Dieta disociada

0

La dieta disociada fue diseñada por el doctor William Howard Hay y es también conocida como la “dieta Hay” o dieta de combinación de alimentos. Este doctor comenzó el diseño de su dieta ya que sufría distintas patologías y decidió cambiar sus hábitos de alimentación. La dieta disociada tiene su fundamento en que determinadas combinaciones de alimentos provocan malas digestiones debido a las secreciones de jugos gástricos que se producen con las mismas o a que determinadas enzimas se bloquean cuando dos alimentos mal combinados son ingeridos por nosotros.

El doctor Hay en un principio clasificó a los alimentos de la siguiente forma:

Tabla Dieta Disociada Tabla Dieta disociada

El doctor Hay se basó para proponer estas combinaciones en lo siguiente; decía que el cuerpo utiliza un sistema alcalino para la digestión de los carbohidratos, y un sistema ácido para la digestión de las proteínas y por tanto si se consumen de forma conjunta, el sistema alcalino se vería interrumpido por el ácido y viceversa. Esto causaría acidosis en el organismo, además relacionaba el consumo de malas combinaciones de alimentos con patologías como la obesidad y la diabetes. Otro de los argumentos que el Doctor Hay proponía era que él mismo se había curado con el seguimiento de esta dieta, sin tener que realizar ejercicio físico. No conocemos los hábitos alimenticios anteriores de este doctor, alomejor solo comía azúcar y grasa y por supuesto al seguir una dieta más variada y un orden en su alimentación su estado de salud mejoró, pero también lo hubiera hecho con la dieta mediterránea. Promocionar una dieta sin ejercicio no es buena idea, los beneficios del ejercicio físico para la salud son muchos y muy conocidos por todos.

Según la tabla anterior, se podrían proponer distintas combinaciones que tendrían sentido en el marco de una dieta equilibrada, el problema es que en internet se pueden encontrar tablas mucho más restrictivas como esta:

Dieta disociada

Y esta sería la tabla para las combinaciones de la anterior dieta disociada:

Tabla de combinaciones

Ejemplo de una dieta disociada

  • Desayuno / Media mañana / Merienda: esta dieta recomienda ingerir alimentos del grupo de los hidratos de carbono”dulces”: frutas, zumos de frutas, leche y derivados.
  • Comida / Cena: aquí se deben incluir alimentos del grupo de las proteínas con alimentos del grupo verduras.

Desventajas de la dieta disociada

  • ¿Te imaginas ir a todas partes con esta tabla para saber qué puedes comer y qué no? Una dieta tiene que permitirte continuar con tú vida de forma normal y además tiene que conseguir que adquieras unos hábitos de alimentación correctos.
  • El seguimiento de una dieta tan estricta como la dieta disociada probablemente provoque el abandono de la misma al poco tiempo.
  • Además de ser restrictivas, muchas dietas disociadas relacionan su efectividad con temas de energías del cuerpo o alimentos neutros, lo que ya nos da una pista de que estamos ante una dieta milagro y con dudosa base científica.
  • Otra razón que desmonta esta dieta es que los alimentos no son puros en un solo macronutriente, la mayoría de alimentos están compuestos por una mezcla de hidratos, proteínas y grasas y el cuerpo tiene enzimas capaces de realizar una buena digestión ya sea solo de hidratos, proteínas o grasas o la mezcla de todos ellos.

Posibles beneficios de una dieta disociada

  • Una dieta disociada bien diseñada proporciona al individuo que la realiza un orden y unas pautas a la hora de comer, muchas veces el simple hecho de ordenar nuestras comidas y horarios de comidas ya nos va a favorecer la pérdida de peso.
  • Si la dieta disociada que realizamos es hipocalórica también vamos a adelgazar pero no por la dieta en sí, si no porque el balance de calorías será negativo. Pero cuidado porque muchas dietas disociadas proclaman que no hay limite de cantidad al consumir los alimentos siempre que se realicen las combinaciones adecuadas. Si consumes más calorías de las que quemas vas a aumentar tú peso sin importar que la dieta sea disociada.
  • También es probable que una dieta como esta cree cierta monotonía en las comidas y por lo tanto el individuo solo por aburrimiento empiece a comer menos con la consecuente pérdida de peso.
  • Para los que quieren saber un poco más dejo el siguiente estudio que se publicó en el International Journal of Obesity en el año 2000 “Similarweight loss with low-energy food combining or balanced diets”. Este estudio contaba con dos grupos de individuos que ingirieron los mismos alimentos – un grupo tomó estos alimentos combinados según la dieta Hay y otro grupo sin seguir esas combinaciones. Y el resultado fue el esperado : Los que comieron disociado no obtuvieron ninguna ventaja significativa respecto a los que no lo hicieron.

Conclusión

En un principio si la dieta disociada está diseñada de acuerto a los requerimientos diarios de macronutrientes (50-55% de hidratos de carbono, 30-35% de grasas y 15-20% de proteínas) y aporta la adecuada cantidad de vitaminas, minerales, fibra y agua no tiene porque causar problemas ni deficiencias.

Pero si el seguimiento de una dieta equilibrada convencional acompañada de ejercicio físico tiene los mismos efectos ¿Por qué estar preocupados siempre por combinar nuestros alimentos de una forma determinada?

De la misma manera que confiamos nuestra salud a los médicos cuando sufrimos alguna enfermedad, debemos consultar a un experto en nutrición cuando necesitamos ayuda con nuestros hábitos dietéticos de está forma obtendremos una dieta adaptada a nuestras necesidades.

Compartir.

Dejar un comentario