Amenorrea

0

Muchas son las mujeres que, por alguna razón en particular y sin estar embarazadas, carecen de menstruación durante cierto tiempo. Si bien es algo habitual en adolescentes durante las primeras reglas, tiene más relevancia en mujeres adultas que sin motivo aparente dejan de menstruar. A la ausencia de menstruación de manera prolongada se le llama amenorrea, un señal de que algo está sucediendo en una mujer que suele tener ciclos menstruales regulares. ¿Quieres saber más? En tuSíntoma hemos recopilado toda la información necesaria para hablarte de la amenorrea, de sus causas más frecuentes, sus síntomas principales y los mejores tratamientos para volver a tener el periodo de manera regular y normal.

Qué es la amenorrea

Cuando una mujer con ciclo menstrual regular carece del periodo durante un tiempo prolongado hablamos de amenorrea, una señal de que, por algún motivo que no es el embarazo, el organismo se ha descontrolado. La amenorrea puede afectar a mujeres de cualquier edad, desde las chicas que durante la adolescencia no han menstruado como las mujeres que se encuentran en proceso de menopausia.

La amenorrea en si es la ausencia de menstruación durante 6 o más meses, habiendo tenido hasta el momento ciclos menstruales normales y regulares. Existen causas fisiológicas que provocan la desaparición del periodo durante cierto tiempo, como el embarazo que no se considera amenorrea como tal. Esta patología suele estar relacionadas con las dietas extremas o los trastornos de peso o incluso el estrés.

Tipos de amenorrea

Las amenorreas se pueden clasificar en dos tipos, atendiendo a las diversas causas que las pueden producir:

  • Amenorreas primarias: son poco frecuentes y se da en adolescentes. Este tipo de amenorrea se diagnostica cuando a los 16 años una chica todavía no ha menstruado ni ha desarrollado sus órganos sexuales correctamente.
  • Amenorreas secundarias: aunque se les llame secundarias, son mucho más habituales. En este tipo de amenorreas se incluyen las fisiológicas, es decir por causas naturales como la lactancia o la menopausia, pero también otras importantes como trastornos o enfermedades que afectan directamente tanto a los ovarios como al aparato reproductor femenino, trastornos endocrinológicos o toma de ciertos medicamentos. Generalmente, la amenorrea es provocada por una alteración hormonal o anatómica del propio órgano reproductor, por lo que es imprescindible diagnosticar su origen para llevar a cabo un tratamiento adecuado.

Causas

Las causas que pueden originar esta patología deben ser diferenciadas atendiendo a los dos tipos de amenorrea que nos podemos encontrar.

  • Causas de amenorrea primaria

La amenorrea primaria, aquella que indica que la menstruación no ha aparecido durante la adolescencia, puede deberse a diversas causas. Generalmente hablamos de alteraciones hormonales, como el retraso de la pubertad, el hipofonadismo hipogonadotropo (la ausencia de gónadas sexuales y déficit de hormonas que impulsen su desarrollo) o el síndrome de Kallman, una alteración congenita. No obstante, existen otros síndromes que responden a ciertas anomalías genitales que producen fallas en los órganos reproductores femeninos. Entre ellos destacan el síndrome de Turner, el de Swyer, el de Rokitansky o el de Morris. Por uúltimo, una de las causas de la amenorrea primaria puede ser el himen imperforado, un caso que no se trata de una anomalía genital, sino que el himen no se ha roto bajo ninguna circunstancia y tapa la salida de la vagina, provocando la acumulación de la sangre menstrual en ésta.

  • Causas de amenorrea secundaria
Te recomendamos leer este artículo:  Acné

La amenorrea no deja de ser un síntoma de que existe algún trastorno o disfunción en una mujer con un periodo regular y normal hasta el momento. El síndome de ovario poliquístico (SOP) es una de las causas más frecuentes de amenorrea, así como la insuficiencia ovárica debida a la baja producción hormonal del ovario. Existen otras causas como los tumores ováricos que impiden su buen funcionamiento, la hiperprolactinemia que pese a ser un tumor benigno puede provocar la ausencia de menstruación.

Las alteraciones hormonales como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo, las alteraciones psíquicas como la ansiedad, la depresión o la anorexia, el consumo de fármacos que adectan a los niveles de dopamina (anticonceptivos, antidepresivos, antieméticos…) u otras enfermedades como la insudiciencia renal crónica o la cirrosis, además de otras enfermedades que incidan en el ciclo menstrual de una mujer pueden ser también causas de amenorrea. Tampoco hay que olvidar dos causas fisiológicas y naturales como es la menopausia, el embarazo o el periodo de lactancia en el que la desaparición de la menstruación es habitual.

Síntoma

El principal síntoma de la amenorrea es la propia patología en sí, es decir, la ausencia de menstraución en mujeres adultas con ciclos regulares. Exceptuando en las situaciones fisiológicas (embarazo, lactancia o menopausia), la amenorrea suele venir dada por una alteración hormonal, siendo la supresión de progesterona y estrógenos el principal problema. Teniendo esto en cuenta, cave destacar que la amenorrea puede provocar los siguientes síntomas:

  • Sequedad vaginal.
  • Incremento o disminución del vello corporal.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Secreción de las mamas.
  • Aumento o disminución del tamaño de las mamas.
  • Dolor de cabeza.
  • Acné.
  • Cambios en la voz
  • Molestias abdominales sin sangrado.

Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar la amenorrea lo primero que debe hacer el médico es analizar las causas que han provocado la ausencia de la menstruación. Para ello, lo primero que  deberá hacer es cerciorarse de que no está embarazada para poder continuar con una hoja de ruta clínica adecuada. Entre las pruebas que se suelen realizar habitualmente para diagnosticar amenorrea se encuentran el test de GnRH, la determinación de los niveles de FDH y LH (hormonas), el test de progesterona, la determinación de TSH y prolactina o la aportación de estrógenos y progesterona. En definitiva, el profesional determinará si existe una alteración hormonal o genital que haya podido provocar la amenorrea.

Después de encontrar la alteración que ha producido la amenorrea, el doctor le indicará el tratamiento adecuado para corregir dicho trastorno y recobrar la normalidad en el ciclo menstrual, sobre todo en casos de síndrome de ovario poliquístico o desajustes hormonales. En los casos en los que la amenorrea está asociada a pérdidas de peso u obesidad se deberán recobrar hábitos alimenticios saludables mediante una dieta equilibrada y deporte moderado. Recordemos que el deporte de alta intensidad es una de las causas principales de ausencia de menstruación. Para los casos de amenorrea primaria pueden ser resueltos mediante fármacos o, incluso,  cirugía.

En caso de observar irregularidades en tu ciclo menstrual no dudes en acudir rápidamente a tu médico. Él podrá otorgarte un diagnóstico concreto y una solución adecuada, dependiendo del origen de la amenorrea.

Dejar un comentario