Pirosis – Acidez estomacal

Síntomas, causas y peligros de la Pirosis o Acidez estomacal

¿En que consiste la Acidez estomacal?

La acidez es un dolor ardiente en el pecho, detrás del esternón. El dolor es a menudo peor al acostarse o al agacharse.

El ardor de estómago ocasional es algo común y no es motivo de alarma. La mayoría de las personas pueden soportar las molestias de la acidez estomacal sin tener que consultar a un médico. No obstante, la pirosis más frecuente o que interfiere en su rutina diaria puede ser un síntoma de una enfermedad más grave que requiere atención médica.

Síntomas

Los síntomas de acidez estomacal incluyen:

  • Un ardor en el pecho que generalmente ocurre después de comer y por la noche.
  • Un dolor que empeora al acostarse o agacharse.
  • Dolor severo en el pecho o sensación de presión, especialmente cuando se combina con otros signos y síntomas como dolores en el brazo, la mandíbula o dificultades para respirar. El dolor en el pecho también puede ser síntoma de un ataque al corazón.

Solicite una cita con su médico si:

  • La acidez se produce más de dos veces por semana.
  • Los síntomas persisten a pesar de la toma de medicamentos.
  • Dificultades al tragar.
  • Náuseas o vómitos persistentes.
  • Pérdida de peso debido a la falta de apetito o dificultad para comer.

Causas

La acidez se produce cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago. Normalmente, cuando uno traga, una banda deacidez-estomacal músculo situada alrededor de la parte inferior del esófago (esfinter esofágico inferior) se relaja para permitir que el alimento y el líquido fluya hacia abajo en su estómago. A continuación, el músculo se contrae de nuevo.

Si el esfínter esfágico inferior se relaja anormalmente o se debilita, el ácido del estómago puede fluir de nuevo hacia el esófago (reflujo ácido) y causar acidez. Por eso, el efecto puede ser peor cuando usted se encuentra acostado o agachado.

Factores de riesgo:

Ciertos alimentos y bebidas pueden desencadenar acidez estomacal en algunas personas, entre ellas:

  • Alimentos picantes.
  • Cebollas.
  • Productos cítricos.
  • Productos con tomate.
  • Alimentos fritos o grasos.
  • Menta.
  • Chocolate.
  • Alcohol, bebidas carbonatadas, café u otras bebidas con cafeína.
  • Las comidas abundantes o grasientas.
  • El exceso de peso o embarazo también puede aumentar el riesgo de sufrir acidez estomacal.

Complicaciones

La acidez que se produce con frecuencia e interfiere con su rutina se considera la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Este tratamiento puede requerir medicamentos con receta y, en ocasiones, la necesidad de emplear la cirugía u otros procedimientos para evitar posibles daños en el esófago.

Consejos que pueden ayudar a evitar la Pirosis:

  • Mantener un peso corporal saludable. El exceso de peso pone más presión sobre el abdomen, empujando hacia arriba el estómago causando que el ácido suba hacia el esófago.
  • Evitar ropa de ajuste hermético, que ejerce presión sobre el abdomen y el esfínter esofágico inferior.
  • Evite los alimentos que desencadenan la acidez estomacal.
  • Evite acostarse después de comer. Espere al menos tres horas.
  • Evite las comidas tardías.
  • Eleve la cabecera de su cama si experimenta regularmente acidez estomacal durante la noche o mientras intentaba dormir. Si eso no fuese posible, inserte una cuña entre el colchón y el sombre para elevar su cuerpo de la cintura para arriba. Elevar la cabeza con almohadas adicionales no suele ser eficaz.
  • Evite fumar. Fumar disminuye la capacidad del esfínter esofágico inferior para que funcione correctamente.
Puntúa el artículo
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...