua está sana, puede moverse con libertad y tiene un nivel óptimo de húmedad. No obstante, observar manchas, palidez o cambio de tonalidad en la lengua, puede ser un indicador claro de que la persona puede padecer un trastorno bucal que debe ser diagnosticado y tratado adecuadamente.

Causas y síntomas de la lengua blanca

Las causas de la lengua blanca pueden ser muy variadas: falta de higiene, tabaquismo o exceso de alcohol pueden ser las más comunes y la solución está en moderar su consumo o mantener una higiene bucal regular y adecuada cepillando siempre dientes y lengua o enjuagar toda la cavidad con un colurito que nos ayudará a reducir bacterias. No obstante, no existen solo estas causas leves que tienen una fácil solución cuando hablamos de lengua blanca. A continuación detallamos las más comunes:

  • Candidiasis: lengua blanca, sensación de ardor, mal gusto en la boca, problemas al trafar, dolor al tomar alimentos calientes o picantes… Hablamos de aftas o candidiasis cuando aparecen manchas en la lengua acompañadas de alguno de estos síntomas. Es la causa más común de infección bucal provocada por hongos que se instalan sobre la lengua u otras zonas de la boca como los labios, los carrillos o el paladar. Pueden aparecer en momentos en que nuestro organismo tiene más bajas las defensas o pueden ser el indicador de una enfermedad más grave como el cáncer. Sea como sea, es recomendable asistir al médico para poder tratar adecuadamente estas pequeñas úlceras.
  • Problemas estomacales: la inflamación del estómago o gastritis también es una causa común de lengua blanca. Generalmente los síntomas de náuseas, gases e hinchazón acompañan al trastorno del color de la lengua y la sensación de tenerla más espesa de lo normal.
  • Problemas hepáticos: digestiones pesadas, gases, dolor de cabeza, fatiga, calambres, o cutis graso son síntomas comunes cuando se presentan problemas en el hígado, pero no son los únicos. Estos trastornos también pueden afectar a la lengua enblanqueciéndola, sintiéndola pastosa o alterando la percepción del sabor de los alimentos, siempre con un regusto amargo. En estos casos será básico depurar el hígado, para ello recomendamos evitar los alimentos grasos y apostar por las frutas y verduras en nuestra dieta. Con ello podrás mejorar tu estado hepático y devolverle la salud a tu lengua.
Te recomendamos leer este artículo:  Afta Bucal (Llaga)

Tratamiento y consejos

Sea cual sea la causa de la lengua blanca, es recomendable visitar siempre a un médico para que pueda realizar un examen determinado y ofrecer un diagnóstico adecuado para poder empezar un tratamiento específico en casa caso. No obstante, puedes empezar con algunos remedios caseros que te ayuden a mejorar tu estado de salud y tratar la lengua blanca fácilmente.

  • Dieta equilibrada: la ingesta de alimentos es siempre importante, pero ahora, más que nunca, será recomendable limpiar tu organismo y recuperar el nivel de tus defensas para alejarte de la lengua blanca.
  • Hidratación máxima: bebe mucho líquido como agua y zumos naturales para poder depurar el organismo eficientemente. Te recomendamos los de manzana, zanahoria o arándanos.
  • Vegetales crudos: se volverán tus mayores aliados. Consume lechuga, espinacas, cebolla, pimientos o tomates. Sus nutrientes te ayudarán a depurarte y a mantener un buen estado de salud.
  • Toma un yogur natural al día para subir las defensas.
  • Aumenta el contenido de vitamina C en tu organismo a través de frutas como las naranjas, la piña, el kiwi o las fresas.

Recuerda que para prevenir la aparición de la lengua blanca deberás apostar por una vida sana que incluya una dieta equilibrada, una reducción de excesos de tabaco o alcohol y una higiene bucal regular y efectiva que te ayude a mantener tu estado de salud. Aunque la lengua blanca no se trata de ninguna enfermedad grave, es un indicador efectivo de que se está padeciendo alguna patología. No dudes en acudir a tu médico, él te dará las pautas a seguir más pertinentes.

Etiquetas

Te recomendamos leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close