Psicopatía

La psicopatía es un trastorno de la personalidad. El psicópata es una persona que está centrada únicamente en sí mismo, sin conciencia ni sentimientos hacia los demás. Carece de moralidad y de reglas sociales.

Los psicópatas suelen pasar desapercibidos en la sociedad e intentan adaptarse para conseguir sus objetivos. Son fríos y calculadores, muestran grandiosidad en su conducta, actitud pretenciosa y tendencias sádicas.

Un psicópata siempre negará que lo es, de hecho nunca se verá como tal, ya que no se detectan ni lo aceptan, ven lo que hacen como normal.

La psicopatía está presente en la población entre un 1% y 2%. Un asesino en serie es la máxima expresión de la psicopatía, aunque son los menos comunes.

Características

  • No reconocen el miedo. No reaccionan correctamente frente a situaciones que generan miedo, tampoco reconocen la sensación de miedo en otras personas, ni física ni psicológicamente.
  • Necesidad de dopamina. Necesitan sensaciones fuertes como si de una droga se tratara. Sufren una sensación parecida a la abstinencia cuando no viven experiencias que les generan dopamina, por eso disfrutan siendo crueles y malvados, con el enfrentamiento y el sufrimiento.
  • Carecen de empatía. Aunque recientes estudios demuestran que algunos tienen la capacidad de sentir empatía, este no es un sentimiento automático como en el resto de personas, sino que la sienten cuando ellos quieren, la pueden controlar.
  • Prefieren empleos relacionados con el poder. Buscan el mando y el control, estar lo más alto posible socialmente (según una encuesta el puesto de director es el preferido por ellos, siendo un 4% de todos los directivos psicópatas).
  • Pobre sentido del olfato. Las personas somos capaces de reconocer hasta diez tipos de olores base, los psicópatas reconocen menos.
  • Poseen magnetismo. Las personas se sienten atraídos por este tipo de individuos.
  • Poseen una forma de hablar peculiar. Hablan de manera forzada, miden sus palabras y piensan qué decir y cómo actuar constantemente. Usan muchas conjunciones subordinadas, se justifican mucho.
  • También tienen una forma peculiar de escribir.
  • Dominación sin miedo. Son capaces de mandar sin pensar en los daños o consecuencias directas o indirectas.
  • Falta de remordimiento. No sienten culpabilidad por sus actos.
  • Ven y tratan a las personas como objetos. Usan a las personas para conseguir sus objetivos.
  • Impulsivos.
  • Incapaces de establecer vínculos afectivos de ningún tipo.
  • Carecen de moralidad.
  • Gran capacidad de planificación.
  • Disfrutan creando conflictos y manipulando personas. El padecimiento ajeno es placentero para ellos, en casos extremos disfrutan con la tortura y la muerte.
  • Grandiosidad. Son altivos e inteligentes, llegando hasta ser admirados por el resto.

Tipos

Existen dos tipos generales de psicópatas con dos subdivisiones:

  1. Psicópatas primarios. No responden al castigo, presión, tensión ni desaprobación. Carecen de conciencia y son capaces de inhibir sus impulsos antisociales para cumplir sus objetivos. Padecen afasia semántica, no comprenden el significado de las palabras y los que consiguen hacerlo no lo hacen con el mismo significado que el resto. Son incapaces de experimentar emociones.
  2. Psicópatas secundarios. Son arriesgados y propensos a reaccionar ante situaciones de estrés. Tienen sus propias reglas, son aventureros, audaces y diferentes al resto. El principal deseo que les mueve es la evitación del dolor y su incapacidad de evitar la tentación.

Subtipos:

  1. Psicópatas descontrolados. Enloquecen y se enfadan con facilidad y con frecuencia. También padecen ansias fuertes como en la drogadicción, la cleptomanía, la pedofilia o cualquier cosa ilegal. Toman muchos riesgos.
  2. Psicópatas carismáticos. Son mentirosos, encantadores, irresistibles y atractivos. Utilizan estos atributos a su favor para manipular a los demás y conseguir lo que quieren. Gran capacidad de persuasión, pudiendo llegar a tener la voluntad de los demás a su merced (como por ejemplo el líder de una secta).

Además de estos tipos y subtipos, requiere especial mención el psicópata prosocial. Este tipo de psicópata es el que consigue descubrirse a sí mismo como psicópata. Se reconocen como manipuladores y muy competitivos, pero hacen esfuerzos por comportarse de manera socialmente apropiada. Son conscientes de sus carencias, de su falta de empatía y de sentimientos como amor hacia su familia y amigos.

Causas

El desarrollo de la psicopatía depende de varios aspectos en distintos niveles:

  • Genética. Existe un gen al que se vincula con la psicopatía, se conoce como el gen del guerrero.
  • Biológica. Falta de conexión entre la amígdala y la corteza prefrontal.
  • Ambiental. El ambiente tiene poco peso en este trastorno, aunque podría influir el pasar por una infancia traumática.
  • Educacional. La educación tiene también mucho que ver con la psicopatía, de hecho ésta aparece entre los 3 y los 5 años.

Tratamiento

El tratamiento de la psicopatía es muy complejo y específico, con un bajo porcentaje de éxito.

Programas muy específicos. Hay que tener mucho cuidado por que aprenden a manipular más en terapias convencionales. Un programa convencional les enseña emociones y conductas de agresividad, que lejos de evitar los síntomas de la psicopatía, las pueden potenciar.

Publicado el: 26/09/2015 – D.Cisneros.

Fuentes

  • tuSintoma
Psicopatía
5 (100%) 2 votos
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...