Bulimia

0

La bulimia nerviosa es un trastorno alimenticio en las que el enfermo ingiere cantidades abundantes de alimentos en relativamente poco tiempo, para luego auto-provocarse náuseas y vómitos. Las personas con bulimia suelen someterse a regímenes y ejercicios excesivos con tal de contrarrestar el sentimiento de culpa que sienten al comer.

Características de la bulimia:

  • El paciente tiene “atracones compulsivos” acompañados de un sentimiento de culpa, angustia y pérdida del control por haber ingerido comida en exceso. Estos episodios se dividen en:
    • ‘Atracones’ de tipo purgativo. Cuando se utilizan los vómitos, laxantes, diuréticos, etc, como conductas compensatorias.
    • ‘Atracones’ de tipo no purgativo. En ciertas ocasiones, los pacientes recurren a otras variantes para perder peso: baños calientes o saunas para perder líquido corporal, restringen la ingesta de líquidos o fuman para saciar el apetito. Entre un 6% y un 8% de los afectados recurren a este tipo de conductas compensatorias.
  • Aislamiento social. Evitan las reuniones y celebraciones en las que haya alimentos.
  • Personas depresivas.
  • Los enfermos hacen dieta de forma constante.

Sintomatología (síntomas) de la bulimia:

En ciertas ocasiones, los pacientes con anorexia pueden fluctuar en problemas de bulimia nerviosa. En muchos casos, ambos trastornos alimenticios presentan características psicológicas parecidas.

Causas:

La bulimia se presenta en personas con un elevado sentimiento de inseguridad y baja autoestima.

  • Influencia social.
  • Problemas emocionales (divorcio de los padres o sobreprotección, …).

Entre un 27% y un 84% de los casos, los pacientes con síntomas de bulimia nerviosa presentan también trastornos de personalidad. Entre los trastornos de la personalidad más frecuentes se hallan:

  • Trastorno límite de personalidad o borderline (TLP).
  • Esquizofrenia.
  • Conducta autodestructiva.
  • Pasivo-agresiva.
  • Evitativa.
  • Dependiente.
  • Histriónica.

Tratamientos:

  • Terapia nutricional.
  • Terapia farmacológica.
  • Terapia cognitivo-conductual.
Compartir.

Dejar un comentario