Fluconazol

Antimicótico

Uno de los fármacos más utilizados para combatir las infecciones por candida es el fluconazol, un antimicótico que no requiere de receta médica. La candidiasis vaginal, esofágica o bucofaríngea son las principales enfermedades que es capaz de combatir este medicamento.

A continuación, te hablamos de este fármaco y descubrirás qué es, cómo debe tomarse y cuáles son sus efectos y contraindicaciones.

Qué es el fluconazol

El fluconazol es un fármaco que cuenta con una potente acción antifúngica. Pertenece a la familia de los triazólicos, por lo que sirve principalmente para tratar diversas infecciones fúngicas, especialmene aquellas causadas por el conocido hongo Candida. En este sentido, este antimicótico se utiliza principalemente para tratar candidiasis vaginal o bucal, también conocida como algodoncillo.

Pero la Candida no es el único hongo que puede ser tratado a base de fluzonazol. Cryptococcus neoformans, Microsporum spp, Blastomyces dermatitis e Histoplasma capsulatum son algunos de los hongos que provocan más infecciones fúngicas como:

  • Tinea cruris o micosis de la ingle
  • Onicomicosis o micosis de la uña
  • Tinea pedis o sabañón
  • Criptococosis
  • Blastomicosis
  • Pitiriasis versicolor o tela blanca

En rasgos generales, debes saber que el fluconazol es uno de los atimicóticos más eficaces para el tratamiento de las infecciones más populares provocadas por dichos hongos en áreas como la vagina, la boca, la garganta, el área abdominal, los pulmonas, la sangre u otros órganos, dado que su acción principal es relentizar el crecimiento y la expansión fúngica por el cuerpo.

Nombres comerciales

El fluconazol es un antifúngico que encontrarás de venta en el mercado farmacéutico. Aunque puede adquirirse bajo su forma genérica, existen diversos nombres comerciales que equivalen a este antifúngico. Los antimicóticos más conocidos disponibles en España y América Latina son:

  • Fluzol
  • Flavizol
  • Afungil
  • Antimicon
  • Candizol
  • Candifix
  • Baten
  • Micoral
  • Lavisa
  • Fungocacina
  • Zoldicam
  • Mutum
  • Triflucán
  • Diflucan
  • Acandiz
  • Citiges
  • Loitin

Cómo tomar fluconazol

El fluconazol se vende en comprimidos de 50, 100, 150 o 200 mg. También existe la posibilidad de adquirirlo en suspensión oral en dosis de 50 mg/ 5 ml o 200 mg / 5 ml.

Dosis Fluconazol
Cápsulas de Fluconazol de 150mg

La dosis más habitual y utilizada es la de 150 mg que deben consumirse una vez al día. En caso de que el tratamiento se base en una infección por hongos en la piel, bien sean dermatofitosis o por Candida, el tratamiento más recomendado es el de 1 comprimido por semana durante 2 o 6 semanas, siempre bajo supervisión médica.

Fluconazol para candidiasis

La candidiasis es la infección fúngica principal que ataca el fluconazol. Por ello, cabe hacer una mención especial para el consumo de este fármaco para las infecciones por Candida. La fórmula para tomar fluconazol ante este tipo de infección variará dependiendo de la gravedad de la misma, así puede tomarse en comprimidos o por vía intravenosa en los casos más complicados.

  • Para la candidiasis vaginal o del pene, se recomienda una dosis única de 150 mg que debe repetirse durante 3 días.
  • En casos de candidiasis oral se aconseja un tratamiento de 150 gr al día durante 7 o 14 días.

Efectos secundarios

Como la mayoría de medicamentos, el fluconazol cuenta con diversos efectos secundarios. Se trata de un fármaco tolerado en la mayoría de los casos pero que puede ocasionar diversos síntomas. Los más comunes son:

Te recomendamos leer este artículo:  Sumial

Asimismo, existen algunos efectos adversos que aparecen en raras ocasiones pero que también pueden ser producidos por el consumo de fluconazol, como la toxicidad que puede provocar en el hígado, lo que eleva las encimas hepáticas. Las dosis excesivas de este fármaco, que sobrepasen las habitualmente recomendadas, pueden llegar a ocasionar trastornos psiquiátricos como las alucinaciones o la paranoia, dado que el fluconazol se considera una droga tolerada.

Contraindicaciones

El fluconazol posee diversas cualidades que están contraindicadas para pacientes que padezcan otras patologías. Los casos más habituales en los que no está recomendado su consumo son:

  • Pacientes con hipersensibilidad al fármaco o a cualquiera de sus componentes
  • Pacientes con hipersensibilidad a los compuestos azólicos como el ketoconazol, intraconazol o miconazol
  • Embarazo (principalmente durante el primer trimestre)
  • Periodo de lactancia
  • No utilizar en caso de combinarlo con terfenadina o cisaprida, dado que puede provocar arritmia cardíaca.

Los pacientes que tengan insuficiencia renal deben ajustar la dosis de fluconazol para que concuerde siempre con la tasa de filtración glomerular y evitar, así, una posible intoxicación.

Fluconazol y otros medicamentos

Por otro lado, debe tenerse en cuenta la interacción del fluconazol con otros medicamentos. Los escenarios más conocidos son:

  • En pacientes que toman anticoagulantes como la warfarina, el fluconazol puede aumentar los niveles de coagulación (INR).
  • La hidroclorotiazida, utilizada para tratar la hipertensión arterial, combinada con el fluconazol, puede aumentar sus niveles séricos, en cambio la rifampicina, fármaco que trata la tuberculosis, entre otras enfermedades, suele bajar dichos niveles.
  • El fluconazol generalmente no afecta a la efectividad de las píldoras anticonceptivas si se utiliza en periodos cortos de tiempo, como en el tratamiento de la candidiasis vaginal o bucal. No obstante, debe irse con precaución y respetar siempre las dosis recomendadas para cada tratamiento.

En caso de dudas sobre la relación del fluconazol con otros medicamentos, consulte siempre a su médico.

Podría interesarte leer..

One Comment

  1. Me parece genial que exista esta información y q podamos tener acceso ya los que por alguna razón hemos sido contagiados por el hongo cándida la pasamos muy mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close