Espolón calcáneo

0

Un espolón calcáneo es un crecimiento anormal en el hueso del talón. Este crecimiento en la parte inferior del talón puede causar un dolor muy agudo, especialmente al caminar o correr.

Causas

La fascia plantar es un ligamento situado en el arco del pie. Cuando este ligamento se estira, alejándose de la zona del talón, se produce un depósito de calcio que degenera en una protuberancia ósea; más conocida como espolón calcáneo.

La condición de espolón calcáneo es especialmente común entre los practicantes de deportes que incluyen saltos y running. Cepas en los músculos y ligamentos, desgarros de la membrana que cubre el hueso del talón y el estiramiento de la fascia plantar son sus causas más frecuentes.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Excesiva tensión en el hueso, nervios e ligamentos del talón. Generalmente producida por alteraciones en la velocidad de marcha.
  • Correr, especialmente sobre superficies duras.
  • Calzado mal ajustado o mal empleado.
  • Sobrepeso u obesidad.

Otros riesgos relacionados con padecer esta condición incluyen:

  • La edad, que disminuye la flexibilidad fascia plantar y reduce la almohadilla de grasa que protege el talón.
  • La diabetes.
  • Estar mucho tiempo de pie.
  • Frecuentes periodos de actividad física.
  • Tener el pie plano o los arcos altos.

Síntomas

A excepción del dolor intermitente o crónico agudo que se puede desarrollar como consecuencia de padecer espolón calcáneo, esta condición no suele estar asociada a ningún otro síntoma. Además, este dolor no resulta directamente del espolón calcáneo, sino de la lesión de los tejidos blandos asociados a este.

Tratamiento

La clave para un tratamiento adecuado es el de determinar qué está causando el excesivo estiramiento de la fascia plantar.

Tratamientos comunes incluyen el reducir el exceso de pronación (pie plano), ejercicios de estiramiento, pérdida de peso, uso de zapatos con tacón acolchado para absorber los golpes, etc. En numerosas ocasiones, un dispositivo ortopédico funcional puede corregir los desequilibrios biomecánicos del paciente. En algunos casos, la inyección con un corticosteroide puede emplearse para aliviar la inflamación del talón.

Cirugía

Aunque la enorme mayoría de los pacientes con espolón calcáneo mejoran sin la necesidad de recurrir a una operación quirúrgica, esta alternativa puede ser necesaria en caso de que el resto de tratamientos no respondan correctamente para aliviar el dolor y restaurar la movilidad.

El proceso de la cirugía consiste en cortar la inserción de la fascia plantar para su liberación (reducir la tensión), permitiendo así reducir el dolor.

Además de los riesgos comunes ligados a una cualquier operación quirúrgica, la liberación de la fascia plantar incluye riesgos como el de padecer tendinitis, calambres en los pies, dolor de los nervios, entumecimiento permanente de la zona, infección, cicatrices e inestabilidad.

Compartir.

Dejar un comentario