Orfidal

Tranquilizante y ansiolítico que ayuda a disminuir el nerviosismo y la ansiedad

El Orfidal es un tranquilizante y ansiolítico que permite disminuir los cuadros de estrés y calmar la ansiedad.

La vida cotidiana a ritmos acelerados ha provocado que la sociedad viva bajo una tensión constante. Estrés y nerviosismo se han convertido en factores que pueden perjudicar gravemente a nuestra salud. Por ello, se ha comprobado que uno de los medicamentos más consumidos hoy en día es el orfidal.

A continuación, detallamos las características principales de un fármaco que se ha convertido en un indispendable para todas aquellas personas que han visto como el estrés diario y continúo ha perjudicado a su descanso y bienestar.

Qué es el orfidal

El orfidal se trata de un tranquilizante – ansiolítico indicado para tratar problemas de ansiedad, insomnio y de epilepsia, dado que ayuda a evitar el nerviosismo y la ansiedad. Los ansiolíticos se caracterizan por ejercer acciones depresoras sobre el sistema nervioso central, lo que se traduce en una disminución de los síntomas de ansiedad. El principal compuesto del orfidal es el lorazepam, un medicamento psicotrópico que tiene efectos miorrelajantes, ansiolíticos, sedantes, amnésicos y anticonvulsivos, entre otros.

Generalmente se vende en cajas de 25 a 50 comprimidos y debe ser prescrito por un especialista, encargado de determinar si es necesario tomar este medicamento específico, aunque no influye en las actividades rutinarias y normales del individuo que lo consume.

Actualmente, se ha convertido en uno de los medicamentos más consumidos por la sociedad, dado que es perfecto para aliviar los síntomas de ansiedad y reducir los niveles de estrés que padecen muchas personas dado su alto ritmo de vida. Asimismo, el orfidal se puede recetar para combatir síntomas que genera la abstinencia después de dejar el consumo de alcohol u otros estupefacientes.

Propiedades y usos

La principal propiedad del ordisal es la antidepresiva, por lo que está permitido combinarlo con otros medicamentos que sirvan para tal objetivo: evitar la depresión. Por ello, se considera que sus usos principales son:

  • Puede ser beneficioso para tratar trastornos del sueño.
  • Tratamiento de los estados de ansiedad y tensión a corto plazo, estén o no asociados a trastornos orgánicos o funcionales. Se incluye la ansiedad asociada a cuadros depresivos, procedimientos quirúrgicos o diagnósticos y preanestesias.

Cómo tomar orfidal

Antes de tomar orfidal debe acudir a un médico para que observe el estado de ansiedad que padece y determine, así, si es necesaria la toma de dicho fármaco y su dosis, que variará dependiendo del problema que presenta el paciente. Generalmente, la dosis normal recomendada suele ser la de un comprimido o medio, tres veces al día lo que equivale a 3mg de lorazepam al día.

Dado que se trata de un médicamento eficaz para combatir el insomnio o los trastornos del sueño, se recomienda tomar la última dosis justo después de cenar, lo que permitirá al paciente conciliar mucho mejor el sueño y contribuir a la mejora del descanso.

El orfial es un tratamiento que no puede dejarse de tomar de golpe, dado que en ese caso podrían empeorar los síntomas que se están tratando, propios de la ansiedad, el estrés o el insomnio. Por ello, se debe dejar de tomar este fármaco de forma progresiva, ya que el cuerpo debe acostumbrarse a pasar sin él; así se evitará el síndrome de abstinencia que puede provocar. En caso de tomar más dosis de la recomendada, debe acudir cuanto antes a su médico para evitar otros problemas que afecten directamente a tu salud.

Te recomendamos leer este artículo:  Sintrom

Efectos principales

Al tratarse de un ansiolítico, el principal efecto del orfidal es calmar o disolver por completo la ansiedad, provocada por trastornos funcionales u orgánicos asociados, principalmente, a la depresión o a otras enfermedades puntuales en las que se determine clínicamente su uso.

El orfidal tiene un efecto de duración media o corta. Su principio básico, el lorazepam, suele tener un efecto medio de unas 4 horas, aunque lo más habitual es que el orfidal dure un tanto más. Se recomienda tomar cada toma con un espacio de entre 6 y 8 horas entre ellas.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Como todos los medicamentos, el orfidal también puede producir una serie de efectos secundarios. Los más comunes son:

  • Somnolencia. Puede provocar un alto grado de somnolencia, ya que ayuda a dormir. Por ello, debe evitarse su consumo si se realizan esfuerzos prolongados o tomarlo con tiempo suficiente para poder descansar convenientemente.
  • Sedación
  • Fatiga
  • Cansancio
  • Debilidad muscular
  • Ataxia o descoordinación motora y problemas del habla
  • Confusión
  • Mareos

En menor medida, el orfidal puede provocar otros efectos como la visión borrosa o sensación de ahogo, y en rara ocasión puede llegar a ocasionar hinchazón en la piel o problemas cardíacos como bajadas de tensión. Otros efectos preocupantes pero que son muy poco frecuentes son la impotencia sexual, la variación del deseo sexual y la disminución de orgasmos.

En casos más remotos, de los que casi no se tienen datos, se pueden desarrollar otros trastornos generales como la hipotermia o la hipersensibilidad, trastornos cardíacos como la hipotensión, gastrointestinales como el estreñimiento, problemas respiratorios, temblores o vértigos, entre otros, aunque no puede estimarse su frecuencia, que es más bien desconocida.

Antes de iniciar un tratamiento a base de orfidal debe consultar con su médico si es necesario su consumo. Existen ciertas contraindicaciones que debe tener en cuenta para evitar el uso de este fármaco:

  • Alergia o hipersensibilidad a la benzodiazepina u otros componentes como la lactosa
  • Intolerancias a ciertos azúcares
  • Evitar en caso de padecer miastenia gravis, una enfermedad neuromuscular autoinmune
  • Insuficiencia respiratoria
  • Apnea del sueño
  • Enfermedades del hígado o alteraciones de dicho organo
  • No se recomienda el consumo de orfidal para menores de 6 años
  • Embarazo o periodo de lactancia

Recuerda que es importante no tomar este fármaco antes de realizar trabajos de esfuerzos mayores como la conducción de máquinas, tractores o excavadoras, ni tampoco se recomienda conducir un vehículo después de tomar este medicamento.

Por último, cabe destacar que el orfidal forma parte de un tratamiento que puede provocar dependencia, por lo que se recomienda solo tomarlo cuando sea necesario, en momentos de estrés o ansiedad, aunque siempre bajo la supervisión médica requerida. En caso de dudas, consulte siempre el tratamiento de orfidal con su doctor.

Te recomendamos leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Podría interesarte

Close
Close