Cataratas

0

Las cataratas son la causa principal de la pérdida de visión en adultos de más de 55 años y la causa principal de ceguera en el mundo. Las cataratas adquiridas representan más del 99% de todas las cataratas. Las cataratas congénitas (de nacimiento) representan menos del 1%.

Una catarata es una opacidad que se produce en el cristalino. Éste es la lente natural y trasparente del ojo que permite enfocar los objetos próximos y lejanos. La forma del cristalino es capaz de cambiar. Esto permite que el cristalino enfoque sobre un objeto, esté cerca o lejos. A medida que una persona envejece, las proteínas en el cristalino comienzan a descomponerse. En consecuencia, éste se torna opaco. Lo que el ojo ve puede aparecer borroso, afectando de esta forma la agudeza visual de la persona.

Las cataratas se desarrollan de manera lenta y sin dolor. La visión en el ojo afectado empeora también de manera lenta. La opacidad leve del cristalino a menudo ocurre después de los 60 años, pero es posible que no cause ningún problema de visión. Hacia la edad de 75 años, la mayoría de las personas tienen cataratas que afectan su visión. La mayoría de las personas con cataratas tienen cambios similares en ambos ojos, aunque un ojo puede estar peor que el otro.

Existen varias enfermedades o factores que pueden acelerar la formación de las cataratas. Estos son:

  • Diabetes.
  • Inflamación del ojo.
  • Lesión en el ojo.
  • Antecedentes familiares de cataratas.
  • Uso prolongado de corticosteroides (tomados por vía oral) o algunos otros medicamentos.
  • Exposición a la radiación.
  • Tabaquismo.
  • Cirugía por otro problema ocular.
  • Demasiada exposición a la luz ultravioleta (luz solar).
  • En muchos casos, la causa de la catarata se desconoce.

Síntomas

Los problemas visuales pueden abarcar estos síntomas en diferente grados:

  • ojo-con-catarataSensibilidad aumentada al aumento de luminosidad (focos de coche, reflejo luz solar…).
  • Visión nublada o borrosa.
  • Dificultad para ver en la noche o con poca luz.
  • Visión doble.
  • Pérdida de la intensidad de los colores.
  • Ver halos alrededor de las luces

Pruebas diagnósticas:

Para diagnosticar las cataratas, se utilizan un examen oftalmológico estándar y un examen con lámpara de hendidura. Rara vez se necesitan otros exámenes, excepto para descartar otras posibles causas de visión deficiente.

Tratamiento

La intervención quirúrgica de las cataratas es en la actualidad un proceso muy realizado. Es rápido y se realiza con anestesia local (gotas en los ojos previo al inicio de la cirugia). La operación consiste en extraer el contenido del cristalino opacificado y reemplazarlo por una lente intraocular. La cirugía de catarata actual permite en numerosos casos recuperar una visión normal.

¿Existen alternativas a la cirugia?

En las cataratas incipientes se pueden tomar medidas paliativas como el uso de gafas de sol para evitar el deslumbramiento, o graduadas si se ha producido un cambio en la refracción. Pero el tratamiento definitivo de las cataratas sigue siendo el quirúrgico.

¿Cómo prevenir las cataratas?

A pesar del considerable esfuerzo de investigación en este campo, no existe ningún tratamiento farmacológico que prevenga o cure de forma efectiva las cataratas relacionadas con la edad. Es importante controlar las enfermedades que aceleran la formación de cataratas como comentamos antes en este artículo.

Cirugia

El procedimiento quirúrgico más común utilizado para la extracción de las cataratas es llamado facoemulsificación

facoemulsificacionEl oftalmologo profesional realiza un pequeño corte en el borde de la córnea (la parte frontal del ojo), inserta un instrumento pequeño que utiliza una sonda de ultrasonidos de alta frecuencia, el cual rompe el centro del cristalino opaco y cuidadosamente lo succiona y saca hacia afuera.

Después el cirujano reemplazará el cristalino por una lente intraocular (LIO), un implante de plástico, silicona o acrílico. El nuevo lente transparente permite que la luz pase a través de la retina y se enfoque adecuadamente. El LIO se convierte en una parte permanente del ojo. Tras colocar adecuadamente la lente se cierra la incisión. Pueden ser necesarios puntos o no según el tamaño del corte . Después de la cirugía, se protege a ese ojo por fuera.

Recuperación y resultados

Se trata de una cirugía ambulatoria en la gran mayoría de los casos, por lo que el paciente tras pasar unas horas en recuperación es dado de alta a casa ese mismo día.

Después de su cirugía, es muy importante ponerse las gotas para los ojos prescritas por su oftalmólogo para agilizar la curación. También deberá usar tapas protectoras para los ojos cuando duerme, y gafas de sol especiales para protección contra la luz brillante. Asegúrese de no frotar el ojo.

Su visión puede ser borrosa durante unos días o semanas después de la cirugía. Si experimenta algún dolor o pérdida de la visión, asegúrese de acudir a su oftalmólogo.

Riesgos y complicaciones de la cirugía de cataratas

Al igual que cualquier otro procedimiento quirúrgico, hay riesgos asociados con una cirugía de cataratas. Los riesgos y complicaciones pueden incluir: infección, sangrado dentro del ojo, aumento de la presión sanguínea dentro del ojo (glaucoma), inflamación de la retina, y pérdida de la visión (parcial o completa).

En algunos casos, la parte del lente que sirve de soporte a la lente intraocular (llamada la cápsula), puede tornarse opaca varios meses después de que la catarata se haya extraído. A esto se le llama “catarata secundaria”. Si esto ocurre y hace que la visión sea borrosa, su oftalmólogo hará una abertura en el centro de la cápsula opaca con un láser para permitir que la luz pase de nuevo apropiadamente a través del lente. A este procedimiento se le llama capsulotomía posterior.

  • Cada año en Estados Unidos se realizan más de 3 millones de cirugías de cataratas.
  • Alrededor del 95% de las personas que eligen la cirugía con lentes intraoculares estándar experimentan una recuperación total de la visión respecto a su estado anterior.
  • La cirugía de cataratas tiene una tasa de éxito general del 97% o mayor.
  • Alrededor del 95% de las personas que eligen la cirugía con lentes intraoculares estándar experimentan una recuperación total de la visión respecto a su estado anterior.

Publicado el: 06/05/2015 – Dr. M.Moana.

Fuentes

  • tuSintoma 
Compartir.

Dejar un comentario