La lactancia materna y su relación con la obesidad infantil

0

Rocío Zamanillo es una investigadora de la Universidad de las Islas Baleares, que recientemente ha presentado su tesis doctoral. La tesis lleva por título: “Estudio nutrigenómico del potencial impacto de la dieta sobre la composición de la leche materna y el desarrollo del neonato”. En este interminable título se esconde una investigación de campo, para solventar dudas sobre la lactancia materna, la composición de la leche materna y sus implicaciones con la obesidad infantil.

El desarrollo del recién nacido está vinculado completamente a la madre. Por este motivo, identificar los valores nutricionales de la dieta que ha llevado la madre durante la gestación y anteriormente, así como los componentes de la leche materna es esencial. Lo que la autora pretendía averiguar es si esa composición especial podía estar relacionada con la obesidad infantil.

La leche materna está compuesta por infinidad de nutrientes, que la han convertido en uno de los alimentos más complicados del mundo. Hoy en día aún se trata de una de las grandes desconocidas. Es bien sabido que el valor nutricional de la misma presenta todos los nutrientes esenciales para que el recién nacido cuente con un desarrollo saludable durante los primeros meses de vida. Además, algunos estudios han puesto de manifiesto que cada especie diseña de forma diferente la leche materna y cada madre cuenta con una fórmula distinta, completamente personalizada, para amamantar a su descendencia.

Estudios recientes aseguran que la lactancia materna es una vía perfecta para minimizar la obesidad infantil en humanos. Pero, lo que hace Rocío Zamanillo va un poco más lejos, ya que su investigación se centra en averiguar si existen componentes en la leche de la madre que puedan intervenir en el desarrollo del neonato.

La lactancia materna y su composición

La dieta de la madre, antes y durante la gestación, así como en la lactancia, es la que va a ofrecer las claves de la leche materna que generará posteriormente la mujer. La investigadora ha tenido en cuenta más de 140 nutrientes, que podrían explicar el desarrollo de los niños. Para ello, ha estudiado y ha analizado los datos de 59 madres lactantes y sus hijos, hasta que los menores cumplieron dos años de edad.

El estudio, de carácter observacional, se pudo efectuar con la colaboración de un total de tres centros de salud de Palma de Mallorca. Se separó a las lactantes en dos grupos: las que habían sido madres durante el verano y las que lo fueron en los meses de invierno. Teniendo en cuenta todas las variables de peso y talla de las lactantes, así como su nutrición, también se analizó el crecimiento y el desarrollo de los niños.

Además, la investigadora analizó muestras de leche materna de todas las participantes en el estudio, durante los primeros tres meses de vida de sus hijos. Así, se pudo estudiar un amplio espectro de nutrientes incluidos en la leche.

El objetivo principal era dilucidar si el índice de masa corporal de la madre, así como la composición de su propia leche materna, podían influir y de qué manera en el desarrollo infantil.

Resultados del estudio

Tras analizar todos los datos mencionados anteriormente, los resultados no se hicieron esperar. Las madres con sobrepeso durante la época de lactancia cuentan con una composición diferente de la leche materna. Esto hace que el nivel de crecimiento de sus hijos sea algo más elevado que el de las mujeres con normopeso. Es decir, es probable que, debido a estos cambios en la composición de la leche de las madres con obesidad, sus hijos cuenten con un mayor riesgo a padecer obesidad durante su infancia.

Por otra parte, parece quedar demostrado que la leptina (una importante hormona presente en la lactancia materna) tendría un efecto regulador sobre el peso en los niños recién nacidos.

Compartir.

Dejar un comentario