Hernia Discal

¿Qué es una hernia discal?

Su columna vertebral está compuesta de hasta 26 huesos (vértebras) que están amortiguados por discos. Los discos protegen los huesos mediante la absorción de los choques producidos por realizar actividades (caminar, levantarse, girar la columna, etc).

Cada disco tiene dos partes: una parte interna blanda y gelatinosa y un anillo exterior duro. Una lesión o debilidad pueden hacer que la parte interior del disco sobresalga a través del anillo exterior. A esta lesión se le conoce como una hernia discal o hernia; esta condición causa dolor y malestar. Si la hernia discal comprime uno de los nervios espinales, también puede experimentar entumecimiento y dolor a lo largo del nervio afectado. En casos severos, puede requerir cirugía para extirpar o reparar la hernia discal.

disco-deslizado-hernia

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal?

Usted puede padecer una hernia discal en cualquier parte de la columna vertebral, desde el cuello hasta la espalda baja (la zona más común de problemas de hernia). Su columna vertebral consta de una red de nervios y vasos sanguíneos; una hernia discal puede ejercer una presión adicional sobre los nervios y los músculos que le rodean.

Los síntomas de una hernia discal incluyen:

  • Dolor y entumecimiento, más comúnmente en un lado del cuerpo.
  • Dolor que se extiende a sus brazos y/o piernas.
  • Dolor que empeora por la noche.
  • Dolor que empeora después de estar parado o sentado.
  • Dolor al caminar distancias cortas.
  • Debilidad muscular inexplicable.
  • Hormigueo, dolor o sensación de ardor en la zona afectada.

Los síntomas pueden variar de persona a persona. Consulte a su médico si padece entumecimiento u hormigueo y se ve afectada su capacidad para controlar sus músculos (movimientos).

¿Qué causa los deslizamientos de discos?

Ciertos movimientos pueden producir una hernia discal. Un disco puede salirse de su sitio mientras se tuerce o gira la columna para levantar un objeto. Levantar objetos muy grandes y/o pesados puede ejercer una gran tensión en la zona de la espalda baja, resultando en una hernia discal. Si usted tiene un trabajo físicamente muy exigente, tendrá más riesgo de que se deslicen los discos de su columna.

Las personas con sobrepeso también están en mayor riesgo de una hernia discal; sus discos deben soportar continuamente un peso adicional. Músculos débiles y un estilo de vida sedentario también pueden contribuir al desarrollo de una hernia discal.

Otra de las principales causas de hernia discal es la edad. Esto se debe a que los discos comienzan a perder parte de su contenido de agua de protección a medida que envejecemos. La hernia discal es una condición más común en hombres que en mujeres.

¿Cuáles son los efectos de padecer una hernia discal?

Un grave deslizado de disco puede provocar daños permanentes en los nervios. En casos menos frecuentes, una hernia discal puede cortar los impulsos nerviosos a ciertos nervios. Si esto ocurre, es posible que pierda el control del intestino o la vejiga.

En otros casos aislados, la hernia discal puede comprimir los nervios y hacer que pierda la sensibilidad en sus muslos, la parte posterior de sus piernas, y alrededor de su recto.

Mientras que algunos síntomas hernia discal pueden mejorar, también pueden empeorar. Si deja de poder realizar actividades cotidianas por culpa de padecer una hernia discal, consulte inmediatamente a su médico.

¿Cómo se diagnostica el deslizamiento de discos?

Su médico empezará por realizarle un examen físico. Mediante este proceso se busca su fuente de dolor y malestar. Este examen implicará un control de su fuerza, su función nerviosa y muscular, y si usted siente dolor al mover o tocar el área afectada. También analizará también su historial clínica, sus síntomas y qué actividades le causan dolor o molestias.

Podría verse sometido a otras pruebas médicas para revisar el estado de los huesos y los músculos de su columna vertebral e identificar las áreas dañadas. Ejemplos:

  • Rayos X.
  • Tomografías computarizadas.
  • Imágenes por resonancia magnética
  • Discografía, (rara vez se utilizan).

Su médico utilizará toda esta información para determinar la causa de su dolor, debilidad y/o malestar.

¿Cómo se trata una hernia discal?

Los tratamientos varían desde métodos conservadores a cirugía. El tratamiento depende generalmente del nivel de malestar que esté experimentando y el grado de deslizamiento del disco.

Tratamiento conservador

La mayoría de los pacientes pueden aliviar el dolor realizando ejercicios específicos de estiramiento y fortalecimiento de la espalda y de los músculos circundantes. Un fisioterapeuta puede recomendar ejercicios que puedan fortalecer la espalda al mismo tiempo que se reduzcan las posibles molestias.

Tomar calmantes para el dolor recomendados por su médico, evitar levantar pesos pesados y realizar posturas dolorosas también podrán ayudar.

Si el dolor de su hernia discal no responde a los métodos antes expuestos, su médico podrá prescribirle medicamentos más fuertes. Éstos incluyen:

  • Relajantes musculares para aliviar los espasmos musculares.
  • Narcóticos para aliviar el dolor.
  • Medicamentos para el dolor nervio, como la gabapentina o duloxetina.

Cirugía

Su médico puede recomendarle una cirugía si sus síntomas no desaparecen en seis semanas o si su hernia discal está afectando su función muscular. El cirujano puede simplemente eliminar la parte dañada o sobresaliente del disco deslizado sin necesidad de retirar el disco entero. Esta operación se denomina microdiscectomía.

En casos más severos, el médico puede reemplazar el disco por otro artificial o retirar el disco y fusionar las vértebras entre sí. Este procedimiento, llamado laminectomía, añade estabilidad a su columna vertebral.

¿Es posible para prevenir una hernia discal?

Puede que no sea posible prevenir una hernia discal, pero si puede tomar medidas para reducir su riesgo de desarrollar una hernia discal. Estos pasos incluyen:

  • Utilice técnicas de elevación seguras: Doble y levante de las rodillas, no la cintura.
  • Mantenga un peso saludable.
  • No permanecer sentado durante largos períodos; levantarse y estirar periódicamente.
  • Haga ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda, las piernas y el abdomen.

¿Cuál es la perspectiva para alguien con una hernia discal?

La mayoría de las personas con una hernia discal responden bien al tratamiento conservador. A las seis semanas el dolor y las molestias disminuirán gradualmente.

Hernia Discal
5 (100%) 1 voto
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...