Qué es la obesidad mórbida y cómo evitarla

La obesidad mórbida es una de las formas de obesidad más peligrosas según los especialistas en la materia. Se denomina obesidad cuando una persona tiene una cantidad extraordinaria de grasa sobrante en su cuerpo. La obesidad se diferencia del sobrepeso en el sentido en que el sobrepeso se puede dar también por exceso de músculos y agua. Se considera obesidad mórbida cuando una persona padece un índice de masa corporal mayor o igual a 40.

Es importante considerar la obesidad mórbida como una enfermedad y tratarla como tal. A diferencia de otras enfermedades u obesidades más leves, este tipo de obesidad no puede ser controlada por el paciente; se requiere atención médica especializada para poder superar la obesidad mórbida. La obesidad mórbida es una enfermedad grave porque acarrea enfermedades secundarias como la diabetes u otros problemas cardiovasculares graves. Esta enfermedad es crónica, esto significa que estará presente durante el resto de la vida del paciente y, que, si este no se cuida, una vez consiga bajar de peso podría volver a recaer.

Las causas de la obesidad mórbida son muy variadas. Dentro de las causas más comunes se encuentran los problemas emocionales y psicológicos, problemas con el metabolismo, con el entorno del enfermo, e incluso causas genéticas.

Debido a que la obesidad mórbida es una enfermedad grave, se deben seguir los siguientes consejos para evitarla:

  1. Mantener una vida activa. La mayoría de las personas con una vida sedentaria son más propensas a sufrir de problemas de obesidad. Es aconsejable tener una vida activa donde se realicen pequeños ejercicios durante el día. Con solo subir las escaleras de casa, ir caminando al trabajo o a la escuela, se dificulta la aparición de la obesidad. Además de hacer pequeñas actividades físicas rutinarias, se recomienda realizar ejercicios periódicos como practicar algún deporte.
  2. Comer saludablemente. Muchas personas creen que con solo hacer ejercicio evitaran estar obesos. Pero lo cierto es que el ejercicio es un estilo de vida que debe ser completado con una dieta saludable y balanceada que no ponga en peligro la salud de la persona. Se recomienda comer verduras, frutas, cereales, pescado y carne.
  3. Reducir al máximo o eliminar las comidas llamadas ‘basura’ de nuestra dieta. Este tipo de comidas se caracterizan por tener una enorme cantidad de grasas trans, las cuales se acumulan con muchísima facilidad en el organismo por ser muy difíciles de consumir. Gran parte de los casos de obesidad mórbida son debidos a la adicción a este tipo de comidas.
  4. Comer para alimentar al organismo. Es muy común que las personas ingieran alimentos de más o porque están deprimidas o porque tiene ansiedad y la combaten comiendo. Utilizar la comida como medio para reducir el estrés u otros problemas puede ser muy peligroso y propenso a generar obesidad. En caso de padecer algún problema de este tipo, se debe consultar con un especialista. Refugiarse en la comida no es ninguna solución e incluso puede agravar su situación.

Podría interesarte leer..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Close