Cómo quitar el hipo

0

¿A ti también te molestan los sonidos extraños que a veces sueltas sin remedio a modo de “hip” y que no te dejan terminar una frase con normalidad? La culpa de este gracioso e inevitable sonido es del diafragma, un músculo que se encuentra bajo el pecho y el causante principal de la aparición del hipo. Aunque esta condición suele acabar desapareciendo por si sola, existen ciertos trucos para acabar con él. En tuSintoma sabemos que un ataque de hipo puede ser muy molesto, por ello, en el siguiente artículo te explicamos cómo quitar el hipo. Descubre los mejores remedios para librarte del hipo en poco tiempo. En caso de que perdure durante días será necesario acudir al médico para que haga un diagnóstico claro de la situación.

Qué es y cómo se produce el hipo

El diafragma, músculo que encontramos justo debajo de los pulmones, es el responsable de la aparición de hipo. El “hip” se produce cuando el diafragma se contrae involuntariamente, de manera que genera un flujo de aire repentino que al atravesar las cuerdas vocales produce el característico e inevitable sonido del hipo.

¿Hay algo que cause esta contracción involuntaria del diafragma? Aparentemente no, pero si que el hipo puede producirse en situaciones diversas como comer demasiado, consumir alimentos picantes o tragar muy rápido, beber refrescos gaseosos, exponerte a cambios de temperatura repentinos o sufrir un ataque tanto de risa como de llanto descontrolado. En todas ellas, el hipo tanto aparece como desaparece de manera espontánea al cabo de unos minutos, no obstante a veces el tiempo durante el que el “hip” permanece, puede parecer toda una eternidad. A continuación, te explicamos algunos de los trucos más efectivos para acabar con el hipo de manera casi inmediata. Si en tu caso el hipo es muy recurrente, no dudes en acudir a un médico para que te dé unas pautas precisas a seguir con las que puedas evitar la aparición reiterada del hipo.

Trucos para quitar el hipo

  • Estirar el diafragma

Estirar el diafragma es uno de los ejercicios más efectivos para acabar con el hipo. Para conseguirlo, deberás inhalar lentamente hasta sentir que ya no te cabe más aire. Importante: no debes respirar con el abdomen, dado que la capacidad es mayor. Mantén el aire en los pulmones durante 30 segundos aproximadamente y, después, exhala poco a poco hasta que sientas que los pulmones se han vaciado por completo. ¿Sencillo, verdad? Repite el ejercicio 3 o 4 hasta que el hipo haya desaparecido por completo.

  • Respirar en una bolsa de papel

Uno de los trucos más recurrentes para acabar con el hipo es respirar dentro de una bolsa de papel. Es muy fácil y dá buenos resultados. Lo que debes hacer es coger una bolsa de papel y respirar repetidamente en su interior. Con ello, lo que conseguirás es aumentar el nivel de dióxido de carbono en sangre hasta que el hipo se detenga completamente. En caso de que no tengas una bolsa de papel a mano, existen dos métodos similares que funcionan de la misma manera: beber un vaso de agua fría, tragando sin respirar o aguantar la respiración tanto como puedas. ¡Pruébalo!

  • Movimientos repentinos

Los movimientos repentinos e inesperados pueden ayudarte a hacer desaparecer el molesto hipo. La cuestión es poner tu cuerpo en alerta. Por ejemplo, pudes mantenerte acostado durante un buen rato y levantárte súbitamente, de repente. Es una técnica con la que no das tiempo a reaccionar a tu cuerpo con anticipación, como si te dieras un susto, lo cual volverá a permitir que el diafragma actúe de manera habitual, sin provocar el “hip”.

  • Parar el flujo de aire

Como hemos comentado, el hipo se produce al generarse un flujo de aire inesperado en el diafragma que al pasar por las cuerdas vocales provoca el “hip”. Una buena técnica para quitar el hipo es parar esta corriente de aire en tu cuello. ¿Cómo? Es sencillo. Inahala tanta cantidad de aire como puedas, pero hazlo rápidamente. Después, dobla tu cuello mirando hacia abajo y mantente en esta posición entre 10 y 20 segundos. Lo que estarás provocando es que el aire vaya obligatoriamente hacia abajo, con lo que el hipo deberá desaparecer, porque romperás su ciclo normal.

  • Manteca de almendras

Una cucharada de manteca de almendras, miel, manteca de cacao, mantequilla de maní, azúcar o Nutell puede ser un buen remedio para quitar el hipo. La cuestión es colocar alguno de estos productos en tu boca y dejarlo allí durante unos segundos. Después, traga sin masticar el alimento, que será muy fácil de tragar dado que se habrá suavizado gracias a la saliva. A algunos les funciona, ya que al final centrarás tu atención en no tragar antes de tiempo la cucharada. ¡No pierdes nada por probarlo!

  • Limón

El limón es el producto estrella de los remedios caseros y no puede faltar contra el hipo. En esta ocasión, te recomendamos comer una rodaja de limón añadiéndole, si pues, unas gotas de Angostura y una pizca de azúcar para mejorar su sabor. Al comer el limón engañarás a tu organismo distrayéndo las papilas gustativas gracias al ácido que desprende el cítrico, por lo que lograrás eliminar el hipo.

  • Comer despacio

Una de las causas principales por las que puede aparecer el hipo es por comer demasiado rápido. Así que intenta comer más despacio, masticando lo suficiente la comida para eliminar la posibilidad de aparición del “hip”. También te recomendamos comer y beber con moderación, dado que las grandes cantidades de comida pueden provocar la contracción inadecuada del diafragma y, por ende, la aparición del hipo. Al final, el hipo puede ser una herramienta del cuerpo para decir “stop”. Hazle caso.

No olvides que en caso de que el hipo perdure más de 48 horas es estríctamente necesario acudir al médico para que pueda diagnosticar su causa y preescribir un tratamiento adecuado para ti. Algunas medicinas pueden ayudar a la eliminación del molesto hipo. Consulta siempre a tu doctor.

Compartir.

Dejar un comentario