Nuevo fármaco en desarrollo para tratar el mieloma múltiple

0

El mieloma múltiple es uno de los tipos de cáncer de sangre más conocidos. Se caracteriza por una proliferación elevada de células plasmáticas, es decir, unos glóbulos blancos que están presentes en la médula ósea de las personas. Los pacientes con esta patología suelen producir un anticuerpo, conocido como proteína M, que es fácilmente detectable en orina o en suero.

Los principales síntomas de este tipo de tumor pueden comenzar por un dolor de huesos, que suele localizarse, en principio, en las costillas o la columna vertebral. Además, debido a la carencia de glóbulos rojos, los pacientes afectos de mieloma múltiple pueden notar cansancio, mareos y cierta debilidad. Las plaquetas en este tipo de afecciones no funcionan correctamente, por lo que también es probable que aparezcan hematomas y sangrados que no cuentan con explicación aparente.

Nuevo tratamiento para el mieloma múltiple

Un grupo de científicos de la Universidad de Navarra, del CIMA, del Hospital Universitario de Heidelberg, en Alemania, y de la empresa EngMab, han desarrollado una investigación que pone de manifiesto un nuevo tratamiento terapéutico para pacientes afectos de mieloma múltiple. Este nuevo fármaco actúa de forma muy concreta, estimulando la acción antitumoral de las células T del paciente. Estas células están ubicadas en el sistema inmunológico y al ser activadas pueden trabajar atacando a las células cancerosas que provocan el mieloma.

El fármaco en cuestión se basa en un novedoso anticuerpo monoclonal biespecífico, que se dirige directamente a eliminar las células tumorales de pacientes afectos de esta patología. La eficacia del primer ensayo ha sido demostrada en el 70 % de los casos analizados.

Anticuerpo biespecífico y las células T

El anticuerpo biespecífico, conocido como EM801 actúa junto a las células T del sistema inmune. Lo que hace este anticuerpo es activar positivamente dichas células para que puedan atacar a las que están ocasionando el mieloma. EM801 se une directamente a dos antígenos (CD3 y BCMA). Teniendo en cuenta que el antígeno BCMA se expresa ante las células plasmáticas, se puede interpretar que se posiciona como una gran diana a nivel terapéutico para el mieloma múltiple.

La eliminación del anticuerpo EM801 es muy lenta, lo que provoca que su actuación sea mucho más larga. Según los datos aportados por los científicos, la administración del fármaco debería de realizarse cada semana de forma subcutánea o intravenosa.

Datos del estudio sobre EM801

El nuevo fármaco ha conseguido activar las células T de todos los pacientes que han participado en el estudio. Algo realmente importante es que esas células que han sido activadas para trabajar contra las células tumorales han podido identificar a las mismas de forma óptima. Esto implica que la eficacia del tratamiento ha resultado ser muy elevada.

Pese a todo esto, todavía se está trabajando con el nuevo fármaco y a finales de 2017 o principios de 2018, la empresa farmacéutica Celgene, que ha comprado el medicamento, comenzará con los ensayos clínicos en pacientes afectos de mieloma múltiple. De comprobarse la efectividad del nuevo tratamiento, estaríamos ante una nueva diana terapéutica mucho menos tóxica y más óptima para tratar a personas afectas de este tipo de cáncer de la médula ósea.

Compartir.

Dejar un comentario