Meningitis

Se define meningitis como a una inflamación potencialmente mortal del revestimiento del cerebro y la médula espinal. La meningitis es causada cuando las membranas protectoras que rodean el cerebro y la médula espinal, conocida como las meninges, se infectan. Si no se trata, la meningitis puede conducir a la hinchazón del cerebro y causar discapacidad permanente, coma, e incluso la muerte.

La meningitis puede ser causada por una variedad de cosas, incluyendo bacterias (los casos más graves), virus, hongos, reacciones a medicamentos y toxinas ambientales, como metales pesados. Aunque la meningitis bacteriana y fúngica requieren hospitalización prolongada, la meningitis causada por los virus a menudo puede ser tratada desde casa y con resultado positivo.

Tipos de Meningitis

La meningitis bacteriana

La meningitis bacteriana es la forma más grave de meningitis. Incluso con tratamiento, la meningitis bacteriana puede ser mortal. Si la meningitis bacteriana avanza rápidamente en menos de 24 horas, la muerte puede ocurrir en más de la mitad de aquellos que la desarrollan, incluso con el tratamiento médico adecuado.

La meningitis viral

La meningitis viral es difícil de diagnosticar ya que se confunde fácilmente con los síntomas de la gripe. A diferencia de la meningitis bacteriana, la mayoría de la enfermos con meningitis viral se recuperan por completo con el tratamiento adecuado. Los antibióticos no son útiles en el tratamiento de la meningitis viral.

Meningitis fúngica

La meningitis fúngica es otro tipo grave pero muy raro de meningitis que suelen padecer únicamente las personas con problemas en el sistema inmunológico.

Síntomas

Una persona con meningitis bacteriana puede tener algunos o todos los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Tortícolis.
  • Manos y pies fríos.
  • Confusión.
  • Convulsiones.
  • Fiebre alta.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad de los ojos a la luz.

Diagnóstico

La meningitis puede ser difícilmente reconocible, especialmente en sus primeras etapas debido a que sus síntomas son similares a los de las enfermedades virales más comunes.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas que sobreviven a la meningitis bacteriana puede sufrir consecuencias permanentes, tales como:

  • La amputación de extremidades, dedos, manos o pies.
  • Cicatrización severa.
  • Daño cerebral.
  • Pérdida de la audición.
  • Daño renal.

¿Qué causa la meningitis?

La meningitis es casi siempre causada por una infección bacteriana o viral que tuvo sus inicios en otras partes del cuerpo, como en los oídos, senos paranasales, o del tracto respiratorio superior. Causas menos comunes de meningitis son las infecciones por hongos, trastornos autoinmunes, y los medicamentos.

La meningitis afecta por igual tanto a hombres como a mujeres. Por razones aún desconocidas, los afroamericanos parecen desarrollar meningitis con más frecuencia que las personas de otras razas.

Los factores de riesgo que ponen a las personas en mayor riesgo de meningitis bacteriana incluyen los siguientes:

  • Los adultos mayores de 60 años de edad.
  • Los niños menores de 5 años de edad.
  • Las personas que sufren alcoholismo.
  • Las personas con anemia de células falciformes.
  • Las personas con cáncer, especialmente aquellos que reciben quimioterapia.
  • Las personas que han recibido trasplantes y están tomando medicamentos que suprimen el sistema inmunológico.
  • Las personas con diabetes.
  • Los recientemente expuestos a la meningitis en casa.
  • Las personas que viven en lugares cerrados (cuarteles militares, dormitorios).
  • Usuarios de drogas intravenosas.
  • Las personas con derivaciones en el lugar para la hidrocefalia

La meningitis bacteriana puede ocurrir por varias de razones. A menudo, es el resultado de una infección por bacterias que ya viven en la nariz y la boca. Las bacterias entran en la sangre y se alojan en la cubierta externa del cerebro (las meninges).

La meningitis fúngica se limita normalmente a personas que han tenido procedimientos quirúrgicos o padecen deficiencias del sistema inmunes debido al cáncer u otras enfermedades que afectan la función inmune.

¿Es contagiosa la meningitis?

Sí, la bacteria que causa meningitis puede propagarse durante actividades tan comunes como:

  • La meningitis puede propagarse al besar a otra persona.
  • La meningitis puede transmitirse al compartir utensilios y recipientes para beber.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Los lugares cerrados (dormitorios).
  • El fumar o estar expuesto al humo.

¿Quién tiene más riesgo de padecer meningitis?

Cualquier persona puede desarrollar casi cualquier tipo de meningitis. No obstante, investigaciones científicas han demostrado que algunos grupos de edad tienen mayores tasas de meningitis que otros. Estos son:

  • Los niños menores de 5 años.
  • Los adolescentes y adultos jóvenes de 16-25 años de edad.
  • Los adultos mayores de 55 años.

Los estudios han demostrado que la meningitis es potencialmente peligrosa para las personas con ciertas condiciones médicas, tales como el bazo dañado o ausente, enfermedades crónicas, o trastornos del sistema inmunológico.

Puntúa el artículo
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...