¿Tienen las canas algo que ver con el riesgo a sufrir cardiopatías en varones?

A lo largo de la historia, las canas se han convertido en una seña que muestra la edad de hombres y mujeres. Los expertos asocian la aparición de este cabello blanco al envejecimiento celular. Pero, ¿es probable que la canicie esté asociada a la enfermedad cardiovascular? Respecto a esto, investigadores de la Universidad de El Cairo, en Egipto, aseguran que sí, que existe una relación más que probable.

Durante el mes de abril se ha celebrado en Málaga el Congreso Europrevent 2017 de la Sociedad Europea de Cardiología. Durante dicho evento, se presentó un estudio bastante interesante, que pone de manifiesto la relación entre la aparición de las canas con la posible arteriopatía coronaria.

Esta investigación solamente se ha llevado a cabo en varones, por lo que los hallazgos encontrados a través de la misma no podrían confirmarse en mujeres. Los responsables del estudio indican que es necesario realizar investigaciones más amplias que incluyan a ambos sexos y puedan ofrecer mayores resultados al respecto.

¿Qué son las canas y por qué se producen?

Las canas o canicie son consecuencia del envejecimiento celular. Con el paso de los años, la producción de melanina se limita y con ello, se pierde la coloración del cabello. Al parecer, el origen étnico de la persona es determinante en todo esto, ya que, según numerosos estudios, en función del color de la piel, el pelo cano aparecerá en momentos más concretos. Por ejemplo, los caucásicos peinan canas a partir de la treintena y los asiáticos, sin ir más lejos, lo hacen a partir de los 40 años de edad, generalmente.

Además del consabido envejecimiento, factores ambientales, genéticos y la aparición de algunas enfermedades también se han asociado al nacimiento de las famosas canas.

Canicie relacionada con la enfermedad cardiovascular

Según la investigación llevada a cabo en El Cairo, la decoloración capilar está relacionada con el mayor riesgo a sufrir enfermedades coronarias. Lo más curioso de la investigación es que, a priori, puede parecer que las canas están en consonancia con la edad y todo el mundo es consciente de que las enfermedades cardiovasculares son propias del envejecimiento.

No obstante, no todo el mundo tiene canas a la misma edad. Los responsables del estudio aseguran que la aparición de esta decoloración capilar podría relacionarse con la edad biológica del individuo, que no es lo mismo que la edad cronológica. Y ahí está la clave, según los investigadores.

Datos del estudio

Los autores de la investigación llevaron a cabo un completo análisis de los historiales de salud de 545 hombres adultos que habían sido sometidos a pruebas de imagen como el TAC coronario multicorte. Para ello, tuvieron en cuenta el color de su pelo y establecieron cinco grupos, en función de la canicie. Numeraron los grupos en cuestión del 1 al 5, siendo el 1 en el que se incluían a los participantes sin canas y el 5 el que hacía referencia a aquellos que tenían todo el pelo cano.

Los resultados indicaban que tener canas en el pelo estaba asociado a un incremento considerable para la enfermedad cardiovascular. Lo más importante es que este riesgo no tiene nada que ver con la edad cronológica de los participantes. Aunque, sí que es cierto, que los autores aseguran que es necesario realizar más pruebas y analizar las posibles causas de la aparición de canas en la población.

Etiquetas

Te recomendamos leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Podría interesarte

Close
Close