Vitíligo

El vitíligo consiste en la pérdida del color de la piel, no obstante, la mayoría de las personas que sufren vitíligo se sienten generalmente totalmente saludables. Esta pérdida de color en la piel puede ser leve, o volverse totalmente blanca.

Su dermatólogo podría llamar a esta condición “pérdida de pigmento”. Esta “despigmentación” puede ocurrir en cualquier parte de nuestro cuerpo, incluyendo:

  • Piel.
  • Pelo.
  • En el interior de la boca.
  • Genitales.

Más allá de su síntoma más característico (la despigmentación), el vitiligo puede provocar otros síntomas difíciles de superar en la persona afectada, como son la baja autoestima y la depresión.

Existen varios tipos y subtipos de Vitiligo.

› Vitíligo segmentario, también denominado vitíligo unilateral.

  • Aparece en 1 sólo segmento del cuerpo.
  • Aproximadamente la mitad de las personas que lo padecen pierden un poco de color de pelo en la cabeza, una pestaña o en una ceja.
  • Frecuentemente, empieza a desarrollarse a una edad temprana.
  • A menudo progresa durante un periodo máximo de un año, para luego detenerse.

› Vitíligo no segmentario, también denominado vitíligo bilateral, vitíligo vulgaris o vitíligo generalizado.

  • Es el tipo más común.
  • Aparece en ambos lados del cuerpo, como por ejemplo en ambas manos o rodillas.
  • A menudo comienza en las manos, dedos, muñecas, alrededor de los ojos, en la boca, o en los pies.
  • Suele empezar con una rápida pérdida del color de la piel, para luego detenerse temporalmente. Este ciclo de pérdida de color y pausa temporal, continúa generalmente durante el resto de la vida del paciente.
  • La despigmentación tiende a expandirse para acabar cubriendo áreas más grandes.

Los subtipos nos indican la cantidad de vitíligo que aparece en el cuerpo.

  • Localizado: aparecen una o unas pocas manchas, pero estas se limitan a una o pocas áreas del cuerpo.
  • Generalizado: La mayoría de las personas desarrollan este subtipo. En el vitíligo generalizado aparecen manchas dispersas en el cuerpo.
  • Universal: Es la variante más rara de vitíligo. Puede acabar afectando a la casi totalidad del cuerpo.

No hay manera de predecir cuánto color va a perder una persona que padece vitíligo. Algunos pacientes pueden permanecer sin cambios en su pigmentación durante años. En muy raras ocasiones, la piel puede recuperar el color perdido.

¿Quiénes padecen vitíligo?

Millones de personas padecen vitíligo, y casi la mitad de ellos notan los primeros síntomas antes de alcanzar los 21 años de edad. Debido a que es muy raro de que esta enfermedad desaparezca, la mayoría de quienes la padecen la sufren el resto de sus vidas.

El vitíligo afecta por igual tanto a hombres como a mujeres de distinto color de piel y razas.

El riesgo de contraer vitíligo aumenta si una persona tiene:

  • Un pariente cercano que tenga vitíligo.
  • Una enfermedad autoinmune, especialmente la enfermedad de Hashimoto (una enfermedad de la tiroides) o la alopecia areata (causa pérdida de cabello).

¿Qué causa el vitíligo?

El vitíligo se desarrolla cuando las células llamadas melanocitos mueren. Estas células son las encargadas de dar color a nuestra piel y cabello.

Desgraciadamente, aún no se entiende completamente por qué estas células mueren. Mientras que el vitíligo segmentarlo podría tener su causa en una deficiencia en el sistema nervioso, se cree que el vitíligo no segmentario es una enfermedad autoinmune.

Tratamiento

El vitíligo no se puede curar, no obstante, muchos tratamientos ayudan a restaurar el color de la piel perdida. Aunque algunas personas optan por no tratar el vitíligo, estas son algunas de las opciones de tratamiento frecuentemente utilizadas:

  1. Utilizar cosméticos para añadir color perdido.
  2. Existen diferentes fármacos que permiten repigmentar la piel.
  3. Tratamiento con luz.
  4. La luz UVA y el psoraleno permiten restaurar el color de la piel.
  5. La cirugía puede ser una opción cuando las demás opciones de tratamiento no han resultado efectivas.
  6. Algunos minerales, vitaminas, aminoácidos y enzimas han demostrado poder ayudar a restaurar el color de la piel en personas con vitíligo.
  7. La despigmentación es una opción a la que recurren muy pocas personas. Consiste en eliminar el resto de pigmento existente en la piel, dejando al paciente con toda la piel totalmente blanca. Este tratamiento puede ser una opción cuando al paciente ya le quedan muy pocas zonas pigmentadas y los otros tratamientos no han funcionado; permitiendo conseguir una sola tonalidad de color de piel.

Consejos

Los dermatólogos comparten los siguientes consejos para pacientes con vitíligo:

  • Proteja su piel del sol. Las razones son múltiples:
    • La piel que ha perdido su pigmentación sufre quemaduras de sol muy fácilmente.
    • Una quemadura solar puede empeorar el vitíligo.
    • Si mantiene la piel clara, evitará que un bronceado haga que el vitíligo sea más visible.
  • No utilice camas de bronceado o lámparas solares.
  • No se haga un tatuaje. La realización de un tattoo puede causar el denominado fenómeno de Koebner. Este fenómeno consiste en la posibilidad de que aparezca un nuevo parcho de vitíligo de 10 a 14 días después de herir la piel al someterse a un tatuaje.
Vitíligo
1 (20%) 1 voto
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...