Neuroma de Morton

El neuroma de Morton es una condición que afecta a uno de los nervios situados entre los dedos del pie.

Es el tipo de neuroma más común en el pie y es el resultado de la compresión y la irritación del nervio. Esta compresión crea una ampliación del nervio, pudiendo causar un dolor severo.

Esta condición puede ocurrir en uno o ambos pies, y por lo general afecta al nervio situado entre el tercer y cuarto dedo del pie. Puede ocurrir a cualquier edad, aunque es más frecuente en mujeres de mediana edad.

Síntomas

La progresión de los síntomas del neuroma de Morton a menudo:

  • Empiezan gradualmente. Al principio ocurren ocasionalmente, sobretodo al usar zapatos de punta estrecha o cuando se realizan actividades agravantes.
  • Los síntomas pueden reducirse o desaparecer durante un tiempo al quitarse los zapatos, al masajear el pie, o evitando ciertas actividades y calzado apretado.
  • Con el tiempo, los síntomas van empeorando hasta durar varios días o semanas.
  • Los síntomas se vuelven más intensos a medida que el neuroma crece.
  • Los cambios producidos en el nervio se vuelve temporales.

En cuanto a los signos más comunes, incluyen:

  • Hormigueo, ardo o entumecimiento.
  • Dolor.
  • Sensación de la presencia de un bulto dentro del pie.

Causas del neuroma de Morton

Aunque las causas exactas del neuroma de Morton no están del todo claras, parece desarrollarse como resultado de una irritación, presión o lesión en uno de los nervios que conduce a los dedos del pie; que degenera en un tejido nervioso espesado (neuroma).

Neuroma Morton

Las causas más frecuentes son:

  • El uso de zapatos de tacón alto que comprimen los dedos de los pies. Esto es probablemente la razón por lo que las mujeres sufren mucho más esta condición que los hombres.
  • Pies altos arqueados.
  • Pies planos.
  • Padecer juanetes.
  • Deformidades de las articulaciones de algunos de los dedos del pie (dedos en martillo).
  • Actividades deportivas de alto impacto que ejerza una presión indebida sobre los pies.
  • Lesiones.

Diagnóstico

Su médico le realizará un examen físico e intentará reproducir sus síntomas manipulando su pie. También pueden realizarse otros exámenes o estudios de imagen (rayos X, ultrasonido, o imágenes por resonancia magnética).

El diagnóstico precoz del neuroma de Morton reduce enormemente la necesidad de tratamientos más invasivos y puede evitar someterle a una cirugía.

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de los síntomas. Lo más común es que su médico opte por intentar controlar inicialmente la condición mediante tratamientos conservadores.

  • Utilizar calzado cómodo que alivien la presión sobre el nervio en el pie.
  • El uso de dispositivos ortóticos. Los soportes de arco y las almohadillas que se adaptan a su zapato ayudan a reducir la presión sobre el nervio.
  • La toma de analgésicos anti-inflamatorios como el ibuprofeno para aliviar el dolor y la inflamación.
  • En caso de sobrepeso, disminuir de peso puede reducir la tensión ejercida sobre sus pies.
  • Descanso (reducir o pausar temporalmente las actividades que ejercen una presión repetitiva sobre el neuroma) y realizar masajes en la zona.
  • La aplicación de hielo sobre la zona para reducir la hinchazón.

Si los tratamiento conservadores no han resultado, se médico podría optar por:

  • Realizar inyecciones de esteroides en el área dolorida.
  • Cirugía de descompresión. Mediante esta cirugía se puede aliviar la presión sobre el nervio cortando estructuras cercanas.
  • La extirpación quirúrgica del nervio puede ser necesaria si ningún otro tratamiento ha resultado efectivo. Aunque suele tener éxito, el procedimiento puede resultar en un entumecimiento permanente de los dedos afectados.
Neuroma de Morton
4 (80%) 3 votos
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...