Trastorno bipolar

0

El trastorno bipolar es un trastorno de la regulación del estado de ánimo que oscila entre dos polos: un polo depresivo y un polo maníaco. Se trata de estados extremos que van desde una tristeza profunda a una euforia desmesurada. Los episodios de depresión son más frecuentes y duraderos que los de manía.

  • Polo depresivo: se trata de una fase de depresión que suele durar varios meses y que en ocasiones va ligada al cambio de estación. Se caracteriza por la inhibición, el desgano, la apatía, el desinterés, sentimientos de minusvalía, baja autoestima, dificultad para pensar y concentrarse, etc.
  • Polo maníaco: es una fase caracterizada por la euforia y el descontrol emocional. Se alterna con el otro polo, pero a diferencia del polo depresivo, esta fase suele durar unas pocas semanas aunque suele ser la más peligrosa y autodestructiva. La persona experimenta exaltación, hiperactividad, locuacidad, verborrea, exagerada confianza y autoestima, etc.
  • Estado mixto: se dan depresión y manía al mismo tiempo. Es menos común, la persona puede sentir síntomas de diferentes polos al mismo tiempo.

El trastorno bipolar tiene un diagnóstico difícil, pueden llegar a pasar años hasta su detección ya que es muy fácil confundirlo con otras enfermedades.

El porcentaje de suicidio de los enfermos de trastorno bipolar es de los más altos en relación con el resto de enfermedades mentales. El porcentaje de intento de suicidio puede llegar hasta el 50%, haciéndose efectivo en hasta un 15% de los casos.

Tipos

Existen varios tipos de trastorno bipolar en función de la gravedad y momento de presentación de sus fases:

  • Tipo 1. La persona experimenta episodios depresivos y episodios maníacos en fases diferenciadas en el tiempo.
  • Tipo 2. La persona experimenta episodios depresivos y episodios hipomaníacos. Los episodios hipomaníacos no llegan a tener la gravedad de un maníaco puro, son pequeños estados de euforia, hiperactividad, verborrea, etc. Están más limitados en el tiempo y con poca gravedad. Este tipo de trastorno bipolar es más difícil de diagnosticar.
  • Ciclotimia. En este subtipo de trastorno bipolar la persona sufre periodos de síntomas hipomaníacos y depresivos sin la suficiente gravedad como para ser catalogados como tal. Tiene carácter crónico y cíclico.

Causas

El trastorno bipolar es una enfermedad que suele aparecer principalmente en la adolescencia, aunque en ocasiones puede aparecer en la infancia por lo que hay que estar muy atentos a su detección.

  • Herencia genética. El trastorno bipolar es una enfermedad de origen genético, por lo que si existen antecedentes familiares las probabilidades de padecerla son altas. De hecho, el trastorno bipolar es la enfermedad mental con mayor tasa de heredabilidad, asi que hay que tener muy presente los posibles antecedentes familiares.
  • Origen orgánico. Si el trastorno bipolar aparece a una edad más avanzada, puede tener otro tipo de origen. Estas suelen ser el abuso de drogas, fármacos o padecer algunas enfermedades.

Síntomas

  • En episodios depresivos:
    • Tristeza profunda o patológica.
    • Preocupación.
    • Problemas de memoria y concentración.
    • Pérdida de interés por las cosas.
    • Inactividad.
    • Insomnio o exceso de sueño.
    • Pensar en la muerte.
    • Pérdida de autoestima.
    • Aislamiento social.
    • Problemas alimenticios.
    • Anhedonia o incapacidad para sentir placer por las cosas.
  • En episodios maníacos:
    • Compromiso exagerado en actividades.
    • Euforia o alegría extrema.
    • Alteración y nerviosismo.
    • Irritabilidad.
    • Verborrea y locuacidad.
    • Problemas para relajarse y para dormir.
    • Autoestima exagerada.
    • Falta de autocontrol.
    • Creencia de ser capaz de hacer muchas cosas a la vez y algunas hasta imposibles.
    • Actitudes de riesgo (despilfarro económico, relaciones sexuales de riesgo, sensación de invencibilidad,etc).
  • Un pequeño porcentaje de los pacientes con trastorno bipolar pueden llegar a padecer delirios y psicosis.

Mitos

Algunos supuestos falsos sobre el trastorno bipolar:

  • Son personas que cambian rápidamente de la depresión a la euforia. Pueden estar meses en un mismo estado y los episodios de manía se reducen a unos pocos anualmente, estando el resto del año en un estado depresivo.
  • Son peligrosos e inestables. La gran mayoría no lo son, y los que lo son suelen ser un peligro para sí mismo y no para los demás.
  • No pueden hacer nada para controlarse excepto medicarse. Existen varios mecanismos y técnicas de control psicológico para que puedan controlar sus episodios.
  • Es difícil que lleven una vida normal. Una persona diagnosticada de trastorno bipolar correctamente medicada y tratada puede llevar una vida totalmente satisfactoria.

Tratamiento

  • Fármacos. Bajo la correcta supervisión son indispensables para el tratamiento del trastorno bipolar. El litio y los antidepresivos son las sustancias más comunes, estos últimos bajo un control ya que en ocasiones pueden ocasionar un efecto revote. Este efecto provoca en los pacientes que se encuentran en fase de depresión un cambio a la fase de manía.
  • Terapia. La psicoeducación es fundamental para que los enfermos de trastorno bipolar puedan llevar una vida satisfactoria. Esto consiste en enseñarles una serie de herramientas y técnicas para sobrellevar sus episodios y poder tener la enfermedad bajo control en todo momento.
Compartir.

Dejar un comentario