Hallan una proteína esencial en la fertilidad de mujeres de más de 40 años

Securina, proteína esencial en la divisón del óvulo

Los problemas de fertilidad en mujeres que ya superan los 40 años de edad son cada vez más evidentes. La reserva ovárica de la mujer envejece a la par que lo hace la propia persona. Es decir, a partir de los 37 años de edad, la fertilidad femenina va decayendo de forma considerable y sin control.

En un momento en el que la edad, en la que las mujeres del mundo, aumenta para tener el primer hijo, es importante conocer cuáles son las causas de que la fertilidad en la mujer vaya disminuyendo con el paso de los años. Un estudio, elaborado por investigadores de la Universidad de Monash, en Australia, parece haber dado con el proceso biológico clave para que esto ocurra.

La revista Nature Communications se hace eco de esta completa investigación, en la que se identifica una proteína clave en el proceso de infertilidad femenina, asociada a la edad.

La fertilidad en la mujer

El envejecimiento de las mujeres pone en jaque su fertilidad y la reserva ovárica de cada una de ellas. Con el nacimiento, los óvulos inmaduros que va a tener cada fémina a lo largo de su vida ya están presentes, pero su actividad decae con el paso del tiempo. Dicen los expertos que, a partir de los 37 años, el deterioro de la fertilidad es notable. De hecho, las probabilidades de que una mujer, de más de 40 años, tenga un hijo de forma natural es muy reducida.

Además de esto, hay que tener en cuenta que cuanto mayor es la edad del óvulo más probabilidades hay de que este acumule anomalías cromosómicas, en muchos casos incompatibles con un correcto desarrollo del embrión.

El hallazgo al que han llegado los responsables de este estudio se centra en una proteína, clave en el proceso de fertilidad. Se trata de la securina, que es esencial en la meiosis o división celular que lleva a cabo el óvulo.

Las deficiencias en esta proteína incrementan el riesgo a sufrir abortos espontáneos en mujeres longevas (biológicamente), así como a desarrollar anomalías cromosómicas.

Riesgo de aborto por la edad

Cuando las mujeres han rebasado la barrera de los 40 años, la prevalencia de las anomalías cromosómicas en sus células sexuales aumenta. De hecho, casi la mitad de los abortos espontáneos en mujeres adultas (de más de 40 años) suelen estar ocasionados por alguna de estas anomalías. Esto hace que el riesgo de aborto en féminas de más de 40 años de edad sea casi del 50 %. Por otra parte, están las gestaciones que llegan a término pero que también cuentan con alguna anomalía a nivel cromosómico, como es el caso de la Trisomía 21 (Síndrome de Down). La edad de la madre está estrechamente relacionada con este tipo de patologías tan comunes.

Una de las causas de este incremento de abortos o anomalías a nivel cromosómico se explica por la deficiencia de la proteína securina. Se trata de una proteína necesaria para que la división celular de los óvulos se realice correctamente. Es lo que se conoce como proceso de meiosis.

Tratamientos en el futuro

Este hallazgo puede tener verdaderas implicaciones clínicas en el desarrollo de tratamientos de fertilidad mucho más innovadores. Hoy en día se tiene conocimiento de que la enzima conocida como separasa controla a la securina.

Te recomendamos leer este artículo:  Días fértiles

El siguiente paso es dar con los tratamientos específicos que permitan que la fertilidad de las mujeres de más de 40 años siga su curso sin decaer de una forma tan descontrolada. Para ello, habrá que controlar los niveles de securina de las féminas.

Etiquetas

Te recomendamos leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close