Bolsas en los ojos

¿Te levantas últimamente con bolsas en los ojos? ¿Las has tenido siempre pero no sabes a qué se deben? Cuando alguien tiene el párpado inferior hinchado, hablamos de bolsas en los ojos. Sus orígenes pueden ser variados, desde la acumulación de líquido o grasa localizada en dicha área, hasta una causa genética puede provocar su aparición. Se trata de una alteración estética, aunque también médica, dado que puede ser un síntoma más que evidencia cansancio y estrés, falta de sueño, exceso de consumo de alcohol o tabaco o inclusive incapacidad del riñón o de retención de líquidos, en definitiva las bolsas en los ojos manifestan disfunciones internas variadas. ¿Quieres saberlo todo sobre ellas? Entonces, sigue leyendo TuSíntoma y descubrirás qué son, cómo se originan y cómo podemos tratar las bolsas en los ojos.

Qué son las bolsas en los ojos

Las bolsas en los ojos son uno de los problemas estéticos más comunes y frecuentes. Aparecen cuando el párpado inferior del ojo se hincha o se inflama. Ésta es una zona delicada que con el paso de los años se envejece, haciendo que los tejidos y los músculos que rodean la zona ocular se debiliten y que la piel se torne más flácida y flexible, contribuyendo a su desplazamiento hacia abajo y a la formación de depósitos comunmente conocidos como bolsas en los ojos.

¿Son lo mismo bolsas que ojeras? La respuesta es no. Se trata de dos problemas estéticos distintos que tendemos a confundir, pero que son distintos, aunque puedan aparecer a la vez. Si bien las bolsas en los ojos pueden aparecer a causa del propio envejecimiento, muchas son las causas que pueden estimular la formación de bolsas alrededor de los ojos a una edad más temprana.

Causas y tipos de bolsas oculares 

Antes de conocer los factores que pueden provocar la aparición de las antiestéticas bolsas en los ojos, es necesario conocer los tipos de depósitos oculares que podemos encontrar, dependiendo de su origen.

  • Bolsas acuosas

Este tipo de bolsas son originadas por la retención de líquidos, es decir, por la insuficiencia del riñón para eliminar el exceso de líquido del organismo. Este tipo de bolsas tienen una causa basada en la disfunción renal que puede ser ocasionada por distintos factores: desde las alteraciones hormonales, hasta el alto consumo de sal o inclusive los camios de temperatura a nivel climático. Pero, sin duda, uno de los factores que más afectan la aparición de bolsas acuosas son el exceso de consumo de alcohol o tabaco, que suelen agudizar todavía más este problema, así como la falta de sueño y descanso o una alergía pueden ser también desencadenantes y responsables de la aparición de dicho trastorno antiestético. ¿Has observado que tus párpados inferiores están hinchados cuando te levantas? Entonces, han aparecido las bolsas en los ojos de origen acuoso. Recuerda que este tipo de bolsas oculares son las más comunes y que las padecen tanto hombres como mujeres a cualquier edad.

  • Bolsas grasas

Existe una variedad de bolsa ocular que tiene su origen en la acumulación de grasa localizada. También es una causa común y frecuente de formación de bolsas en los ojos. Se trata de la acumulación del tejido adiposo en la parte inferior del párado, alrededor de los ojos. Los factores que pueden ocasionar las bolsas grasas son variadas, pero se centralizan en la ineficiencia dele hígado a la hora de metabolizar grasa. En este tipo de bolsas se observan pequeñas hernias sobre la grasa que reposa debajo del ojo que la presionan, es decir, como pequeños abultamientos localizados.

  • Bolsas alérgicas

Aunque es una causa benigna, también es muy molesta. Se trata de las bolsas ocasionadas por alergias o dermatitis. Este tipo de bolsas aparecen cuando sufres una reacción alérgica determinada y no vienen solas, generalmente la inflamación ocular viene de la mano de enrojecimiento, picazón y la sensación de tener una bolsa de agua en el interior del ojo. Si sufres de alergia, es muy probable que de vez en cuando aparezcan este tipo de bolsas en tus ojos.

  • Bolsas genéticas

Las bolsas en los ojos pueden tener, también, origen genético o hereditario, aunque es la causa menos común. Si tienes familiares o antepasados que ya han padecido dicho problema, es probable que tu también lo sufras. Este tipo de bolsas son las más difíciles de tratar, dado que suelen volver a reaparecer siempre.

