Gardnerella Vaginalis

0

La Gardnerella Vaginalis es una infección del tracto genital femenino causada por un cambio en el tipo de bacterias que se encuentran en la vagina. También conocida como vaginosis bacteriana, la gardnerella es la causa más común de vaginitis bacteriana en personas adultas sexualmente activas. Cuando la padece, el paciente se suele quejar de un flujo maloliente, no irritante.

Factores de riesgo

Aunque aún no se entiende completamente la razones de este cambio bacterial, existen factores de riesgo que parecen aumentar la probabilidad de padecer gardnerella. Estos factores de riesgo incluyen:

  • Cambios frecuentes de parejas sexuales.
  • Tabaquismo.
  • Duchas vaginales.
  • Uso del dispositivo intrauterino (DIU).

Aunque la mayoría de estos factores de riesgo están relacionados con la actividad sexual, las mujeres que nunca han tenido relaciones sexuales vaginales también puede desarrollar vaginosis bacteriana.

La gardnerella vaginalis se produce a menudo durante el embarazo, pudiendo causar un parto prematuro, ruptura prematura de membranas, e infecciones uterinas postparto. Por esta razón, las mujeres con antecedentes de complicaciones durante el embarazo pueden ser sometidas a pruebas para descartar que padezcan gardnerella, aún si no padecen ningún síntoma.

Síntomas

Aunque más del 50% de las mujeres diagnosticadas con gardnerella vaginalis no tienen síntomas, el mal olor (“olor a pescado”) es el síntoma más característico de esta condición. Una cantidad de descarga variable y una leve irritación vaginal son otros de los síntomas asociados a esta infección.

Tratamiento

No existen remedios caseros para tratar la gardnerella. La vaginosis bacteriana se trata con antibióticos tomados por vía oral o aplicandose localmente en la vagina, que deberán ser recetados por su médico.

Algunos antibióticos efectivos en el tratamiento de la vaginosis bacteriana:

  • El metronidazol (Flagyl); es un tratamiento eficaz ya sea tomado de forma oral (píldora) o como gel vaginal (Metrogel).
  • Una crema de clindamicina vaginal (Cleocin) también es una opción efectiva.
  • El Tinidazol (Tindamax) es una antibiótico que parece tener menos efectos secundarios que el metronidazol y también es eficaz en el tratamiento de esta condición.

En general, las parejas sexuales masculinas de mujeres con vaginosis bacteriana no necesitan ser tratados.

Puede padecer gardnerella vaginalis de nuevo, incluso después de haber sido tratado.

Tenga en cuenta que algunos tratamientos no deben ser tomados durante la primera parte del embarazo.

Compartir.

Dejar un comentario