Saltar al contenido

Ortiga

La ortiga es una planta fácilmente reconocible ya que sus hojas tienen un color verde intenso, una forma ovada con bordes dentados y, si nos fijamos bien, también tiene como una multitud de pelitos en sus ramas y hojas. La ortiga puede llegar a medir hasta 1,50m y sus flores de color amarillento suelen florecer al principio del verano.

La ortiga es un planta muy común pero que muchas veces se elimina de los jardines debido a que es una planta urticante; es decir, los pelos de la ortiga contienen unas sustancias químicas que son las causantes de que al tocarla, nos produzca escozor e inflamación.

A pesar lo mencionado anteriormente, las hojas de ortiga así como sus raíces son muy utilizadas tanto como medicina como en cocina, ya que se cree que es una planta beneficiosa para ciertas condiciones.

Usos

Los usos más conocidos de la ortiga consisten en:

  • Ayudar a expulsar productos químicos nocivos y el exceso de líquidos del cuerpo gracias a su función diurética.
  • Promover la circulación sanguínea. La ortiga contiene hierro, vitamina C y potasio, agentes esenciales para tener una buena salud cardiovascular.
  • Curiosamente, a pesar de que el contacto físico con la hoja de ortiga puede causar alergia, se cree que la infusión de té de ortiga ayuda a aliviar la respuesta inmunológica del cuerpo a los alérgenos.
  • Al contener antioxidantes, se cree que puede reducir la inflamación en casos de artritis y osteoartritis.

Otros usos menos conocidos incluyen:

  • Algunas personas utilizan la raíz de la ortiga para dolores al orinar o incontinencia urinaria.
  • También se emplea las hojas de ortiga en:
    • Infecciones del tracto urinario
    • Cálculos renales
    • Fiebre del heno
    • Dolores
    • Cuero cabelludo graso
    • Pérdida de cabello

Debemos de tener en cuenta, que aunque la ortiga pueda tener propiedades beneficiosas, aún no hay estudios científicos que demuestren su efectividad en la mayoría de los usos antes mencionados y muchos otros que se le atribuyen. En concreto, sólo hay evidencias científicas de que tomar ortiga de forma oral o aplicarla a la piel puede efectivamente reducir el dolor en personas que padecen osteoartritis.

La ortiga nunca debe emplearse como sustituto de ningún tratamiento profesional. En todo caso, puede usarse como complemento a su tratamiento en caso de que su médico le confirme de que no supone ningún peligro para usted.

Efectos secundarios

La ortiga se considera una planta que no supone ningún riesgo para el ser humano siempre y cuando se tome las siguientes precauciones:

  • Que niños menores de 2 años no la tomen oralmente.
  • Que se aplique a la piel correctamente y teniendo en cuenta de que puede producir alergias e irritación.
  • Evitar su consumo en caso de embarazo o lactancia.
  • Evitar su consumo si se padece diabetes.
  • Evitar su consumo si tiene un presión arterial baja.
  • Evitar su consumo si tiene problemas renales.