Aparato digestivo

0

El aparato digestivo es un conjunto de órganos y elementos que se encargan de la digestión. El proceso de la digestión es la transformación de los alimentos mediante la masticación.

A los alimentos que se ingieren se los denomina unidades complejas. Estas unidades son las proteínas, lípidos y glúcidos que contienen los alimentos. El aparato digestivo se encarga de convertir estas en unidades simples a través de las enzimas digestivas. De esta manera pueden ser absorbidas y transportadas por la sangre.

El aparato digestivo se divide en tres áreas para su estudio:

  • Intestino proximal, donde se encuentran los elementos como el esófago, la primera porción del duodeno y órganos como el páncreas, estómago e hígado.
  • Intestino medio, donde se hallan la segunda porción del duodeno, el yeyuno, el ciego, el íleon, apéndice y parte del colon.
  • Intestino distal. Aquí se ubican el resto del colon y el recto.

Recorrido del aparato digestivo.

Partiendo de la boca hasta llegar al ano, el tubo digestivo mide alrededor de 11 metros.

En la boca, y con ayuda de los dientes y glándulas salivales, los alimentos son triturados para luego pasar al tubo digestivo donde llegan ya transformados en bolo alimenticio. Este bolo alimenticio atraviesa la faringe, el esófago y llega hasta el estómago.

El estómago es el órgano encargado de segregar jugos gástricos y, mediante el movimiento el bolo alimenticio se trasforma en quimo.

Una vez concluida esta transformación el alimento o quimo pasa al intestino delgado. Este mide unos 6 metros pero se encuentra plegado sobre sí. Allí recibe glándulas intestinales, jugos del páncreas y bilis. De esta forma los alimentos continúan su degradación y transformación en sustancias simples.

Luego de su paso por el intestino delgado, los alimentos se alojan en el intestino grueso. Este posee un poco más de un metro y medio de largo. Su parte final de conoce como recto.

Enfermedades y síntomas relacionados con el aparato digestivo:

  • Colitis.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Ulcera péptica.
  • Cáncer de estómago.
  • Aerofagia.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Grastritis.
  • Indigestión.
  • Vómitos o náuseas.
Compartir.

Dejar un comentario