Fimosis

¿Qué es la fimosis?

La fimosis se define como la incapacidad para retraer la piel (prepucio) que cubre la cabeza (glande) del pene. La fimosis se divide en dos formas, la fisiológica y la patológica.

Tipos

  • Fimosis fisiológica: Cuando los niños nacen con el prepucio estrecho al nacer, pero la separación se produce de forma natural con el tiempo. La fimosis es algo normal para los bebés o niños incircuncisos, y por lo general se resuelve pasados los 5-7 años de edad.
  • Fimosis patológica: Es la fimosis que se produce debido a la cicatrización, infección o inflamación. En este tipo de fimosis, la retracción contundente del prepucio puede conducir al sangrado, cicatrices, y traumas psicológicos tanto en el niño como en los padres. En caso de infección, dificultad para orinar, o dilatación de la piel del prepucio durante la micción, el tratamiento puede estar justificado.

El esmegma

El esmegma es una acumulación de células de la piel del glande y del prepucio interno que a menudo se observa tras la retracción del prepucio; más frecuente en hombres con fimosis o el frenillo corto. El esmegma es una secreción de color blanquecino y un olor muy particular, que puede ser lavado muy fácilmente al retraerse el prepucio.

Cuidado del pene no circuncidado:

No se requiere ningún cuidado especial para el prepucio en la infancia. En los primeros años de vida del bebé, la retracción suave (no por la fuerza) junto con una limpieza de debajo del prepucio durante los cambios de pañal o baños es suficiente para que la retracción acabe produciéndose de forma natural y completa con el tiempo.

Tratamiento

Los tratamientos para la fimosis varían dependiendo del niño y la gravedad de la fimosis. Los tratamientos pueden incluir la suave retracción manual, la aplicación de una pomada con corticoides tópicos, o la circuncisión.

Terapia con corticosteroides tópicos

Este es un tratamiento eficaz en la mayoría de los varones. Estos ungüentos tópicos se utilizan para ayudar a suavizar el prepucio apretado alrededor del pene, y así facilitar la retracción.

Se aplica la pomada en las zonas afectadas dos veces al día durante entre 6 a 8 semanas que, junto a la retracción manual, permiten que el prepucio acabe pudiendo retraerse por completo. Una vez conseguido, los corticosteroides se interrumpen pero no la retracción manual; impidiendo que la fimosis se repita.

Circuncisión

La circuncisión masculina se refiere a la extirpación quirúrgica del prepucio. En general, esta operación no es necesaria para el tratamiento de esta condición, no obstante, en algunos casos raros el urólogo y/o pediatra puede recomendar esta cirugía debido a un fallo en los otros tratamientos, la fimosis patológica, parafimosis (prepucio pegado en la posición retraída detrás de la cabeza del pene), infecciones, o balanopostitis severa o recurrente.

Puntúa el artículo
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...