Remedios caseros para el dolor de oído

0

El dolor de oído es uno de los más desagradables, llegando a ser, en ocasiones, insoportable. Esta condición requiere de un método efectivo, rápido y eficaz que consiga aliviar las molestias que puede ocasionar. Aunque es fundamental acudir a un médico para que pueda reconocer el origen y la causa que está provocando el dolor de oído y así dar un tratamiento específico y adecuado, existen algunos ingredientes que seguro tienes muy a mano y que podrán reducir el dolor en un instante, hasta que pongas en marcha el tratamiento médico. En tuSintoma queremos darte algunos consejos para que las molestias del oído sean más llevaderas en tu cotidianidad, por ello, te explicamos algunos remedios caseros para el dolor de oído. Toma nota, te ayudará.

Qué es el dolor de oídos

El dolor de oídos es el resultado de una inflamación, infección o lesión en el sistema auditivo. La principal causa de esta molestia es, generalmente, la otitis, una infección en el oído medio o externo que conlleva una inflamación. La pérdida de audición o de capacidad auditiva durante la enfermedad, así como los mareos causados por el daño del órgano del equilibrio situado en el interior del oído, la fiebre o la irritabilidad son síntomas que pueden acompañar al dolor de oídos y que, sin lugar a dudas, lo hacen más molesto.

Remedios caseros para el dolor de oído

  • Ajo

El ajo es uno de los productos por excelencia para aliviar múltiples afecciones del organismo. En el caso de que el dolor de oído sea producto de una infección auricular, el ajo se convertirá en tu mejor alidado gracias a su poder analgésico y antibiótico. El remedio es sencillo, tan solo deberás machacar un diente de ajo y añadirle una cucharada de aceite de sésamo o, en su defecto, de oliva. Calienta la solución unos minutos y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Cuando esté tibia, aplica unas gotas de la solución dentro del oído o empapa un algodón y tapona el oído con él. El ajo es un antibiótico natural que te ayudará a sanar rápidamente la infección que te produce el dolor de oído.

  • Cebolla

Las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas de la cebolla te ayudará a reducir la hinchazón que te produce el dolor de oído y también a luchar contra las bacterias que están creciendo en él y pueden aumentar la infección y, por ende, las molestias. Por ello, la cebolla es considerada un remedio natural perfecto para combatir el dolor de oído. Puedes usar el jugo de cebolla cruda y aplicarla en el oído afectado mediante un gotero. También puedes picar y cocinar una cebolla hasta que se hablande y colocarla sobre un paño de algodón que deberás aplicarte sobre el oído externo durante 20 minutos. ¡Funciona!

  • Compresas de agua caliente

El calor puede ayudarte a aliviar el dolor de oído, sobre todo si es producto de acumulación de agua. El remedio es sencillo: humedece un paño o una toalla con aua caliente y aplícalo sobre el oído – exprimiendo el agua sobrante previamente. Gracias al calor y al vapor de la compresa de agua caliente estimularás la circulación de sangre en tu oído, lo cual disminuirá el dolor que sientes. No estés mucho tiempo con la compresa de agua sobre el oído, ya que podrías provocar que se filtrara agua y entrara en el oído, lo cual aumentaria el riesgo de seguir padeciendo dolor de oído.

  • Aceite de oliva

Si hay un lubricante por excelencia, ese es el aceite de oliva. Además de ser natural puede ayudarte a calmar tu dolor de oído si éste está provocado por la acumulación de cerumen u otro elemento extraño. Aplica unas gotas de aceite de oliva tibio en el interior del oído afectado y recuéstate sobre el lado contrario, así permitirás que el aceite actúe durante 15 minutos aproximadamente. La misión del aceite será filtrarse por el canal auditivo para suavizar el cerumen y ayudarle a salir con mayor facilidad. ¡Pruébalo!

  • Masticar

Otra de las causas del dolor de oído puede ser el cambio de presión atmosférica. Generalmente, suele darse cuando vuelas, buceas o conduces o caminas por altitudes distintas y variantes. En ese caso, te recomendamos masticar chicle, dado que el ejercicio te permitirá liberar presión del oído y al mismo tiempo te aliviará del dolor. Abrir la boca ligeramente, como si se tratara de un bostezo, te ayudará a igualar la presión de aire de ambos oídos y, en definitiva, reducir el dolor.

Recuerda que es imprescindible visitar en caso de sentir dolor de oído es imprescindible visitar a tu médico a fin de que te dé un diagnóstico concreto y unas pautas más precisas. El mejor tratamiento podrá proporcionártelo él. ¡Suerte!

Compartir.

Dejar un comentario