Candidiasis

La candidiasis es una infección provocada por hongos. El tipo de hongo más común y frecuente que produce candidiasis es el denominado cándida albicans.

Síntomas.

Aunque pueda ser frecuente la aparición de estos hongos en personas físicamente sanas, existe un mayor número de afectados en enfermos con diabetes, sida o en mujeres embarazadas. Las infecciones por candidiasis se suelen dar en:

  • La boca.
  • Faringe.
  • Esófago.
  • Aparato digestivo.
  • Aparatos genitales.

En la mayoría de los casos, la candidiasis provoca enrojecimiento, inflamación y malestar. Si la infección no es tratada, estos síntomas pueden derivar en complicaciones graves.

Existen tres tipos de infecciones por candidiasis:

  • Infecciones superficiales.
  • Intermedias. Dentro de este tipo se encuentran:
    • La candidiasis oral. Esta es una patología que afecta comúnmente a los recién nacidos. Sólo se debe proceder a un tratamiento si el bebé sigue presentando síntomas pasados 15 días. También se presentan síntomas de candidiasis oral en niños de entre los 3 y 9 años de edad.
    • Vaginitis. Inflamación de la mucosa vaginal cuyos síntomas más característicos son la picazón, el ardor y la irritación de los tejidos, acompañada de una secreción vaginal de color blanquecina similar a grumos denominada leucorrea.
  • Profundas.

Causas

  • Uso externo de detergentes u otros productos con lactobacillus que pueden llegar a alterar la flora vaginal.
  • Uso de anticonceptivos orales.
  • Diabetes mellitus.
  • Uso de determinados antibióticos antibacteriales.
  • Existen determinadas enfermedades que se relacionan con la candidiasis:
    • Sida.
    • Cáncer.
    • Mononucleosis infecciosa.
  • Estrés.

Diagnóstico

El diagnostico de la candidiasis se realiza mediante un urocultivo. Se realiza un raspado (frotis) o examen microscópico de la zona por un médico especialista para determinar si el paciente padece candidiasis.

Tratamiento

El tratamiento consta de cuatro etapas:

  • Diagnosticar correctamente y a tiempo la infección.
  • Determinar los factores que provocaron la infección (enfermedades relacionadas, hábitos o estrés).
  • Reconocer el tipo de candidiasis que padece el paciente.
  • Utilización de los fármacos adecuados determinados por su médico.
Puntúa el artículo
Comparte con quien tú quieras...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page
Loading Facebook Comments ...