Sistema Inmunitario

El sistema inmunitario o, inmunológico, es una defensa natural que posee el organismo ante los ataques de diferentes elementos patógenos como pueden ser los virus, las bacterias, tumores, etc, que causen daño al organismo. Este sistema es el encargado de proteger al cuerpo de infecciones y enfermedades patógenas. Su función es, por tanto, la de detectar agentes dañinos en el organismo protegiendo las células y tejidos para su correcto funcionamiento.

La principal barrera de protección que posee el sistema inmunitario es la piel, las mucosas, vías respiratorias y el ácido estomacal.

Tanto en el ser humano como en la mayoría de los vertebrados, se desarrollan mecanismos de defensa compuestos de:

  • Proteínas.
  • Células.
  • Órganos primarios, sitio donde maduran los linfocitos o glóbulos blancos.
    • Médula ósea.
    • Timo.
  • Órganos secundarios, lugar donde se genera un entorno adecuado para los linfocitos y maduran las células inmunitarias.
    • Ganglios linfáticos.
    • Bazo.
  • Tejidos.

El sistema inmunitario tiene dos formas de reacción frente a un ataque patógeno que haya conseguido atravesar las primeras barreras de protección. Se distinguen en 2 grandes grupos:

› Sistema inmunitario innato. En este caso, la respuesta del sistema inmunitario surge ante la presencia de microorganismos, células dañadas o lesionadas y son identificadas por receptores de reconocimiento de patrones.

Este tipo de sistema no tiene memoria inmunológica y está presente en la mayoría de las formas de vida.

Cualquier germen que logre ingresar al organismo se encontrará con este sistema cuyas defensas no son específicas. Como síntomas de reacciones del sistema inmunológico encontramos:

  • La fiebre (elevación de la temperatura corporal).
  • La inflamación (enrojecimiento e hinchazón en el tejido producto del aumento del fluido de la sangre).
  • Sistema del complemento; cuya característica consiste en invadir químicamente las células extrañas con más de 20 tipos de proteínas al actuar los glóbulos blancos sobre las células patógenas.

El sistema inmunitario innato está compuesto de leucocitos o glóbulos blancos que se clasifican en:

  • Macrófagos; células que se alojan en los tejidos. Se subdividen formando los monocitos y su función es la de atacar todo elemento extraño que ingrese al organismo. Allí mismo se encuentran unas células denominadas células asesinas naturales o natural killer que tienen como función combatir tumores, células infectadas o virus.
  • Neutrófilos; es el tipo de leucocito más abundante en el organismo representando entre un 60% y un 70% del total y son los que permiten a la sangre llegar a la zona inflamada o afectada.
  • Células dendríticas; que representan la transición entre la respuesta del sistema inmune innato y la respuesta del sistema inmunitario adaptativo.

› Sistema inmunitario adaptativo. Entre las funciones y características del sistema inmunitario adaptativo posee la capacidad de reconocer agentes patógenos específicos y, con el tiempo y la repetición, generar lo que se denomina inmunidad adquirida. Es decir que posee una especie de memoria inmunitaria que reconoce agentes dañinos previos presentes en el organismo y procede a su ataque y eliminación. Este proceso es el principio de la vacunación.

El sistema inmunitario adaptativo está compuesto también por leucocitos o glóbulos blancos que son producidos por las células madres hematopoyéticas. Se forman en el tejido linfático y en la médula ósea. Existen diferentes subtipos:

  • Anticuerpos también denominados inmunoglobulinas. Son tipos de leucocitos cuya función específica es detectar y neutralizar bacterias, parásitos o virus.
  • Linfocitos B o células B. Tienen su nacimiento y madures en la médula ósea y son las encargadas de producir los anticuerpos.
  • Linfocitos T o células T. Son células de tipo linfáticas que se desarrollan en el timo. Se encuentran presentes en órganos como la médula, timo, ganglio linfáticos y el bazo. Su función es atacar al elemento patógeno desde el interior.

La respuesta inmune específica puede ser:

  • Celular; actuando directamente sobre virus y bacterias evitando la formación de células cancerosas. En este proceso participan los linfocitos T o células T.
  • Humoral, no atacan directamente a los virus o bacterias ya que necesitan de los anticuerpos para combatir este tipo de agentes. De este participan los linfocitos B o células B.

¿En qué consiste la autoinmunidad? Es una respuesta del sistema inmunológico en la que no logra distinguir entre células sanas y dañinas, provocando un ataque a sí mismo. Esta respuesta puede ocasionar cierto tipo de enfermedades:

  • Lupus.
  • Artritis reumatoide.
  • Colitis ulcerosa.
  • Enfermedades del sistema inmunológico.
  • Anemia hemolítica.
  • Diabetes de tipo I.
  • Esclerosis múltiple.
  • Síndrome de Goodpasture.
  • Anemia perniciosa.
  • Vasculitis.
  • Esclerodermia.
  • Inmunodeficiencias primarias y secundarias.
  • Alergias.
Sistema Inmunitario
3.5 (70%) 2 votos
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...