Tratamientos

Existen diversos y variados tratamientos que te ayudarán a acabar con las bolsas en los ojos, aunque todos ellos dependerán del tipo de origen que ha desencadenado los antiestéticos depositos en la zona inferior del ojo. Entendemos que las bolsas en los ojos son la manifestación de una disfunción interna determinada, por lo tanto es importante tratar la causa interna que las ha originado. Si consigues eliminar la causa que provoca su aparición, las bolsas desaparecerán, pero si solo trabajas sobre la manifestación en la bolsa, será mucho más difícil de revertir el problema a largo plazo. No dudes en consultar a tu médico cuál es la mejor solución para llevar a cabo un tratamiento específico y conseguir eliminar tus bolsas en los ojos.

  • Tratamiento de bolsas acuosas
Te recomendamos leer este artículo:  Mascarillas caseras para el pelo seco y sin brillo

Las bolsas ocasionadas por retención de líquido pueden remediarse fácilmente con tratamientos como la radiofrecuuencia o el láser.

  1. Radiofrecuencia: consiste en sesiones realizadas cada mes con las que se estimulará la microcirculación linfática, así  como el flujo de los líquidos humorales con el objetivo de que no se queden acumulados o depositados justo debajo del ojo formando la bolsa.
  2. Láser: se trata de un peeling intensivo para propiciar el rejuvenecimiento de la piel. El objetivo: limpiarla y tonificarla en profundidad, eliminando la flacidez y apartando el aspecto cansado o triste que le proporcionan las bolsas a tuu rostro. Este tratamiento, además, te ayuda a eliminar pequeñas arrugas, pigmentaciones u otras alteraciones provocadas por el envejecimiento cutáneo. El tratamiento láser es rápido y casi indoloro, aunque se utiliza anestesia local para realizar la intervención.
  • Tratamiento de bolsas grasas

Las bolsas de ojos provocadas por la acumulación de grasa en la zona inferior del ojo, pueden tratarse mediante cirugía o a través de la aplicación de cremas y ungüentos especiales.

  1.  Cirugía de párpados o blefaropastia: se trata de una intervención quirúrgica en la que se corta la piel por debajo de las pestañas o el interior del párpado inferior a fin de eliminar la grasa depositada en esta zona, formando la bolsa del ojo. Es una cirugía ambulatoria que dura de 1 a 3 horas. No se necesita ingreso.
  2. Ungüentos y cremas: el objetivo de la aplicación de estas cremas es reducir la apariencia de las bolsas. El tratamiento consiste en la aplicación de pomada con principios activos que trabaja sobre el tejido graso de la zona inferior del ojo. Generalmente se empiezan a ver los resultados a las 10 semanas del inicio de tratamiento, con una efectividad del 85% de los pacientes.
  • Tratamiento de bolsas alérgicas

Para eliminar las bolsas ocasionadas por alergias o dermatitis se puede recurrir a las cremas de contorno de ojos o a las inyecciones de Restylane-L y Belotero Balance, dos compuestos que actúan de manera similar al ácido hialurónico.

  1. Cremas: busca cremas ricas en fosfatidilcolina, un antiinflamatorio potente con el que conseguirás mejorar y reactivar la ciruclación sanguínea en alrededor del rostro. Las cremas de controno de ojos trabajan activamente sobre las bolsas, tanto por las formadas por grasa como por retención de líquidos. Estas cremas evitan tanto la creación de bolsas, como disminuyen ojeras y líneas de expresión.
  2. Inyecciones: el objetivo del Restylane-L y Belotero Balance es reducir la apariencia de la bolsa. Para ello, se inyectan ambas sustancias justo por debajo de la bolsa, para añadir volumen a la área. Es un tratamiento estético que suele durar 9 meses, aproximadamente.
  • Tratamiento de bolsas genéticas

Las bolsas de origen genético o hereditario son las más difíciles de tratar, dado que se regenerarán con el tiempo. No obstante, también existe una posible solución que consiste en la aplicación de ácido hialurónico en las capas más profundas de la piel que rodean el ojo. Este delicado proceso – que tiene una duración de no más de 15 minutos – te ayudará a cubrir las bolsas y rejuvenecer tu piel durante 12 ó 18 meses. Un cirujano plástico inyectará la sustancia y moldeará con cuidado la zona a fin de difuminar las bolsas.

No dudes en consultar con un profesional los mejores tratamientos para disimular bolsas en los ojos y seguir todos sus consejos. Asimismo, recuerda que para evitar que aparezcan es imprescindible descansar adecuadamente y dormir una media de 8 horas diarias, llevar a cabo una dieta sana y equilibrada baja en sal y especias, evitar los excesos – sobre todo de alcohol, tabaco y otras drogas o exictantes como el café -, beber como mínimo dos litros de agua diaria y mantener una piel limpia y 100% hidratada. Estos consejos te ayudarán a mantener un mejor aspecto y te alejarán, un poco más, de la aparición de bolsas en los ojos.

Etiquetas

Te recomendamos leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close