Así actúa el consumo de cocaína a nivel cerebral

0

La cocaína es una de las drogas más usadas a nivel mundial. Se trata de una sustancia extremadamente adictiva, que cuenta con unos procesos claros de actuación en el cerebro. Un nuevo estudio científico ha conseguido establecer las claves de funcionamiento a nivel cerebral de esta sustancia, cuando existe una adicción. De esta forma, lo que esperan los investigadores es contar con opciones de tratamiento diferentes a las clásicas terapias cognitivas, que se usan para tratar adicciones de variado espectro.

La investigación en cuestión ha sido llevada a cabo por un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. La revista Translational Psychiatry es donde se han publicado los interesantes resultados del estudio sobre la cocaína y su afectación al cerebro y el organismo.

Según desprende esta investigación, la adicción a la cocaína afecta directamente en la forma que el cuerpo tiene a la hora de metabolizar el hierro. El consumo continuado de esta sustancia provoca una acumulación de hierro a nivel cerebral, lo que impediría que se metabolice de forma óptima. Esto, obviamente, tiene graves consecuencias para la salud.

La idea de la investigación radica en poder localizar algún biomarcador que posibilite la creación de tratamientos biológicos ante este tipo de adicción.

Estudio sobre la cocaína y el cerebro

Para llevar a cabo el estudio, los científicos contaron con la participación de 44 personas adictas a la cocaína y otras 44 personas completamente sanas (el consabido grupo de control). Los investigadores analizaron el tejido cerebral de ambos grupos y los resultados fueron altamente esclarecedores.

Aquellos que contaban con un consumo continuado de esta droga tenían los niveles de hierro muy elevados en el cerebro. Estas cantidades de hierro se concentran, sobre todo, en una región cerebral conocida como “globus pallidus”, que se encarga de inhibir el comportamiento.

Una de las cuestiones que más llamó la atención de los responsables del estudio es que la concentración de hierro en el cerebro dependía directamente del tiempo que la persona ha estado consumiendo cocaína. Es decir, cuanto más hubiera durado la adicción mayor era la cantidad de hierro acumulado a nivel cerebral.

Además, detectaron que, en los adictos a la droga en cuestión, el déficit de hierro en el resto del organismo era más que notable. Por ello, llegaron a la conclusión de que la cocaína inhibe la correcta regulación de este mineral esencial. El metabolismo del hierro es muy estricto y, según asegura esta investigación, el consumo de esta sustancia lo altera de forma extrema.

El hierro es un mineral esencial

El hierro es un mineral esencial que solamente se puede obtener a través de la dieta. Es imprescindible para la producción de glóbulos rojos. Estos últimos son esenciales para transportar y almacenar oxígeno en la sangre. En el caso de que exista un déficit de hierro en sangre, el resto de órganos del cuerpo de ven afectados, ya que contarán con carencias de oxígeno.

Además, numerosos estudios han demostrado que las enfermedades neurodegenerativas, como el párkinson o el alzhéimer, entre otras, suelen relacionarse con niveles excesivos de hierro en el cerebro.

El siguiente paso del estudio pasa por analizar cuáles son los mecanismos que intervienen en la adicción a la cocaína para deshabilitar el correcto metabolismo del hierro. Así, será más viable establecer nuevas terapias o tratamientos que pongan freno a la adicción a esta droga a nivel biológico.

Compartir.

Dejar un comentario