Bromelia

Planta de fácil cuidado con usos medicinales

Además de ser una de las plantas decortativas más bellas y fáciles de cuidar, la bromelia esconde interesantes propiedades medicinales que beneficiarán a tu organismo. Poco a poco se ha extendido su aplicación medicinal en los ámbitos deportivos, dado que es perfecta para el tratamiento de traumatismos.

A continuación, te lo contamos todo sobre la bromelia, sus propiedades y beneficios más significativos, cómo consumirla y las situaciones contraindicadas para su uso medicinal.

Origen y procedencia

La bromelia es una planta tropical americana que pertenece a la familia de las bromelias (bromeliaceae), compuesta por unas 1.500 especies. La familia procede de los desiertos secos del suroeste de loes Estados Unidos y también en los bosques húmedos tropicales, donde se reparte en todas sus tipologías.

Su característica principal se encuentra en sus hojas que se presentan en forma de espiral y sus flores de colores: rojas, blancas o anaranjadas, que llaman muchísimo la atención. Son plantas fáciles de cuidar que suelen utilizarse como elementos decorativos debido a su belleza. Sin embargo, va siendo habitual encontrar a las bromelias jugando un papel medicinal importante, sobre todo en el mundo del deporte, dado que cuentan con propiedades curativas perfectas para tratar traumatismos.

Propiedades y beneficios

Las propiedades y usos medicinales de la bromelia son variados, por lo que sus aplicaciones aportan diversos beneficios a nuestro organismo. Las principales propiedades medicinales por las que destaca esta planta son:

  • Poder antiinflamatorio.
  • Propiedades antitrombóticas.
  • Propiedades antiedematosas, es decir, que evitan la formación de edemas.
  • Propiedades fribrinolíticas, es decir, que es eficaz deshaciendo coágulos.

Por todo ello, la bromelia puede aplicarse para el tratamiento de diferentes afecciones, enfermedades o patologías:

  • Tratamiento de artritis, dado que ayuda a desinflamar las articulaciones y calmar el dolor.
  • Combate la colitis, la gastritis o todas aquellas afecciones que impliquen la inflamación de intestinos.
  • Eficaz para combatir las molestias del asma, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.
  • Puede aplicarse para el tratamiento de sinusitis.
  • Es eficaz para el tratamiento traumatológico, por ello se ha convertido en una de las plantas curativas principales en la medicina deportiva.
  • Eficaz para numerosos tratamientos terapéuticos como las úlceras, algunas enfermedades cardiovasculares o incluso el cáncer.
  • Sus propiedades impiden que las plaquetas presentes en la sangre se peguen entre ellas y formen grandes placas.
  • Es eficaz para tratar los síntomas de enfermedades cardíacas coronarias.
  • Su alto contenido en azufre la hace perfecta para ayudar a la digestión de proteínas.
  • Si se consume con el estómago vacío puede actuar como agente antiinflamatorio.

Consumir bromelia

La mejor manera de beneficiarte de todas las propiedades medicinales y curativas de la bromelia, es tomándola a base de infusiones o bien en suplementos como cápsulas o pastillas.

Antes de su consumo, es importante que te asegures de que el suplemento sea de alta calidad y no esté rebajada, dado que en estos casos se podrían reducir sus efectos. En este sentido, te recomendamos que busques aquellos productos clasificados como 200 GDU, que te garantizarán la calidad de la bromelia. Puedes encontrarla de venta en herbolarios.

En cuanto a la dosis, se recomienda tomar unos 600 mg de bromelia al día, sobre todo para su uso principal: el antiinflamatorio. No obstante, es importante consultar a en el herbolario o a un médico las cantidades precisas para cada uso.

Te recomendamos leer este artículo:  Resveratrol

Efectos secundarios y contraindicaciones

Como en cualquier producto que cuenta con aplicaciones medicinales, la bromelia también puede tener ciertos efectos secundarios. Existen una serie de precauciones que debes tener en cuenta para evitar dichos efectos adversos para nuestra salud. Te los comentamos:

  • Es importante evitar el consumo de bromelia en combinación con ciertos medicamentos o fármacos como la aspirina o los anticoagulantes, dado que podría aumentar el riesgo de sufrir una hemorragia.
  • Antes de consumir bromelia debes cerciorarte de no ser alérgico a dicha planta o algún miembro de la familia de las bromiliáceas dado que podría producir reacciones alérgicas.
  • Ingerir grandes dosis de bromelia con el fin de depurar el organismo puede ser contraproducente, dado que puede causar dolores estomacales, náuseas, diarreas o vómitos, aunque pueden ser síntomas que indican tal limpieza del organismo.

En caso de dudas acerca del consumo de bromelia para fines curativos, consulte siempre a un especialista que pueda indicarle el mejor uso o aplicación de esta planta medicinal en cada caso.

Podría interesarte leer..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close