Congestión Nasal – Rinorrea

0

Se denomina congestión nasal a una emisión extraordinaria de fluidos por las fosas nasales, producida por la irritación o inflamación de la membrana que cubre el interior de la nariz; dificultando la respiración. La congestión nasal es a menudo síntoma de otro problema de salud y una de las condiciones de salud más antiguas y comunes. Mientras que para algunos la congestión nasal puede ser una simple molestia, para otros puede ser una fuente de malestar considerable.

Síntomas característicos de la congestión nasal

  • Dolor en los senos.
  • Acumulación de moco.
  • Tejidos nasales inflamados.

En caso de padecer un resfriado común, los remedios caseros pueden ser suficientes para aliviar los síntomas; en cambio, si padece congestión nasal crónica, necesitará tratamiento médico.

Causas comunes de congestión nasal

  • Alergias.
  • Infección viral.
  • Irritantes ambientales.
  • Hipertrofia de los cornetes nasales.
  • Desviación del tabique nasal.
  • Sinusitis crónica.
  • Pólipos nasales.
  • Tumores benignos y cancerosos.

La congestión nasal también puede ocurrir durante el embarazo, comenzando frecuentemente durante el final del primer trimestre. Esta congestión nasal puede ser causada por las fluctuaciones hormonales y el aumento de suministro de sangre que se produce durante el embarazo. Estos cambios pueden afectar las membranas nasales, haciendo que se inflamen, sequen o sangren.

Remedios caseros para la congestión nasal

  • Los humidificadores que añaden humedad al aire ayudan a aflojar la mucosidad y a aliviar la inflamación. Si padece asma, consulte con su médico antes de usar un humidificador.
  • Apoyar la cabeza sobre almohadas también puede alentar la salida del moco de las fosas nasales.
  • Los aerosoles salinos pueden utilizarse cuantas veces sea necesario. Favorecen la ruptura del moco y actuan de calmante en las fosas nasales inflamadas. Los aerosoles salinos son seguros para todas las edades, no obstante, deberá de usar un aspirador nasal después de su utilización en bebés.
  • Inhalar vapor de agua. Respirar el aire húmedo durante una ducha caliente o (con mucho cuidado) echar agua hirviendo en una olla, cubrirse la cabeza con una toalla y respirar el vapor de agua generado pueden aliviar los síntomas.
  • Evite las piscinas tratadas con cloro. El cloro de las piscinas irrita las membranas mucosas de las fosas nasales.
  • Sentarse y colocar una toalla caliente y húmeda en la cara puede aliviar las molestias y abrir los conductos nasales.

Tratamiento

A veces, los remedios caseros no son suficientes para aliviar la congestión, sobre todo si sus síntomas son causados por otra condición de salud. Los medicamentos utilizados para tratar la congestión nasal incluyen:

  • Antihistamínicos orales para el tratamiento de alergias.
  • Aerosoles nasales.
  • Antibióticos (para las infecciones como la sinusitis).
  • Descongestionantes de venta con receta (Sudafed).

Si tiene tumores o pólipos nasales el médico puede recomendarle cirugía para extirparlos y así mejorar sus síntomas.

Si se encuentra en alguna de estas situaciones, consulte a su médico:

  • La congestión nasal lleva más de 10 días.
  • Su congestión nasal esta acompañada de fiebre desde hace más de 3 días.
  • Si tiene asma o enfisema, o si está tomando medicamentos inmunosupresores.
  • Si tiene sangre en la secreción nasal o si la congestión nasal viene después de una lesión en la cabeza.
  • Si su bebé padece congestión nasal.

Posibles complicaciones de la congestión nasal

La congestión nasal rara vez causa problemas de salud importantes. Los síntomas suelen mejorar de inmediato con el tratamiento adecuado. La congestión nasal es mucho más peligrosa en los bebés, pudiendo interferir en su alimentación e incluso conducir a problemas respiratorios potencialmente mortales.

Dejar un comentario