Manchas rojas en la piel

Principales causas de las manchas rojas en la piel

El ambiente, la edad o el tipo de piel pueden propiciar la aparición de manchas en la epidermis. Aunque algunos casos son triviales, otros no pueden pasar desapercibidos, por lo que es necesaria la visita a un dermatólogo. Las manchas rojas en la piel pueden estar relacionadas con diversas patologías, desde una alergia hasta enfermedades más complejas. A continuación, te hablamos de las causas principales que ocasionan la aparición de manchas en la piel, los síntomas que éstas pueden producir y los tratamientos médicos más adecuados para reducirlas.

Manchas rojas en la piel

Si has observado que en tu cuerpo han aparecido manchas rojas es importante que les prestes atención. Ver exactamente cómo son, te ayudará a descubrir cuál es el motivo de su presencia.

Las manchas rojas se clasifican según su relieve: planas, elevadas o muy elevadas (estas últimas contienen líquido); por medida: pequeñas, medianas (hasta 5 cm), y grandes (mayores de 5 cm); o por duración: temporales o crónicas.

Sean como sean las manchas rojas, hay que observarlas con detencion a fin de descubrir cuál la causa de su aparición. Si no eres capaz de descubrirlo a simple vista, es importante que acudas a un dermatólogo profesional para descubrir el origen de la mancha y tratarlo adecuadamente.

Principales causas de manchas rojas en la piel

Los motivos de la aparición de manchas rojas en la piel son variados y pueden responder a diferentes causas. Las principales son:

Es una de las causas más frecuentes que ocasionan manchas rojas en la piel, pues se trata de una enfermedad que padece el 20% de la poblcación mundial. Se trata de una reacción alérgica provocada por alimentos como la leche, el marisco o los frutos secos, los medicamentos, algunas plantas o las sustancias tales como el pelo animal, el polen o ciertos productos químicos.

Sin emabrgo, la urticaria puede aparecer en un momento concreto, siendo un síntoma no alérgico. En este sentido, la pueden producir el exceso de frío o calor, el deporte intenso y excesivo, o las infecciones virales y bacterianas, entre otras.

La urticaria suele manifestarse a través de las manchas rojas redondeadas y con cierto relieve que producen un picor intenso. Aunque no se trata de una enfermedad de carácter grave, pues suele desaparecer por sí misma a los pocos días, se trata de un episodio molesto para el paciente.

La dermatitis atópica es una causa de manchas rojas en la piel que suele aparecer en niños durante su primeros años de vida, aunque no se descarta que algún adulto pueda padecer esta patología. Se trata de una enfermedad sin cura, que afecta a los que la padecen por la presencia de manchas rojizas en zonas de pliegue como la rodilla o el codo. Además, las manchas rojas suelen llevar consigo picor intenso y piel seca e incluso agrietada.

  • Dermatitis de contacto

Se trata de un tipo de dermatitis que surge debido al contacto de la piel con alguna sustancia irritante. Entre ellas destacan los jabones, el cuero, el látex o algunas joyas, materiales a los que normalmente el paciente es alérgico. Los síntomas son parecidos a los de la piel atópica: piel seca, picor, enrojecimiento y, en este caso, también pueden aparecer ampollas en la piel.

Se trata de un tipo de dermatitis que sufren las personas con tendencia a tener la piel grasa. Se produce por la secreción en exceso de las glándulas seváceas. Como resultado, aparecen manchas rojas en la piel. Entre los síntomas de esta patología, que suelen ser similares a las anteriores dermatitis, destaca la descamación en el rostro y el cuero cabelludo.

Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que produce normalmente escamación en la piel, manchas rojas y picor intenso. Suele ser frecuente en personas que tienen menos de 30 años o más de 50 y se trata de una enfermedad relacionada con factores genéticos, aunque no es contagiosa.

  • Intertrigo
Te recomendamos leer este artículo:  Cómo acelerar el metabolismo

El intertrigo es una infección provocada por el hongo Candida que propiciar la aparición de manchas rojas en zonas que producen sudor y se acumula el calor como la ingle, los pechos, las axilas y el escroto, lugares donde es fácil que proliferen los hongos. El intertrigo provoca manchas rojizas grandes que provocan un fuerte e intenso picor.

  • Dermatofitosi o tiña

Se trata de una enfermedad causada por un hongo. Es contagiosa y se transmite a través de tejidos, como toallas o sábanas. La tiña provoca manchas rojas en distintas partes del cuerpo, principalmente aquellas que tienen vello como el cuero cabelludo, la barba o los genitales, aunque también pueden afectar a pies y uñas. Las manchas que provoca la dermatofitosi son de gran tamaño y de forma ovalada y se sitúan al rededor de las zonas afectadas. Es importante tratar esta patología cuanto antes para evitar la proliferación del hongo.

  • Pitiriasis rosada

El origen de la pitiriasis rosada es desconocido, pero suele ser provocada por algún virus de transmisión familiar. La patología provoca con manchas rojizadas reondeadas de, aproximadamente, dos centímetros, combinadas con otras manchas muy pequeñas que se reparten por todo el cuerò. No es una enfermedad contagiosa y muy grave, suele durar entre 1 y 3 meses y las manchas desaparecen por sí mismas a lo largo de este tiempo.

Se trata de una infección contagiosa que puede propagarse a través del contacto físico. El origen de la aparición de sta enfermedad es un ácaro, el conocido como sarcopter scabiei. La sarna, además de manchas rojas pequeñas con relieve, también produce mucho picor a quien la padece.

  • Picadura de mosquito

Es la causa más común y leve de la aparición de manchas rojas en la piel. A menudo, ciertas rojeces en la piel, redondeadas y elevadas son producidas por un mosquito y aparecen unos minutos después de la picadura. Además, suelen producir mucho picor y pueden tardar hasta un par de días en desaparecer por completo.

Estas son algunas de las causas más comunes de las manchas rojas en la piel. No obstante, existen otros origenes que son más desconocidos e implican la observación médica profesional y especializada. Los dermatólogos podrán descubrir a qué se deben las manchas rojas en tu cuerpo, si no responden a niguna de las patologías o enfermedades anteriormente descritas.

Tratamientos y remedios

Existen ciertos tratamientos y remedios que te ayudarán a disminuir las manchas rojas en la piel y el picor que pueden producir. Generalmente, el dermatólogo puede prescribir cremas o pomadas a base de corticosteroides, que deberán ser aplicadas dos veces al día para disminuir los síntomas. Algunos de los remedios más frecuentes son:

  • Eczemas: los medicamentos antialérgicos, tales como la Loratadina, las pomadas o cremas de corticosteroides com el Fenirax son los fármacos más adecuados para tratar la dermatitis atópica o eczemas. Estos medicamentos deben ser prescritos por un dermatólogo.
  • Psoriasis: aplicación de cremas y pomadas antiinflamatorias, evitar los alimentos altos en grasas, productos industrializados o azúcares refinados y comer limentos ricos en omega-3 ayudará a disminuir los síntomas de la psoriasis.
  • Alergias: es importante detectar qué ocasiona la alergia y evitar cualquier tipo de contacto y/o consumo de tal producto o material. Asimismo, el dermatólogo puede prescribir ciertos medicamentos para combatir la alergia y reducir sus síntomas.

Recuerda no hacer un autodiagnóstico si las manchas rojas en la piel persisten. Acude a un dermatólogo para que pueda examinarte y recomandarte el mejor tratamiento para cada caso.

Podría interesarte leer..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Close