Herpes labial

El herpes labial o herpes oral es una infección de la zona de la boca provocada por un tipo específico de virus (virus del herpes simple | HSV-1) y caracterizada por el desarrollo de pequeñas ampollas dolorosas en los labios, las encías o la garganta.

La infección por herpes labial generalmente ocurre antes de los 20 años de edad, aunque cualquier persona pueda padecerla independientemente de su edad.

Síntomas

Algunas personas padecen úlceras en la boca cuando entran en contacto con el virus HSV-1. Otros simplemente no tienen síntomas.

En caso de presentar síntomas, estos pueden ser de leves a graves. Frecuentemente aparecen de 1 a 3 semanas después de estar en contacto con el virus y pueden durar hasta 3 semanas. El síntoma más característico son las ampollas en la boca. Estas pueden ser:

  • Ampollas rojas que se revientan y con fugas.
  • Muchas ampollas pequeñas que crecen juntas para formar una sola ampolla más grande.
  • Pequeñas ampollas llenas de líquido claro o amarillento.
  • Una única ampolla amarilla crujiente.

Si los síntomas reaparecen después de un tiempo, a menudo son menos severos.

Algunos otros síntomas frecuentes que se presentan antes de que tener ampollas incluyen:

  • Picazón de los labios o de la piel alrededor de la boca.
  • Hormigueo alrededor de los labios o en la zona de la boca.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre.
  • Inflamación de las glándulas.
  • Dolor al tragar.
  • Erupción en encías, labios, boca y/o garganta.

Después de la primera infección, el virus permanece inactivo dentro de las células nerviosas de la cara durante el resto de la vida de una persona. Esto significa que aunque los síntomas puedan no estar siempre presentes, ciertos acontecimientos pueden hacer que esta condición reaparezca.

Algunos eventos que desencadenan una infección recurrente de herpes labial incluyen:

  • La fiebre.
  • Menstruación.
  • Mucho estrés.
  • Fatiga.
  • Cambios hormonales.
  • Infección de las vías respiratorias.
  • Temperaturas extremas.
  • Un sistema inmunológico debilitado.
  • Cirugía dental.

Causas

El herpes oral o labial es una infección común causado por el virus del herpes simple de tipo 1 (HSV-1). En raras ocasiones, el virus del herpes de tipo 2 que generalmente causa herpes genital, también puede transmitirse a la boca durante el sexo oral, causando herpes oral.

El virus del herpes se propaga fácilmente. Puede infectarse si:

  • Tiene contacto cercano con alguien que esté infectado.
  • Si toca algún objeto que esté infectado con el virus, tales como cuchillas de afeitar, toallas, platos, y otros elementos que se comparten habitualmente.
  • Los padres pueden transmitir el virus a sus hijos durante actividades cotidianas.

Tratamiento

Debido a que aún no exista cura para este virus y que los síntomas del herpes labial desaparecen al cabo de entre 1 y 2 semanas, el tratamiento se centra en deshacerse de llagas u otros brotes limitantes.

Su médico puede recomendarle fármacos antivirales para ayudar a aliviar los síntomas y acelerar la curación. Estos antivirales son más eficaces si se toman tan pronto como aparezcan los primeros síntomas, como el hormigueo en la boca.

Los medicamentos más utilizados para tratar las úlceras bucales son:

  • El aciclovir.
  • El famciclovir.
  • El valaciclovir.

Algunas medidas que se pueden tomar para aliviar los síntomas y evitar la propagación del virus a otras áreas del cuerpo son:

  • La aplicación de hielo en la piel para aliviar el dolor.
  • Lavar la ampolla suavemente con jabón y un antiséptico para combatir los gérmenes.
  • Evitar las bebidas calientes y los alimentos picantes y salados, y cítricos.
  • El enjuague con agua salada.
  • Tomar analgésicos como el paracetamol.
  • Realizar gárgaras con agua fría.
Herpes labial
1 (20%) 1 voto
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...