Gastroenteritis

0

Aveces denominada gripe estomacal, la gastroenteritis es un infección viral o bacteriana que consiste en la irritación e inflamación del estómago y de los intestinos. Aunque la gastroenteritis puede producir malestar, es una enfermedad que no tiene nada que ver con la gripe.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la gastroenteritis son la diarrea acuosa y los vómitos. También son comunes el dolor de estómago, calambres, fiebre, náuseas y el dolor de cabeza.

Es importante vigilar los signos de posible falta de hidratación al padecer gastroenteritis (sequedad de la piel, sensación de mareo, boca seca y tener sed), ya que la diarrea y los vómitos son una causa frecuente de deshidratación.

Tenga en cuenta que los fármacos utilizados para controlar la diarrea y el vómito no se suelen dar a niños menores de 5 años. Consulte a su médico antes de proporcionar a su hijo cualquier medicamento.

Causas

La gastroenteritis es una infección que puede propagarse fácilmente:

  • Al contacto entre personas que padecen la condición.
  • Al beber agua o comer alimentos contaminados.
  • Al no lavarse las manos después de ir al baño o cambiar un pañal.

La causa más común de gastroenteritis es de origen vírico. Mientras que el ratovirus es la causa más común de diarrea en bebés y niños pequeños, el norovirus es la causa más común de casos de gastroenteritis graves. Existen vacunas para prevenir algunas de estas causas de gastroenteritis.

Aunque menos frecuente, las bacterias como la salmonella y el E.coli también pueden producir gastroenteritis.

Otras causas muy poco comunes incluyen:

  • Parásitos.
  • Presencia de metales pesados en el agua potable.
  • Comer gran cantidad de alimentos ácidos (cítricos, tomates).
  • Algunas toxinas que se encuentran en algunos mariscos.
  • Algunos medicamentos.

Tratamiento

Los síntomas de la gastroenteritis suelen durar un par de días hasta desaparecer. A excepción de padecer síntomas graves o complicaciones, el sistema inmunológico suele acabar con la infección al cabo de unos pocos días.

Aunque no suelen ser necesarios, los medicamentos antidiarreicos permiten reducir las ganas de ir al baño. No tome dichos fármacos en caso de tener diarrea con moco o sangre, fiebre, estar embarazada u otras condiciones mencionadas en el prospecto. No proporcione medicamentos antidiarreicos a niños pequeños.

Compartir.

Dejar un comentario