Saltar al contenido

Naproxeno

El naproxeno es el nombre genérico de un medicamento anti-inflamatorio no esteroideo (AINEs). Algunas de las marcas más conocidas de este medicamento son el Anaprox, Naprelan y Naprosyn.

Este medicamento es de venta libre (no requiere receta) y se presenta en forma de cápsulas o en líquido. Se emplea para ayudar a reducir la hinchazón y el dolor en afecciones como la artritis, el dolor menstrual, la inflamación de los músculos y articulaciones, la gota, entre otras afecciones.

Funcionamiento

El naproxeno funciona bloqueando la producción de prostaglandinas, unas sustancias del cuerpo que sensibilizan las neuronas espinales al dolor y que intervienen en la respuesta inflamatoria (entre otras funciones). Es decir, mediante el bloqueo de prostaglandinas se consigue reducir su concentración y, por tanto, reducir el dolor y la inflamación.

Existen dos tipos de naproxeno, el de liberación retardada o prolongada y el de liberación rápida. Generalmente, el naproxeno de acción más lenta se utiliza únicamente para tratar enfermedades crónicas como la artritis o la espondilitis anquilosante, ya que este tipo de naproxeno no es muy efectivo para tratar el dolor agudo.

Dosis

Generalmente, el naproxeno se toma 2 o 3 veces al día con agua y acompañado de alimento para evitar el malestar estomacal.

En cualquier caso, tome este medicamento según las indicaciones de su farmacéutico y/o médico, ya que cada paciente tiene un historial clínico, estado físico, etc, diferente, por lo que las dosis recomendadas varían en función de la persona.

A tener en cuenta

  • No dede usar este medicamento si es alérgico a los AINES
  • Al igual que el resto de AINEs, este fármaco puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco o cerebrovascular, especialmente si se usa en dosis altas, periodos de tiempo largos, o si padece alguna enfermedad cardíaca.
  • Vaya a ver a su médico si está tomando o acaba de tomar este medicamento y tiene dolor en el pecho, debilidad, dificultad para respirar, dificultad para hablar o problemas con la vista o el equilibrio.
  • No use este medicamento antes o después de someterse a una cirugía de derivación cardíaca.
  • El naproxeno puede causar sangrado estomacal o intestinal.
  • No se recomienda tomar naproxeno durante los últimos meses de embarazado y durante el periodo de lactancia. Consulte a su médico si es seguro tomar este medicamento si está embarazada o en periodo de lactancia.
  • Los niños menores de 2 años no pueden tomar este fármaco.
  • Informe a su médico antes de tomar naproxeno si tiene retención de líquidos, presión arterial alta, problemas de riñón o de hígado, anemia, asma, úlcera estomacal, congestión nasal, o inflamación intestinal.

Efectos secundarios

Además de lo anteriormente mencionado, los efectos secundarios más comunes del naproxeno incluyen:

En cualquier caso, debe de entender que todos los medicamentos tienen efectos adversos; de hecho, el naproxeno es considerado unos de los antiinflamatorios más seguros.

Diferencias con el ibuprofeno

Las diferencias entre el naproxeno y el ibuprofeno son realmente mínimas. Ambos forman parte de los AINEs y tienen prácticamente la misma función. Será su médico o farmacéutico el encargado de decidir qué fármaco le conviene más.

Conservación

Al igual que la enorme mayoría de los medicamentos, se aconseja guardar este fármaco a temperatura ambiente y en la que no este expuesto directamente al sol ni a mucha humedad. Manténgalo lejos del alcance de los niños.