Gonorrea

La gonorrea es una infección causada por un tipo de bacteria que se transmite durante el contacto sexual. Puede infectar el pene, la vagina, el cuello uterino, el ano, la uretra o la garganta.

La gonorrea puede ser potencialmente grave si no es tratada.

Síntomas

A menudo, la gonorrea no presenta ningún síntoma. De hecho, la mayoría de las personas con gonorrea no son conscientes de que padecen la infección; especialmente las mujeres. En caso de tener síntomas de gonorrea, estos pueden empezar entre 1 día y 14 días después de tener la infección.

  • Síntomas comunes de gonorrea en mujeres:
    • Dolor abdominal.
    • Sangrado en períodos menstruales.
    • Fiebre.
    • Irregularidades menstruales.
    • Relaciones sexuales dolorosas.
    • Dolor al orinar.
    • Hinchazón o sensibilidad de la vulva.
    • La necesidad de orinar más de lo habitual.
    • Vómitos.
    • Flujo vaginal amarillento.
  • Síntomas comunes en hombres:
    • Secreción de pus del pene.
    • Dolor o sensación de ardor al orinar.
    • Necesidad de orinar más veces de lo normal.

Tanto en mujeres como hombres, la gonorrea también puede causar picazón en el ano y dolor al defecar.

Causas

La gonorrea se transmite a través de relaciones sexuales vaginales, anales y oral. La gonorrea también puede transmitirse de una mujer a su feto durante el parto.

La gonorrea no se transmite por contacto casual.

Complicaciones

La gonorrea puede ser currada con facilidad; no obstante, puede ser una amenaza grave para la salud del afectado si no se trata.

Complicaciones durante el embarazo:

Durante el embarazo, la gonorrea no tratada puede causar un parto prematuro y la muerte del feto.

Además, debido a la posibilidad de contagio de la madre al feto, estas infecciones pueden conducir a infecciones de la sangre, las articulaciones y los ojos en los recién nacidos.

Infertilidad

En las mujeres, la gonorrea no tratada puede infectar las trompas de falopio, los ovarios o el útero. A esto se le conoce como la enfermedad inflamatoria pélvica. Aproximadamente 1 de cada 5 mujeres con gonorrea no tratada desarrolla esta condición, que puede afectar la capacidad de una mujer en quedarse embarazada.

En los hombres, la gonorrea también puede propagarse de la uretra a los testículos, resultando en una condición conocida como epididimitis. La epididimitis aguda también puede causar infertilidad.

Artritis

Aunque más frecuentes en mujeres adolescentes que en el resto de pacientes, la gonorrea no tratada puede degenerar en una infección gonocócica diseminada que puede causar artritis e úlceras cutáneas. Sus síntomas incluyen el dolor en las articulaciones, erupciones en la piel y fiebre.

Tratamiento

La gonorrea es fácil de tratar mediante antibióticos. Los medicamentos a tomar pueden variar en función de la edad del paciente, en caso de estar embarazada, etc.

Precauciones a tener en cuenta:

  • Tome todos los medicamentos recetados por su médico, incluso si los síntomas desaparecen. La infección puede permanecer en su cuerpo hasta que el tratamiento no haya finalizado.
  • Asegúrese de que su pareja está siendo tratado simultáneamente.
  • No comparta su medicamento con nadie.
  • Consulte con su médico si tiene síntomas después del tratamiento.
  • Hágase la prueba pasados tres meses después de padecer la infección para confirmar que haya desaparecido.
Puntúa el artículo
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...