Parestesia

La parestesia es una condición anormal que toda persona puede experimentar y en el que el paciente siente una sensación de ardor, entumecimiento, hormigueo o picor al padecerla. Suele darse mayoritariamente en las extremidades.

Mientras que la parestesia temporal no es signo de alarma, la parestesia crónica es síntoma de una variedad de enfermedades leves a graves, trastornos y afecciones. Infecciones, inflamaciones, traumas, tumores malignos, y otras condiciones pueden ser causa de parestesia crónica.

  • La mayoría de las personas han experimentado parestesia temporal en algún momento de sus vidas, al sentarse con las piernas cruzadas durante demasiado tiempo, o dormido con un brazo torcido debajo de la cabeza. Esto ocurre cuando se ejerce una presión sostenida sobre un nervio. No obstante, esta sensación desaparece rápidamente cuando se alivia la presión.
  • La parestesia crónica en cambio es a menudo síntoma de una enfermedad neurológica subyacente (apoplejía, accidentes cerebrovasculares, esclerosis múltiple, encefalitis, …) o daño nervioso traumático (lesión tumoral o vascular que presiona contra el cerebro o la médula espinal).

Síntomas

La parestesia puede afectar a cualquier parte del cuerpo, aunque por lo general afecta a:

  • Brazos.
  • Manos.
  • Piernas.
  • Pies.

Y puede ser temporal o crónica. Sus síntomas pueden incluir sensación de:

  • Debilidad.
  • Entumecimiento.
  • Estremecimiento.
  • Hormigueo.
  • Ardor.
  • En la parestesia crónica, un dolor punzante que puede conducir a cierta torpeza al emplear la extremidad afectada.

En caso de padecer alguno de estos síntomas de forma persistente o que afecten a su calidad de vida, vaya a ver a su médico; probablemente podrían ser señal de que sufre una enfermedad subyacente que requiere tratamiento.

Causas

La parestesia puede ser un síntoma de una amplia variedad de enfermedades, trastornos o daño en los nervios. La parestesia temporal se produce generalmente por la compresión del nervio debido a una postura o actividad que ejerce presión prolongada sobre un nervio o nervios.

  • Causas ortopédicas:
    • Lesión en la espalda o el cuello.
    • Fracturas de huesos.
    • Disco herniado.
    • Síndrome del túnel carpiano.
    • Osteoporosis.
    • Otras enfermedades degenerativas.
  • Causas neurológicas:
    • Alcoholismo.
    • Malformación arteriovenosa.
    • Tumor cerebral.
    • Neurópata diabética.
    • Encefalitis.
    • Esclerosis múltiple.
    • Neurópata periférica.
    • Ataque isquémico transitorio.
    • Mieditis transversa.
    • Deficiencia de vitamina B12.

Tratamiento

El tratamiento de la parestesia depende totalmente de cuál es su causa.

  • En los casos de parestesia temporal, un ajuste en su estilo de vida o terapia física puede ser suficiente para resolver el problema.
  • Si se debe a una enfermedad subyacente, el tratamiento para esa enfermedad puede aliviar los síntomas de parestesia.
  • Algunos tipos de daño en los nervios son irreversibles, por lo que sus circunstancias individuales determinarán si sus síntomas pueden mejorar.

Posibles complicaciones

Debido a que esta condición suele ser debida a enfermedades del sistema nervioso o daño en los nervios, no buscar tratamiento puede dar lugar a complicaciones y síntomas de leves a graves permanentes tales como:

  • Dolor crónico.
  • Discapacidad.
  • Incapacidad para respirar por sí mismo.
  • Parálisis.
  • Pérdida permanente de la sensibilidad.
  • Dolor permanente.
  • Mala calidad de vida.
Parestesia
3.71 (74.29%) 7 votos
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...